Desde el Lateral de Butarque

Un barco sin capitán

Cargando...

Martín Mantovani deja el CD Leganés. El capitán, y alma del equipo pepinero pone fin a un ciclo de oro de 5 temporadas desde 2ªB a primera división, con dos permanencias y una semifinal de Copa del Rey como bagaje en la élite del fútbol español. Desde el lateral de Butarque le escribo esta carta de despedida y, agradezco a la Federación de Peñas del CD Leganés, especialmente a José Luís González y Cristina Calderón, por poder compartir en Pobla FM su video homenaje al 5 blanquiazul.

"¡Hola! acá estoy te habla tu corazón, sí el que está siempre con vos. Al que tanto ejercicio le haces hacer y el que tanto pasa con las pretemporadas y los entrenamientos. Hoy tenés una cita importantísima, una cita de la que estaré muy orgulloso por lo que va a pasar. Por mí no te preocupes porque hoy más que nunca voy a estar junto a ti, voy a hacer que estés a mil y tu cuerpo va a responder a todo. A cada estímulo, a cada choque, a cada carrera y a todo lo que tengas por delante. Quiero que estés tranquilo porque estás muy preparado porque para esto has hecho tanto esfuerzo durante todo el año. Quiero que estés más tranquilo porque estás muy preparado. Ten presente que siempre fuiste más fuerte, que nunca le diste la espalda a los diferentes obstáculos que el fútbol te puso y que hoy, es momento de levantar todo lo cosechado.

Hoy como todo el año no vas a estar solo, tendrás más corazones que te van a apoyar. Seremos muchos, muchísimos, más de lo que te imaginas, tu familia, tus amigos, tu pareja, toda tu ciudad que hace que esta ilusión sea mucho más inmensa. Quizás pases malos momentos, quizás te golpees duro, pero cuando todo sea adverso te darás cuenta que no estás solo. Anímate y apoya a tus compañeros, a esos que lo dan todo por ti porque serán ellos quienes te levanten cuando flaquees. Levántate y aprieta los dientes y tira para adelante porque ya lo has hecho más de una vez.

Chicos, estoy muy orgulloso de cada uno de vosotros, sois la polla, sois muy grandes, salgan a disfrutar, a darlo todo y no dejen nunca de creer. Pase lo que pase hoy siempre estaré orgulloso de vosotros porque en la batalla más importante siempre dieron todo lo que tenían. Si perdemos seguiremos siendo los mejores, pero si ganamos… vamos a hacer historia carajo ¡VA! ¡¡¡1,2 Y 3 LEGANÉS!!!"

[anuncio id="8"]

Hola Martín, ¿Te acuerdas de esta arenga que diste? Era tu último gran estertor en Anduva antes de que un equipo, y una ciudad, subieran al cielo de primera en aquel inolvidable 4 de junio. Esta fue la primera arenga de muchas que vinieron después. Unas arengas que se hicieron habituales como tus pelucas en cada celebración pepinera, blanca en Hospitalet y azul en Miranda y Butarque tras lograr la permanencia cuando nadie daba un duro porque el modesto Leganés se salvase.

Quién nos iba a decir que ese jugador argentino que durmió en un aeropuerto en busca de una oportunidad futbolística en España, y que llegó de rebote a Butarque desde mi querido Real Oviedo, tras salir por la puerta de atrás por culpa de un estafador, se iba a convertir en alguien tan querido y carismático en el CD Leganés como en su día lo fueron otros.

Contigo y con Asier hemos vivido los mejores años de los 90 que está a punto de cumplir el club. Tuyo fue ese gol al Lleida que cerró aquella herida que teníamos los pepineros abierta desde ese nefasto 2 de junio de 2013; un día que, paralelamente, viviste muy feliz tras haber eliminado al Albacete gracias al gol salvador de Manu Busto, e ignorante de que te ibas a convertir en un símbolo en la zona sur de Madrid.

Con la camiseta blanquiazul has vivido muchos buenos momentos como los de Hospitalet y Anduva. Te partiste la cara y la cabeza literalmente por estos colores, y dignificaste la figura del capitán a base de sentimiento, trabajo, y compromiso, ¡mucho compromiso! como cuando hiciste la apuesta de teñirte el pelo azul y blanco si el equipo conseguía el ascenso y que, además, creaste tendencia entre la afición aquel verano de 2016 imitando ese look tan original. Lo único que te quedó por conseguir en Butarque fue haber podido hacer realidad la foto que te hiciste en el museo de cera por aquella campaña publicitaria de la Copa del Rey. Pero nadie te quitará el haber conquistado el Bernabéu el pasado enero tras, previamente, haber realizado otra arenga para la historia pepinera.

Martín Mantovani, algo más que un jugador para el CD Leganés.

Hoy, 14 de mayo, un año justo de ese histórico partido en San Mamés, se confirmó tu salida del Leganés. Te vas después de haber completado 166 hojas del cuaderno de bitácoras blanquiazul. Una salida que, junto a la de Asier Garitano, cierran algo más que un glorioso ciclo, devuelven al Leganés al frío invierno a la vez que se desquebraja, todavía más, un escudo que en seis días se quedó sin los dos laureles que lo adornan.

Pero lo peor no es el día de hoy ni el miércoles con tu despedida ante los medios, lo peor será este sábado que en vez de vivir el partido contra el Betis como una gran fiesta pepinera, será un auténtico velatorio por la marcha del capitán, y del teniente que han llevado este modesto barco blanquiazul desde las profundas, y turbulentas aguas del bronce, hasta la brisa marina de la primera división.  

Martín, quiero que sepas que con tu marcha el Leganés se queda huérfano. Huérfano por la ausencia de tus arengas. Huérfano por perder a ese jugador referente que tiene cada equipo. Huérfano por el carisma que siempre desprendiste. Huérfano de un líder que nos guio en los momentos más complicados. Huérfano de un capitán que lo era dentro y fuera del terreno de juego. Huérfano del director de orquesta que nos dirigía con su batuta en cada “Sha la la la lalalaaaa” que coreábamos, y que hoy parece el flameado de Moe por estar en cualquier estadio español; a la vez que con tu ausencia la próxima temporada será muy difícil que la afición recupere esa sonrisa perenne que tuviste en cada foto que te hiciste junto a ellos. Como también será muy difícil retomar el cuaderno de bitácoras que dejas como herencia al nuevo capitán que porte el brazalete cada partido.

Martín, para ir finalizando esta carta sólo quiero darte 14940 veces las gracias. Una por cada minuto que has defendido los colores de nuestro equipo, multiplicadas por 9 que fueron los goles que anotaste en el Lega, y menos 1 por ponerle a más de uno el trasero prieto tras aquel penalti en Oviedo que detuvo Serantes. Y al igual que le dije a Asier hace una semana, dejas un gran legado en el club pero también, una gran responsabilidad para aquel osado que decida utilizar el dorsal numero 5 pepinero. El de Martín Mantovani, el capitán del barquito que se convirtió en trasatlántico.