Un año azul para la historia

Cargando...

La temporada 16/17 tocó a su fin para el CF Fuenlabrada, y repaso todo lo acontecido de la temporada con una carta emotiva para todo aquel que sienta, al menos un poquito, al equipo de la fuente del labrador.

xxxxxxxxxx

Quien me diría a mí, cuando hace casi un año cubría la actualidad del CD Leganés, que iba a poder contar en Pobla FM que ibais a hacer historia. Al principio reconozco que fue complicado bajar, de nuevo, a ese fútbol en estado puro que siempre me gustó de la 2ªB; y más cuando tuve tan cerca poder cubrir a un club de primera división. Pero viendo el equipo que, poco a poco, se iba formando con ex pepineros como Velasco o Paco Candela (tampoco me olvido de ti Guaje). Carbayones como Juanma, un "mestizo" de ambos clubes como Dioni. Y sobre todo que se incorporase alguien a quien siempre idolatré como Diego Cervero, unido a veteranos como Isma Gil, San José o Anuarbe, terminaron de seducirme y acepté cubrir para Pobla FM el proyecto más ambicioso que se recuerda del CF Fuenlabrada.

Aún recuerdo mis descuidos en los primeros partidos con el modo avión sin activar, cuando acababa de vivir en la Matapiñonera aquel sonrojante 5-1 con el Sanse, o cuando se caía derrotado en casa 0-2 contra el Navalcarnero. Como también el primer lleno de la temporada, tras ver como el Torres era ampliado, ante un Castilla que salió vivo del renovado estadio. (¡Qué adorables fueron los vecinos madrileños toda la temporada!)

Si algo disfruté fue cada vez que Antonio sacaba la tablilla, y yo me bajaba a pie de campo para entrevistar a los protagonistas que nos ponía siempre el club; pero sobre todo para dar a este Fuenla mi último aliento en cada descuento como si fuera un seguidor más.

Fueron pasando las jornadas, y evolucionaba profesionalmente al acompañar a los fuenlabreños en sus partidos a domicilio. Estadios emblemáticos como el Salto del Caballo, Las Gaunas, Carlos Belmonte, Lezama, o Las Llanas fueron testigo de mi presencia junto a vosotros. Y por supuesto Sagunto y Villanueva de la Serena, aparte de haber estado de refuerzo en todos los derbis madrileños.

El inicio no fue el más esperado por todos y a finales de octubre veía como se cambiaba de entrenador. Decíamos adiós a Josip Visnjic y saludábamos a su compañero en el Rayo, Antonio Calderón. Con el gaditano empezabais titubeantes, pero aquella derrota en Zamudio (4-2) marcaba un antes y un después en vuestra dura etapa ciclista que fui relatando a través de mi Instagram. Porque encadenasteis hasta 8 jornadas sin perder, teniendo en Valdebebas (otro derby más) la tijera que cortaba vuestra triunfal racha. De esos 8 partidos se me quedaba la espina de no poder ver cómo, con 9 jugadores, remontabais al Sestao en el 91 con aquel gol de Nana en plan épico. Aquello tuvo como consecuencia cambiar de móvil para no perderme un partido así. Pero por suerte sólo tuve que esperar 2 partidos en casa para poder disfrutar de aquella victoria heroica contra el Sanse, y con una inyección del Doctor Cervero esa espina quedaba extirpada.

Compartí junto a vosotros la cara menos amable del fútbol como es la de la derrota. Creo que por encima de todas señalo dos: la del Albacete (aún recuerdo mis gritos de "no es justo, no es justo"), y sobre todo la del Toledo con aquel penalti inventado por Brea Peón en el 93, y lo mal que lo pasamos todos en ese postpartido.

 

 

¿Y qué decir de vuestra travesía por la Copa RFEF?. El torneo que iba a ser para foguearos de cara al gran objetivo, pero sin comerlo ni beberlo pasasteis de autonómica a nacional. Y cuando nos dimos cuenta ya estabais viajando en AVE a Badalona, para asumir el reto de traer esta competición a las vitrinas de nuestra comunidad. Pero el Saguntino tenía los tanques de energía repletos de ilusión, y la ida mandamos el título a la "Lluna" (vaya paradita le hizo a Borja), para en la vuelta ver como en el estadio de Morvedre era testigo de la caída del Imperio Kiriko, pero ganábamos a unos amigos en Sagunto gracias al hermanamiento de las aficiones valencianas y azulonas.

Por supuesto también presenciaba en directo cómo le dabais un buen picotazo al queso manchego con aquel inolvidable 0-4 (esa acreditación ya es un tesoro), y sobre todo el partido de Las Llanas donde se decidió todo. Menuda semana que tuve pensando en el partido; con deciros que hasta mi novia me decía cosas y no me enteraba porque sólo tenía en la mente al Sestao, y cierta canción de The Killers que acabó plasmada como BSO de un video que realicé con la ayuda de grandes amigos. Esas caras de felicidad que teníais sobre el césped y, especialmente, esa celebración del playoff como si fuese la Liga de primera para un Fuenlabrada con el que hicisteis historia, ya forman parte de la memoria de muchos azulones; y vuestra felicidad es el mayor plus que se puede añadir en la nómina de final de mes; vuestra felicidad y un placaje que me hizo Cervero durante la celebración.

Ayer terminó la temporada para vosotros, tras jugar brillantemente contra un gran equipo como el Villanovense. Pero también finalizaba para mí el que ha sido mi primer año llevando la información fuenlabreña. Y si hace un año ponía en mi vitrina profesional un ascenso a primera con el Leganés, este año puedo poner (aparte del subcampeonato de la Copa RFEF) que fui testigo, junto a otros grandes compañeros, de que enseñarais a toda una ciudad que en 2ªB hay más vida tras la jornada 38; aunque sólo jugaseis una primera ronda.

Gracias por hacerme sentir partícipe de todos vuestros éxitos al igual que de vuestros fracasos. Gracias por vuestro cariño constante cuando veíais que me desplazaba junto a vosotros. Gracias por darme pie en ser vuestro altavoz para informar de toda la actualidad. Gracias por cada charla con cada uno de los periodistas que me han acompañado informando sobre vosotros, y en aquellos corrillos llenos de tertulias de los descansos. Gracias por las charlas tras las ruedas de prensa con pesos pesados del club como Pedro Díaz, o Ramón García Pajuelo. Gracias a cada aficionado por cada like, RT, comentario bueno, o malo, que me habéis dedicado en las RRSS; como también cuando una parte del público me coreaba y me ponía más rojo que la segunda equipación de la cantera. Gracias a Jesús Clemente, y a Tamara, por ayudarme a integrarme en el principio, como también le agradezco a Álvaro De la Rosa todas sus facilidades para trabajar junto a vosotros. Gracias también por haber podido estar presente en 28 de los 40 partidos posibles (más 5/16 de Copa RFEF). También me siento afortunado por haber podido ver en directo a todos vuestros rivales, salvo al Socuéllamos por ciertos eventos.

La temporada 16/17 toca a su fin, y con ello pongo a cargar de tinta mi pluma hasta la próxima temporada. No sin antes decir, con orgullo y humildad, que soy azul como ese cielo que me quedé cerca de poder tocar. Que soy también la fuente de fuerza, y el manantial del noble olivo que nos hizo caminar juntos sin parar. Que he cantado el himno con intención de haceros vibrar. Y por supuesto pasearé vuestro escudo hasta que alcancéis la gloria porque por eso... Soy de Fuenlabrada.