Desde el Lateral de Butarque

Orgullo Coruxista

Cargando...

Si hay un mensaje que se transmite mucho por Leganés es no olvidar nunca de donde hemos venido, y si alguien cunde con el ejemplo es la peña Orgullo 93 que, pese a ver fútbol de primera, sigue conservando como el primer día su gran vínculo con el entorno de Coruxo FC. Una amistad forjada en el barro de 2ªB que desde el Lateral de Butarque, estamos muy orgullosos de ser los primeros en poder contarla.

xxxxxxxxxx

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

Actualmente el CD Leganés vive días de vino y rosas entre los más grandes de nuestro fútbol. Sin embargo, hasta hace pocos años, lo normal no era mirar a los ojos a Real Madrid o Atleti, ni jugar en San Mamés o una semifinal de Copa contra el Sevilla. Lo habitual por entonces era ver por Butarque a equipos ilustres del bronce como el Caudal de Mieres o el CF Fuenlabrada. O jugar en campos embarrados y de escasas dimensiones como eran los de Marino de Luanco, Montañeros o Coruxo. Este último equipo es uno de los protagonistas principales de esta historia que llevaba tiempo queriendo contar desde que, en su día, Manuel Catena y su hijo Jorge, miembros de la peña Orgullo 93, me contaron su gran relación de amistad forjada en el barro con el conjunto verde y, aprovechando que en el último partido del Lega volvieron a visitarlos amén de ir a ver al conjunto pepinero en Balaídos, me puse en contacto con ellos para saber más sobre esta amistad y poder contarla, en exclusiva, en este modesto Lateral de Butarque de Pobla FM.

La peña Orgullo 93 celebra en O Vao el gol de Dioni Villalba en la temporada 12/13. Luego acabaría remontando el Coruxo (Foto: Orgullo 93)

 “El origen de esta relación – nos cuenta Manuel – data de la temporada 10/11 cuando siete pepineros decidimos irnos a la aventura hasta una parroquia de Vigo para ir a ver al Leganés contra un modesto equipo que acababa de ascender a 2ªB. El recibimiento que tuvimos fue inolvidable. Nos recibió el vicepresidente Jose Carlos Goberna y nos enseñaron sus instalaciones, haciéndonos una visita por O Vao, y llegando a conocer al presidente del Coruxo, para después acabar en el bar “Casa Darío” donde degustamos pulpo y diferentes productos gallegos. El recibimiento fue tal que Orgullo 93 decidió organizar la visita de su gente con la ayuda del club. Les abrimos la puerta, pisaron Butarque, y tomamos una chocolatada con los aficionados coruxistas desplazados y los miembros de nuestra peña”.

El siguiente año fue todavía mejor- sigue contando Jorge- de primeras movimos hilos tanto con Coruxo como con el Leganés para fijar un horario que nos permitiera realizar un gran desplazamiento aprovechando que la televisión gallega no lo televisaba. Ya te puedes imaginar la cara de Victoria cuando le dijimos que ya habíamos fijado la fecha y hora del partido. A ese viaje fueron representantes de todas las peñas existentes por entonces en el Leganés, y hasta del club como fue el caso de Dani Abanda. Allí estuvimos con la peña Jonathan Antúnez, hoy desaparecida, que nos recibieron con una mariscada de época, y de segundo una barbacoa bañada de albariño y licor café, rematando el día con una queimada y bailando a ritmo de gaiteros. Jamás olvidaré cómo nos bajaron del bar hasta nuestros alojamientos y/o zonas de fiesta un tanto perjudicados. Mención especial para Dario, el dueño hoy ya jubilado, que llevó en su vehículo hasta 8 pasajeros contando el conductor. Fue un fin de semana tan bueno que neutralizó nuestra derrota con aquel gol de Centrón porque, además de esa comilona, algunos acabamos bañándonos en la playa porque como ya sabes O Vao está pegado a la costa, con cruzar la calle ya has llegado".

Así pasó – continua Jorge – que cuando ellos nos visitaron, se lo devolvimos con una gran comida en la carpa del parque de Solagua, y en la última temporada que vinieron a Leganés ya la hicimos en el bar El Paso, sede de la Federación de Peñas, y tras aquello en tribuna siempre llevábamos junto a nuestros colores blanquiazules una gran bandera del Coruxo”.

Manuel Catena junto a Javier de Alcalá, cofundador de la peña Coruxistas de Madrid (izquierda), y Jose Carlos Goberna, vicepresidente del Coruxo (derecha) (Foto: Orgullo 93)

Es tal la unión que hay con los vigueses que Manuel, vaya donde vaya, siempre va con su bufanda a cada lugar que viaja con el Leganés, o posa con ella en los autobuses del equipo que visite Butarque. “Es mi manera de hacer ver que el Coruxo sigue presente con nosotros a pesar de que estemos separados por dos categorías. Ahora sólo nos queda poder verlos jugar por todos los campos madrileños desde que creásemos la peña Coruxistas de Madrid. Así como a lugares cercanos como Toledo, Guijuelo o Burgos”. De hecho – comenta Jorge entre risas – una anécdota que recordamos es de esta temporada cuando estuvimos por Fuenlabrada y nos hizo gracia leer desde la cuenta oficial del club que nos deseaban un gran regreso; si supieran que sólo íbamos a recorrer 7 km hasta Leganés”.

"Non mais lume" era el mensaje solidario de la peña Coruxistas de Madrid cuando visitaron al Unión Adarve tras los tristes incendios que azotaron la zona el pasado otoño (Foto: Orgullo 93)

Posiblemente el peor momento que vivieron en esta dilatada amistad fue cuando, tristemente, el conjunto gallego tuvo más repercusión en los medios por aquellos incendios en 2017 que calcinaron varias hectáreas en Galicia y Asturias. Un hecho que todavía Jorge recuerda sobrecogido.

Aquello fue muy duro, me afectó tanto que estuve a punto de coger un autobús o un tren para plantarme allí a ayudar. Esas noches no podía dormir y no podía dejar de hablar con ellos siguiendo el minuto a minuto. De hecho, antes de que los medios lo dijeran, ya sabía que iban a utilizar O Vao como refugio. Fragoselo que, para quien no lo conozca, es un campito similar al Anexo a Butarque, utilizado como campo de entrenamiento y por las categorías inferiores, quedó afectado en gran parte por esos incendios y, además, una furgoneta que la utilizaban para transportar material de Fragoselo a O Vao quedó calcinada que, además, salió en los medios. Por ello, cuando visitaron Madrid cuando jugaron contra el Unión Adarve, nos volcamos con ellos haciendo pancartas de ánimo para Coruxo y Galicia. Aquel fue un partido muy sentido por todos nosotros”.

Durante el pasado fin de semana – continua Jorge -  que fuimos a visitarlos con motivo del partido del Leganés en Vigo, nos llevaron hasta Fragoselo y vimos que, poco a poco, la hierba se está regenerando, aunque los árboles continúan con tono oscuro. La verdad que pienso que fue una suerte, dentro de lo malo, que sucediera en Galicia que es un lugar húmedo y lluvioso. Si llega a suceder en una zona donde no caiga tanta agua estábamos hablando de una tragedia mucho más grave.

Jorge Catena en el pasado partido que jugó el CD Leganés en Balaidos. El Coruxo siempre presente (Foto: Orgullo 93).

Han pasado 5 años desde que ambos equipos se enfrentaron por última vez, pero el hecho de que el Lega esté en primera no ha enfriado, ni mucho menos, esta gran amistad. Nuestros protagonistas siempre que pueden se acercan hasta allí a verlos jugar, o cuando el conjunto blanquiazul ha de visitar tierras gallegas como así sucedió el pasado viernes 14. Tanto Manuel como Jorge y otro miembro más de la peña estuvieron presentes en el 0-0 que sacó el Leganés de Balaidos y, por supuesto, hubo tiempo para visitar a sus amigos coruxistas.

El pasado fin de semana – dice Manuel – estuvimos nuevamente con Goberna, volvimos al bar Dario reviviendo tiempos memorables, además de regresar a Fragoselo donde vimos jugar a equipos de cantera del Coruxo, y charlamos con los jugadores de la primera plantilla sobre el gran apoyo que sienten cuando juegan en la capital tal como resaltaron Silva o el gran capitán Antón de Vicente. Al igual que tuvimos la suerte de poder estar con Amable, un gran aficionado verde ya nonagenario que se alegró por volver a vernos allí, como Jose, el encargado de llevar las Redes Sociales y web coruxista que no pierde ningún detalle de la actualidad del Leganés, como todos nuestros conocidos allí que ven nuestros partidos y los viven tanto como nosotros desde Butarque. Lástima que por tema de horarios no pudiésemos ver la victoria coruxista contra el Real Madrid Castilla, porque hubiese sido una visita mucho mejor de lo que ya fue de por sí”.

A ver si Tebas se tira el rollo – dice Jorge – y nos ponen un partido contra el Celta en sábado o domingo porque, hasta ahora, nos ha tocado jugar allí en viernes o lunes y no podemos hacer un viaje de antaño para reeditar aquellos de 2ªB viendo a nuestros amigos. Lo que es seguro es que - concluye - aunque ahora el fútbol nos haya separado, en su momento nos unió, nos une y nos unirá siempre esta amistad”.