El tren del fútbol sala que Tijerín no dejó escapar

Cargando...

Eduardo Tijerín se marchó a Birmingham para jugar al fútbol sala en Inglaterra y vivir una experiencia única. Un país extranjero, una cultura nueva y un idioma diferente. No todo fue sencillo para él en sus inicios en el territorio anglosajón, aunque nunca ha tirado la toalla para hacer lo que más le gusta: disfrutar del fútbol sala. Donde sea.

xxxxxxxxxx

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más.
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino,
sino estelas en la mar.

El poema de Antonio Machado no puede ser más acertado para el protagonista de esta historia. Pasó de estar disfrutando del fútbol sala en el sur de Madrid a, de repente, cambiar de casa, de país, de cultura y de costumbres. Muchos no estaríamos preparados para un cambio de aires tan grande en un período corto de tiempo. Nuestro protagonista sí lo estuvo y afirma que no se lo pensó dos veces cuando tuvo la oportunidad. Ahora defiende los colores del Oxford City Lions, pero su primera parada se produjo en Birmingham.

FERRETERIA ORTIZ 1200 200

Eduardo Tijerín estaba jugando en la tercera división española con el Futsal Pinto cuando le llega la oportunidad de marcharse al Reino Unido. A mediados de enero recala en el Birmingham Futsal Club, que milita en la primera división inglesa. Pero el país anglosajón no fue la primera opción. “Después de estar a punto de cerrar un acuerdo con un entrenador de la liga francesa, el Birmingham me ofreció ir allí y la oportunidad de aprender inglés y salir de casa”, admite Tijerín. Quiso salir de su zona de confort y comenzar una aventura que no sabía lo que le iba a deparar.

El 15 de enero Tijerín hace las maletas y coge un avión para ir a Birmingham. Un equipo nuevo. Una ciudad nueva. Un país desconocido. Un idioma que no controla. Todo parecen trabas y más trabas a pesar de que él ya ha tomado la decisión de jugar allí, al menos lo que quedaba de temporada. Pero él lo tiene claro. Quiere disfrutar del fútbol sala a toda costa. En Birmingham estaba Iván Sanz, una de las personas que ayudó a nuestro protagonista a dar el paso adelante: “Hablé con Iván para saber si estaba contento allí y me animó a tomar la decisión”.

Primera parada: Birmingham

El fútbol sala es un deporte minoritario en Inglaterra, por no decir casi inexistente. Ha comenzado a practicarse desde hace relativamente poco desde un ámbito cuasi profesional. Por tanto, triunfar en Inglaterra jugando al fútbol sala es una tarea casi imposible. Aunque allí han jugado multitud de jugadores españoles, no es fácil adaptarse al estilo de vida ni al nivel de la liga inglesa.

El Birmingham me ofreció ir allí y la oportunidad de aprender inglés y salir de casa

Antes de cambiar de aires, Eduardo Tijerín ya estaba escribiendo su propio nombre en el fútbol sala madrileño. En la temporada 2015-16 había conseguido el ascenso a la División de Honor juvenil con el Leganés FS y había debutado con el primer equipo en 2ªB. Al año siguiente decidió marcharse al FS El Álamo para poco después continuar con su progresión en el equipo de su ciudad, el Futsal Pinto.

Pero todo esto sucedió antes de llegar a Inglaterra. No todo fue un cuento de hadas para él cuando llegó a Birmingham. La adaptación le costó un tiempo por un cúmulo de diversos factores. Era un recién llegado, el equipo encajó una serie de malos resultados, hubo un cambio de entrenador… Hasta incluso sufrió una lesión. Por lo que se vio obligado a empezar otra vez de cero prácticamente.

Tijerín -el cuarto desde la izquierda-, con sus antiguos compañeros del Birmingham Futsal Club | Imagen cedida por Eduardo TijerínAdemás, el Birmingham Futsal Club no ponía todo de su parte según él: “El equipo me ayudó mucho a adaptarme, pero no hacían realmente lo suficiente por los jugadores. Vivíamos en situaciones complicadas y no nos ofrecían grandes cosas”, comenta Tijerín. No obstante, tuvo la suerte de vivir al lado de otros jugadores españoles y de entablar una fuerte amistad con ellos, algo que le ayudó muchísimo en su estancia en la ciudad de Birmingham.

De Birmingham a Oxford

En la media temporada que juega para el Birmingham Futsal Club, Eduardo Tijerín disputa ocho partidos de liga en los que anota cinco goles y logra la cuarta posición en la FA National Futsal League con su equipo. A pesar del buen rendimiento que da, Tijerín decide irse del equipo y ficha por el Oxford City Lions, que en la temporada anterior había quedado sexto, es decir, por debajo del Birmingham Futsal Club.

Aunque parezca una decisión errónea, lo cierto es que Tijerín no duda ni un ápice en desplazarse hasta la ciudad universitaria después de su paso por las Tierras Medias Occidentales. “En Oxford también me trataron genial desde el primer día y me di cuenta de que había un grupo con muy buenas personas de las que iba a aprender dentro y fuera de la pista”, dice el futbolista pinteño. Tijerín, asimismo, admite que la adaptación fue mucha más sencilla gracias al apoyo de su entrenador nada más llegar: “El entrenador me ha dado mucha confianza desde el primer día y siento que tengo mucha responsabilidad dentro del equipo y en la forma en la que jugamos”.

En Oxford encuentra mejores condiciones que en el equipo de Birmingham, lo que se une a la gran tradición del club con los jugadores españoles, pues el entrenador es el español Enrique Guillén. De hecho, en la temporada 2015/16 el Oxford City Lions se convertía por primera vez en campeón de la FA Cup con hasta once jugadores españoles. Así pues, el cambio de aires hacia Oxford parecía el adecuado.

Protagonista directo del crecimiento del fútbol sala

Respecto a los objetivos del Oxford City Lions esta temporada, el ala es sincero. Cree que esta temporada ya es prácticamente imposible llevarse el título de liga por el gran nivel que está mostrando el London Helvecia, que ha ganado los once partidos que ha disputado. De hecho, el equipo inglés acaba de realizar un fichaje estelar con la llegada de Iván Moreno desde el Movistar Inter.

Los londinenses están esta campaña un escalafón por encima de todos para Tijerín, pero es ambicioso en cuanto a las aspiraciones de su equipo: “En la liga deberíamos quedar entre los tres primeros y también deberíamos hacer un buen papel en la copa llegando, por lo menos, a la final”.

En la temporada 2015/16 el Oxford City Lions se convertía por primera vez en campeón de la FA Cup con hasta once jugadores españoles

La plantilla del Oxford City Lions está compuesta por siete españoles (incluido Eduardo Tijerín), además del entrenador, Enrique Guillén. Según dice el futbolista madrileño, el entrenador español “es una persona con mucho nombre en el fútbol sala de Inglaterra y está haciendo una gran labor por este deporte allí”. Entre esos españoles el ala destaca a Luis Audibert y a Julio García Ramón. Otro de los compañeros de Tijerín es el guardameta Mindaugas Labuckas o ‘Mindo’, como lo conocen allí, que es internacional con Lituania e incluso ha disputado la ronda preliminar de la última Eurocopa y de la última Copa del Mundo con el país báltico.

El futbolista madrileño observa a su rival durante un partido | Imagen cedida por Eduardo Tijerín

El nivel de la FA National Futsal League no es muy alto, similar al de 2ªB o 3ª que existe en España, aunque el fútbol sala está creciendo poco a poco en el país anglosajón. Tijerín cuenta que las instalaciones son bastante buenas, pero que las pistas no son de fútbol sala y contienen muchas líneas que impiden la correcta práctica de este maravilloso deporte. Además, los medios de comunicación no suelen hablar demasiado del fútbol sala, por lo que las fuentes informativas son escasas. No obstante, la BBC ya ha retransmitido algún partido de la selección inglesa, un paso muy importante para el crecimiento del futsal.

Oxford, su nuevo hogar

En cuanto a una posible vuelta a España, Eduardo se encuentra muy cómodo en el país anglosajón. Lógicamente echa de menos muchos aspectos de la vida que llevaba aquí, pero ahora mismo está a gusto en Oxford. “Ahora mismo intento no plantearme lo que haré en el futuro porque queda mucho y quiero seguir disfrutando mi tiempo en Oxford”, dice. El habilidoso futbolista añora a su familia y a sus amigos, aunque admite que en Inglaterra ha construido una vida en todo el tiempo que lleva allí.

Es obvio que no es fácil realizar un cambio tan drástico en tu vida de la noche a la mañana. El viernes estás paseando por las calles de Madrid y el lunes lo haces por las de Oxford. En un país y una cultura muy diferentes. Salir de la zona de confort nunca es sencillo, y menos en el mundo del fútbol, pero Tijerín arriesgó.

Y por el momento le está saliendo bien. Está viviendo una experiencia tan única que aún no se plantea volver y no piensa en lo que vendrá. Carpe diem, parece decir con su historia. Su historia es una lección de vida. Él sabía que no iba a ser fácil. No siempre se gana cuando arriesgas, pero siempre se pierde cuando no lo haces.

FERRETERIA ORTIZ 1200 200