Ruedas de Prensa Virtuales | TINO PÉREZ

Tino Pérez: "Necesito el mayor nivel de compromiso"

Cargando...

El técnico ha concedido una Rueda de Prensa Virtual ante los medios de comunicación para dar su visión sobre la situación actual del club y de la competición y mostrar su posición al respecto.

xxxxxxxxxx

Tino Pérez, durante algo más de media hora, ha respondido a la prensa. Ha comenzado valorando la temporada actual: “De momento, muy positiva, es evidente que faltaba el tramo más importante, el último objetivo. Llevábamos una temporada bastante regular, no era fácil y estábamos primeros en la clasificación. Hemos estado tanto al acabar la primera vuelta, como durante casi todas las jornadas, y las que no estábamos empatados con el Barça, con lo cual muy satisfecho con esta temporada regular”. También ha querido ponerle nota y hacer autocrítica de las competiciones ya disputadas: “Ahora mismo estaría en bien. Para mí el torneo donde creo que no estuvimos bien fue la Copa, donde perdimos en Talavera. Creo que el equipo no era el equipo que tenía que ser, pero hemos perdido en Copa con el Viña Albali, creo que haciendo un gran partido, donde al terminar el partido y después de verlo y re-verlo y re-mirarlo, creo que tuvimos muchas ocasiones y fuimos mejores, solo en el resultado. Esto tiene unos motivos, por qué te plantas delante del portero y no la metes, son cosas a estudiar, o por lo menos a mí me interesa siempre saberlas. En cuanto a juego, ocasiones y todo no tengo nada que reprochar, y de hecho, tantos meses después, no lo he hecho a mis jugadores. En cuanto a Liga, era inicialmente una incógnita y creo que se han comportado muy bien, hemos sido, y lo he ido diciendo cada semana, en cada rueda de prensa, en la mayor parte de los partidos hemos sido mejores que nuestro adversario. En unos hemos sufrido más, en la segunda vuelta estábamos sufriendo un pelín menos, el equipo tenía que cambiar tantísimas cosas, bueno, algunas cosas importantes, y normalmente estos equipos que se lo juegan todo a final de temporada, alargan ese proceso y hasta ahora estoy muy contento con ese proceso, no en vano nos ha dado los resultados. No era fácil, desde pretemporada pensar que íbamos a andar tan regulares, primer puesto durante casi 23 partidos. Creo que ya dice más o menos, un 60 y tantos por ciento, un 70, te dice cómo está el equipo”.

Además, considera que “ahora es el mejor momento, ahora se está todo concretando, que es lo que faltaba. Por eso teníamos en mente tantas planificaciones, tantos escenarios. Afortunadamente se da uno, que para mí es uno de los mejores dentro de esta vorágine, uno de los más coherentes. Se lleva regular cuando estás dos meses y medio totalmente parado, no hay tiempo para realizar una pretemporada. Hay un montón de situaciones deportivas que no son idóneas, pero que evidentemente obedecen a esta situación y que tenemos que aceptar, nos gusten más o nos gusten menos. Y nos tenemos que preparar de la mejor manera posible para ese Playoff. En cuanto a la temporada siguiente, afortunadamente, viendo un poco cómo se desarrollada, estábamos trabajando y tenemos el equipo más o menos fichado, con lo cual tampoco sería un problema. Imaginaros esa situación si se juega en julio. Jugadores que tenemos fichados, están jugando con otros equipos; no es una situación tampoco, que yo vea muy justa; por eso, estoy tan a favor de jugar antes del 30 de junio”.

El técnico admitía que “prefiero jugar en junio que en cualquier otra fecha. Además, creo que es lo justo, jugar con los jugadores de esta temporada, hasta el 30 de junio, como si fuera un playoff, que para mí ni siquiera es un playoff, es una cosa diferente. Mejor en esta fecha que en una peor”, ya que de entre todos los escenarios posibles, julio parece antojarse más complicado aún por la situación de los jugadores que marchan: “Movistar Inter tiene claro que no iba a poner en juego el riesgo de los jugadores que ya han firmado contrato con otros clubes, que no podemos interferir en ellos. Desde el principio teníamos claro que no iban a competir aquellos que no continuaran con nosotros el año próximo, que no íbamos a arriesgar el hecho de que se pudieran lesionar y que esto les ocasionara algún perjuicio en el nuevo contrato que han firmado o apalabrado, no lo puedo concretar. Pero para curarnos en salud, decidimos que si el Playoff se jugaba más allá del 30 de junio, tenemos un equipo joven muy bueno y nos ayudaría a completar los jugadores para poder competir en el caso de que fuera julio”. Además, añadía que ve imposible jugar en julio y confirmaba un fichaje del club: “La probabilidad que veo es que en julio no se va a jugar. Pienso que no. Hacia mis adentros, pienso que es imposible que se pueda jugar en julio. Mi esperanza es que se juegue en junio, porque creo que es lo más lógico, por el tema de contratos, por el tema de la profesionalidad de jugador. Expones al jugador a jugar con un equipo que ya, en teoría, ha firmado con otro. Mis jugadores que yo he fichado, Boyis, el otro y el otro, ¿qué  hacen jugando con sus equipos, poniendo sus contratos en la misma situación de mí para ellos y de ellos para mí? No lo veo, no lo contemplo. Jugar en julio sinceramente es que no lo contemplo, solo contemplo jugar el 22 o 23 de junio”. Reiteraba que “no es una decisión solo de Tino, es el club el que, para no poner en riesgo de esos jugadores que llevan también muchísimo tiempo aquí, no quiere interferir, ni quiere arriesgar, ni quiere exponerlos a una situación que no sea la normal. Hasta junio como cualquier otro año, los Playoffs se juegan en junio y se puede lesionar cualquier jugador, pero julio ya Movistar ha dicho que no, lo tiene claro, lo tenemos pactado, los jugadores lo saben, están tranquilos por ese aspecto y ya está. Prefiero jugar con el filial”.

De igual manera, no ve viable, en caso de que los Playoffs se disputen más tarde del 30 de junio, jugar con los jugadores ya fichados: “No se puede, no lo permite la Federación, no te abre la ventana de fichajes. La Federación solo ha dado dos fechas, en ningún momento ha permitido jugar con jugadores nuevos. Además lo pone bien claro, que hay que jugar con jugadores con contrato vigente. La única opción de jugar en julio es que alargues un subcontrato, que eso sí que te lo permite la Federación, o algo así. En principio es que ni lo contemplamos. Por supuesto, Movistar es que ni lo valoró, vio que podía poner en riesgo o interferir en ese próximo contrato de cualquiera de los jugadores que se marchan y no queremos competir con nadie que termine. A partir del 30 de junio, el 1 de julio están libres lo que terminan contrato y de vacaciones. Y el resto seguiremos entrenando para competir con los del filial. Vamos a ver la fecha del filial, no la sé. Si no buscaríamos, entre el equipo filial y nosotros, la manera. Comienzan la semana que viene, incluso nos van a ayudar a entrenar. Si coinciden la fecha, buscaríamos restar los menos jugadores posibles al filial para tampoco entorpecer su trabajo ni su trayectoria, pero buscar un equilibrio”.

Sin embargo, si de él hubiese dependido la conclusión de la temporada, lo habría planificado de manera diferente: “Yo, si tengo que jugar un Playoff, lo hubiese jugado un pelín más largo. No sé hasta qué punto hubiese imitado el del basket, porque hay equipos como el noveno y el décimo que también tienen derecho a pedir que se juegue la liga regular porque también tienen opciones de ser octavos, séptimos. Creo que es injusto para todos. Dentro de eso, habría buscado, no sé si ampliar de 8 a 10 o 12, una liguilla, otra situación. Si juego solamente un playoff con los ocho primeros, habría puesto dos partidos por eliminatoria, me parece más justo”.

En relación a los otros clubes clasificados, considera estar en cierta desventaja: “Es evidente que hay tres clubes que llevan entrenando desde hace semanas, pero bueno. Cada uno en sus circunstancias, no me fijo en la de los demás. Claro que no tiene que ver con el torneo de Copa, donde llegamos todos en las mismas condiciones, esto es otra cosa. Se marca mucho la diferencia de cuándo han empezado unos y lo que hacían unos, independientemente de la fase o de lo que de manera particular otros pueden hacer. Sinceramente, claro que hay diferencia, pero a un partido puede ocurrir cualquier cosa”, a la par que cree que “la menor desventaja es, ahora mismo, contra Jaén, porque va a ser una semana, no lo sé, si empiezan el lunes, suponiendo que empiecen, que no lo sé. Con el resto llevamos bastantes semanas de diferencia, no es comparable, incluso entrando al pabellón. Creo que en esto no hay comparación. Nosotros con Jaén una semana de diferencia. ¿Es? Sí, es una semana antes, pero es menor que si nos comparamos con el resto”.

Para él, “el reto es, en desventaja entre comillas, ganar esos tres partidos que van a medir o que van a decidir, en una situación un poco extraña, quién va a ser el campeón, quién va a jugar la Champions, aunque creo que el criterio de haber jugado siete meses y medio y haber hecho más del 50% de la temporada, es más justo para decidir, para tomar ciertas decisiones. No podemos pensar en lo que no es y por supuesto que tenemos las mismas opciones que cualquier otro equipo para vencer”. Y es que, a pesar de la situación, los objetivos del club siguen siendo los mismos. Por un lado, “el objetivo es ganar. Sobre todo ganar para jugar la Champions. Ese es el mayor objetivo y el resto son importantes, pero ya van decreciendo. Tanto este año, ojalá lo consigamos, pero va a volver a ser el objetivo de la temporada que viene, porque para Movistar Inter, y este tipo de clubes, siempre es jugar de manera internacional es lo más grande, es el mejor escaparate, ser una referencia como ha sido Movistar Inter tantos años”. Ha recalcado la importancia de entrar en la competición europea: “La idea era tratar de entrar en Europa, partiendo de la base de ganar. Ese es el objetivo a priori, vamos a esperar a este Playoff y veremos la temporada que viene. Si no lo conseguimos este año, evidentemente, el año que viene tenemos más urgencia, independientemente de que cambiemos la mayoría de los jugadores. Por supuesto que siempre es fundamental cumplir esos objetivos para Movistar”.



Además, ha confesado que ganar la Liga en estos Playoffs, por la situación que atraviesa el club, sería aún más especial para él “porque ahora hay que hacer otro sobreesfuerzo. Los jugadores, durante toda la temporada, durante estos siete meses y medio de competición, estaban bastante bien, aun siendo criticados el juego y todo este tipo de cosas que recaía sobre mí, pero, francamente, creo que el objetivo sigue siendo el mismo: ganar la liga y competir el año que viene en Europa. Ojalá consigamos uno de los dos, yo estaría bastante satisfecho”.

Respecto a la vuelta a los entrenamientos del equipo, “es una semana un poco extraña, porque estamos acostumbrados a la pretemporada, y como no se parece en nada a una pretemporada, es más de adaptación, hemos empezado más suavemente, precisamente cuando el parón ha sido más largo. Pero bien, ha habido un buen ambiente, los chicos también tienen ganas de empezar y de competir y estos primeros entrenamientos, estos cuatro entrenamientos después de obtener los resultados de las pruebas médicas por lo del Covid, bastante satisfecho sin querer acelerar el proceso, porque evidentemente va a ser complicado” y ha confirmado que “a partir del próximo lunes, empezamos a entrenar en el Garbajosa. Afortunadamente ya podemos tocar el balón, aunque no pueda haber contacto, pero lo demás, ya podemos trabajar la estrategia, el ataque; se pueden trabajar cositas, sobre todo técnicamente porque también es necesario. Contento de que ya el lunes podamos ir al Garbajosa”. Sin embargo, ha afirmado que “no es fácil porque hay que buscar un equilibrio. Tenemos que confiar mucho, en este caso, el jugador.  Tiene que ser muy responsable para buscar el equilibrio ese entre darnos la información porque, lógicamente, es un periodo de sobrecarga. Por eso hemos empezado despacito, porque no queremos arriesgar, en absoluto, ni poner en una situación difícil a un jugador que, además, tenemos muchos que terminan contrato. Hay que mirarlo todo con lupa, en cuanto a preparación hay que tener muchísimo cuidado porque en este caso, esto del protocolo, no nos ayuda mucho”.

Para afrontar esta fase final, el técnico es sincero: “Necesito el mayor nivel de compromiso, no de implicarse, sino de compromiso. Cuantos más jugadores comprometidos, más opciones, pero lo que no puede haber es jugadores dentro de ese grupo que no están al nivel de compromiso. No tengo ningún problema en ese aspecto, porque tienen que pensar en su futuro. Lo que sí me gustaría es que fueran todos honestos para yo poder tomar decisiones un poco mejores. Si no tenemos 14 jugadores comprometidos y tenemos 12, pues con esos 12 y si tienen que venir dos chicos del filial, pues adelante”.  Y es que la situación del vestuario quizá sea una de las más complicadas de los ocho equipos clasificados: “Tengo nueve jugadores y tres porteros, 12, en este momento en perfectas condiciones para competir. Como sabéis tenemos tres jugadores que ahora mismo, en estado de confinamiento, porque han viajado. Uno de ellos ha rescindido contrato, que es Gadeia, y dos jugadores, como son Humberto y Bruninho, que de momento están cumpliendo su primera semana de confinamiento después del vuelo. Con lo cual, se van a incorporar a mitad de mes y van a entrenar con el colectivo una semana antes de competir”.

Relacionado con la necesidad de compromiso por parte de todos los jugadores: “Esta semana como ha sido un poco más física, he tenido contacto, pero no he podido hablar demasiado a nivel individual. Pero ya la próxima semana, que empezamos a estar más en grupo y a estar dentro del pabellón, a nivel grupal y a nivel individual, me iré sentando con los jugadores para equiparar el compromiso, para que vean que estamos a tres partidos; bueno, a uno primero, a un segundo y a un tercero, de volver a ser lo que eran en esta competición. Independientemente de los detalles, depende de nosotros. Tenemos calidad, tenemos experiencia, y por eso este mes es tan importante. Tengo que hablar con ellos, para elevar ese nivel de compromiso, que peguen ese último acelerón y el 30 de junio despedirnos, ojalá, contentos”.

Sin embargo, los últimos días la polémica ha envuelto a Movistar Inter. Tino Pérez ha reconocido que “no sé por qué sí que percibo o estoy percibiendo en mi primer año, después de muchos años fuera de España, mucho recelo contra Movistar Inter y lo que le rodea, jugadores, entrenador, situaciones que de alguna manera se magnifican, se exageran, que en otros clubes pasan desapercibidas. Si este año hubiésemos sido, cuartos, quintos, sextos, no sé qué hubiera pasado, con un entrenador nuevo. Creo que es verdad que cuando llegas a un club tan importante como Movistar, todo trasciende mucho más y eso lo entiendo, porque no es el primer club importante que entreno. Pero es verdad que noto que la gente nos quiere introducir negatividad o mayor pesimismo. Y eso, sobre todo al principio, en pretemporada, yo lo percibía incluso ya partiendo de base del año anterior, que no fue positivo, pero venía de una época brillante. Estaba muy bien compensado. Lo demás, sí que estoy alucinando, no leo las Redes sociales y todo eso, porque mucha gente escribe y no lo controla, o escribe por escribir. Pero es cierto que, a diferencia de otros clubes, noto muchas personas que intentan, de alguna manera, trastocar, y no de buena fe, todo el trabajo o incluso lo que pueden ser los resultados; todo el proceso de Inter, desde la directiva, pasando por el staff y, por supuesto, a los jugadores”.

Además, ha confesado que le resulta más fácil entrenar a un equipo desde cero: “Por experiencia, no sé Movistar y lo que deparará el futuro, diría que siempre es mejor dar información sobre cero. Para mí el equipo nuevo, que recibe una nueva información creo que es un poco más eficaz y se acelera antes el proceso de aprendizaje que un equipo que lleva siete años con una metodología, con una forma, con una idea, y que lo quieres cambiar en un año. Es un proceso más lento. Se puede, porque yo he estado en ese proceso y estoy muy contento porque el esfuerzo no ha sido pequeño. Pero creo que, entre comillas, es un poco más sencillo trabajar con gente nueva”.

De cara a la temporada que viene, con la salida de Carlos Ortiz y Ricardinho, primer y segundo capitán, respectivamente, hasta esta temporada, respecto al brazalete considera que “hay que mezclar, no estoy muy de acuerdo con que haya solo uno. Puede haber uno con más experiencia, uno de los que llegan, buscar un poco el toque, que haya dos o tres jugadores que se sientan capitanes. Seis ojos ven más que dos y es más fácil dialogar con dos o tres capitanes que con uno. Creo que representa mejor al grupo. Me gustaría que hubiera más de uno”.

También ha habido tiempo para charlar sobre la decisión de la LNFS de solicitar que el futsal sea un deporte profesional: “Según está ahora mismo la ley, esto ya se habló hace 12, 14 años, 15, 18, y era inviable, como sigue siendo ahora. Otra cosa es que las leyes cambien y se modifiquen y haya otro tipo de requisitos. Pero que los clubes, para ser profesionales, tengan que pasar a ser Sociedad Anónima Deportiva, yo creo que ningún club está preparado para eso. Para mí es irreal, y cualquiera que lea un poco sabe que eso es imposible, no se acerca a lo que nuestra competición tiene. Tenemos bastante con que los jugadores, los entrenadores seamos profesionales, pero el deporte exige muchísimo, que ahora no se está dispuesto a pagar para ser profesional. Lo demás es una cortina”.

Por último, ha querido recordar sus palabras al fichar por Movistar Inter, cuando dijo que lo mejor que le había pasado como entrenador era fichar por el club: “Pienso que al final todo esto es una prueba y uno va añadiendo esos obstáculos y va adquiriendo más experiencia. Creo que en algún momento os he contado mi fichaje en Playas de Castellón fue un master, y este año, con todo lo que acontece, desde diferentes ámbitos, internos y externos, también de alguna manera alaba el hecho de que el grupo vaya ahí arriba. Para mí, tiene mucho más de positivo que de negativo, creo que hemos hecho una buena gestión, entre todos".