Desde el Lateral de Butarque

Unos alpinistas sanos y (casi) salvos

Cargando...

Una vez que los alpinistas de Garitano llegaron a la base de la montaña, regresó la victoria a Butarque para dejar la permanencia casi asegurada. Esta fue mi opinión pasada por agua desde el lateral de Butarque.

xxxxxxxxxx

Un mes, ese ha sido el tiempo que ha tenido que pasar para que el CD Leganés haya tardado en descender la ilusionante montaña de la Copa del Rey y volver a la tierra firme de la realidad. Un mes que ha dejado grandes complicaciones en los alpinistas pepineros tal como nos advirtió Asier Garitano. Unas complicaciones tan dispares como no estar provisto de una buena armería, la escasez de oxígeno a 743 metros de altura desde Montilivi, dificultades al clavar el piolet por la nieve acumulada desde diciembre; o el reciente alud que provocó Antoine Griezmann en el Wanda Metropolitano.

Y un mes después gracias a la victoria 2-0 contra el Málaga ese peligroso descenso finalizó. Pero a pesar de este triunfo también hubo que sufrir varios fenómenos hasta alcanzarla como la presión acumulada tras el pinchazo el anterior partido en casa contra Las Palmas, el miedo por la obligación de ganar este encuentro ante el duro calendario que espera en las próximas jornadas, el mosqueo por la actuación del colegiado Iglesias Villanueva tras señalar como penalti el famoso piscinazo de Neymar; y, sobre todo, la lluvia incesante que quitó casi media entrada al estadio de Butarque pero, a pesar de ello, hubo 7000 almas que dieron todo por el Lega a pesar de la climatología.

JOANSA 1200 200

Conscientes de lo que había en juego, el Leganés salió avasallando a su rival gracias a la velocidad de unos destacados Zaldua y Rico subiendo el balón por los laterales, o la gran actuación del “Duo Cuscus” desde los extremos; por ello, a los 7 minutos El Zhar dispondría de la primera gran ocasión, pero su disparo se fue rozando el poste provocando que algún aficionado resbalase en la grada al lamentarse por la oportunidad perdida debido a los charcos acumulados. Sin embargo, coincidiendo con el momento que más apretaba el agua caída sobre el cielo de Butarque, el partido iba a bajar en intensidad debido a que los de Garitano entraron en un ligero bache de juego, provocando que los tiros a portería escasearan en toda la primera parte. Fue ahí cuando aprovechó el Málaga para quemar los pocos cartuchos que tuvieron en el partido, cartuchos que la habitual seguridad de Rubén Pérez en el centro del campo, y el siempre incombustible Bustinza se encargaron de apagar; sin olvidarnos de la gran intervención que hizo Pichu Cuéllar a Rolán que quien sabe lo que pudo haber llegado a pasar.

La imagen que los aficionados pepineros deseaban ver un mes después. El marcador de Butarque anunciando una nueva victoria del CD Leganés.

Por suerte para los aficionados presentes la climatología respetó durante casi una hora y, a partir de ahí el Leganés fue otro equipo con respecto a lo que vimos en el primer acto. Y es que en cuanto uno empieza a probar al portero rival, tarde o temprano acaba acertando y Eraso lo consiguió en apenas 10 minutos tras la reanudación. Pero, en honor a la verdad, es cierto que la jugada arranca en fuera de juego, lo que me hace pensar si ese error provocó que Iglesias Villanueva no quisiera señalar el penalti cometido sobre el 17 pepinero que tuvo como consecuencia la expulsión de Asier Garitano por sus protestas continuas. Una jugada que, por suerte, no hubo que lamentar porque poco antes, Nordin Amrabat culminaba el gran partido realizado logrando ver portería por primera vez esta temporada. Un tanto que no quiso celebrar por su pasado malaguista y que, además, al término del encuentro fue a pedir perdón a los que fueran sus aficionados yendo a su fondo y regalándoles su camiseta, todo un detalle por parte del jugador marroquí.

Con el 2-0 los casi 7000 valientes que acudieron a Butarque respiraban aliviados y empezaron a celebrar una victoria que supondría mucho más que tres puntos. Supone practicamente poder celebrar el 90 aniversario en la máxima categoría, y acabar con un duro descenso copero que ha supuesto estar sin poder celebrar un triunfo durante un mes; el tiempo transcurrido desde ese “hermoso” partido contra el Espanyol tras la resaca del Bernabéu.

Y para finalizar, ahora que volvemos al ritmo de domingo a domingo (excepto la semana que toque visitar al Villarreal) y viendo la dinámica que llevan los 4 últimos clasificados, este Leganés podría rubricar con una sola victoria más su UNICO objetivo que no es otro que la permanencia, para así poder disfrutar sin sobresaltos de ver jugar al conjunto pepinero en primera división (espero que con minutos para Serantes), y con un buen sabor de boca por haber hecho una muy digna temporada, dejando la fantasía del Eurolega para el modo carrera o la Liga Máster de los videojuegos.

Foto portada: CD Leganés