Una permanencia de Champions

Cargando...

Finalizada la temporada 16/17, es hora de hacer balance del estreno en primera del CD Leganés con mi opinión más personal sobre el conjunto pepinero

xxxxxxxxxx

JOANSA 1200 200

Hace un año cuando muchos estábamos en pleno éxtasis, según presentaba Serantes a los jugadores que lograron el histórico ascenso a primera, muchos pensábamos si sería o no un paso efímero por el cielo de primera, viendo el potencial que se avecinaba. Un año después volvíamos a contemplar el shalalalalalalaaaa, esta vez sobre las gradas de Butarque liderados de nuevo por Szymanowski. El jugador que la anterior jornada marcaba en San Mamés otro gol para la historia pepinera al nivel de los de Guaje o Insua.

Una permanencia que a muchos nos supo igual que ganar una liga o una Champions por lo meritoria que fue. Y más cuando el pasado verano, en plenas vacaciones, estuve un rato hablando con un mediático aficionado, y como llevaba puesta mi camiseta del Lega le pregunté cómo veía a los pepineros, y su respuesta fue que la disfrutásemos porque le daba que sería subir y bajar de categoría. Pero resulta que el bravo equipo de Asier Garitano no pisó la zona roja durante las 38 jornadas del campeonato (el único que lo hizo en toda la historia de la liga), haciendo tragarse esos pronósticos a este aficionado, y a otros como él; o a ciertas máquinas diabólicas que vaticinaban el descenso del conjunto blanquiazul.

Lograrla no fue tarea fácil porque hubo baches durante el camino, tales como no planificar bien el capítulo de fichajes, porque aunque se lograba acertar con las llegadas de Machís (qué importante fue su tanto contra el Granada), las de Diego Rico, o la de Rubén Pérez, pero la delantera no fue lo que muchos esperaban. La plaga de lesiones que se cebó con el primer equipo, y hubo que tirar bastante del equipo de tercera. Filial que, por cierto, hizo un temporadón en su retorno al grupo VII, quedándose a un gol del playoff de ascenso. Pero como el estudiante que suspendió en junio y aprueba en septiembre, el Leganés se resarcía en invierno trayendo jugadores determinantes para lograr la permanencia como lo fueron Tito, El Zhar o especialmente Siovas, todo un referente para la afición pepinera.

Lo mejor y lo peor de la 16/17

Ahora que la liga ha finalizado, miramos atrás y nos viene al recuerdo el estreno contra el Atletico, el gol de Victor Diaz en Vigo, los que hizo Gabriel Pires a los dos gigantes en Butarque, el multitudinario viaje al Bernabeu, las goleadas en casa, los meritorios empates en Sevilla y San Sebastián, el gol de Szymanowski en Bilbao, o la entrada en el olimpo de la antigua Egaleo de Siovas, y especialmente de Iago Herrerin, que cuando Serantes se despidió de la temporada, le prometió que le dejaría la portería en primera y lo cumplió. Aparte de la implicación que tuvo en todo momento con los blanquiazules, como en sus declaraciones postpartido en Villarreal.

Pero también hubo cosas no muy buenas. Porque aparte de la citada lesión de Serantes, hubo que decir adiós prematuramente a Rober Ibáñez con su lesión contra Osasuna, la eterna baja de Koné donde esperamos que la próxima campaña tenga más oportunidades de demostrar su valía. Los errores arbitrales como la mano de Bakambu, el penalty de Mantovani, o los arbitrajes de Ocón Arráiz. Las duras derrotas en casa contra Celta y Sporting, o la más cruel contra el Espanyol en el 92, cuando el equipo mereció mucho más; o el siempre eterno debate entre los partidarios y los detractores de Asier Garitano. Entrenador que, por cierto, ha ganado el premio Miguel Muñoz dando una lección a otros clubes impacientes que si tienes paciencia con las semillas te acaban dando el fruto.

Y mención especial para toda la afición, porque hicieron que Butarque fuese el estadio con mayor porcentaje de público de los 20 equipos de primera, demostrando que la legamania sigue en su máximo esplendor.

Pensando ya en la 17/18

La próxima temporada no sabemos qué deparará, ni tan siquiera si podríamos tener un primer derby del sur en primera. Lo que es seguro es que el CD Leganés cumplirá 90 años en una situación inversamente proporcional a sus 80 con aquel equipo arrodillado.Y por ello ya empieza a movilizarse renovando al director deportivo Txema Indias, y designando al ex jugador, Martín Ortega como director general del club. Todo para prolongar, aún más, el sueño de primera que nadie del entorno pepinero quiere que acabe. Pero hasta que llegue el comienzo de la nueva temporada es hora de disfrutar el verano como se merece: luciendo los colores blanquiazules por cualquier rincón, y reivindicando que el Leganés sigue siendo de primera.