Sáinz abandonó tras un golpe con Stroll y Alonso rompió otra vez el motor

Vettel vence en Báhrein y deja a Mercedes en evidencia

Cargando...

Sebastian Vettel ha logrado vencer con autoridad en Báhrein y mete toda la presión a Mercedes, incapaz de aprovechar la pole de Bottas -y la segunda posición de Hamilton-. Errores de pilotaje -Bottas-, acciones sancionables -Hamilton- y falta de atención en la estrategia del equipo Mercedes frente a Ferrari, que con un solo piloto en condiciones de ganar -Raikkonen sigue en actitud pasiva- no ha cometido errores y se lleva la victoria. 

xxxxxxxxxx

No está Mercedes en sus mejores momentos. A pesar de que seguimos creyendo que tienen un coche ligeramente mejor que Ferrari, los errores están condenando al equipo alemán. Y es el piloto alemán de Ferrari Sebastian Vettel el que lo hizo todo bien en Báhrein. Primero, logrando superar a Hamilton en una salida brillante, frente al error de británico que hizo patinar sus ruedas y quedó tercero, mientras Bottas mantenía su primer puesto. Segundo, adelantando el cambio de neumáticos para meter presión a sus rivales. Y tercero, con un gran ritmo de carrera, labor pura de pilotaje de Vettel, demostrando una vez más que está entre los pilotos top de este Mundial. 

La estrategia de Ferrari de adelantar la entrada en boxes de Vettel se vio forzada por el lento ritmo de Bottas, al que no era fácil adelantar pero que era claramente más lento que el bólido rojo. Eso provocó incertidumbre entre los alemanes, que decidieron a pesar de todo mantener la estrategia. Sin embargo, el segundo piloto de Mercedes no tiene el ritmo de su compañero, y no le está resultando sencillo adaptarse al Mercedes y su exigencia. 

Fue el incidente de un español, Carlos Sáinz, y el novato Stroll el que resultó también decisivo en el resultado final. El madrileño salía de boxes, y Stroll no pareció verle, o pensó que sería Sáinz el que cedería y cerró la curva como si no hubiera coche. La dirección de carrera parece que sancionará a ambos pilotos para la próxima carrera. La salida del coche de seguridad llevó a Mercedes a llamar a sus pilotos para hacer rápido el cambio de neumáticos a la vez. Pero la poca distancia con Bottas llevó a Hamilton a frenar en exceso su coche, obligando a Ricciardo a frenar a su vez, para dar tiempo al cambio de ruedas de su compañero. Los comisarios no dudaron y sancionaron al británico con cinco segundos. Un exceso de "inteligencia" de Hamilton, cazado por los comisarios, que le ha costado meterse en tráfico, y seguir detrás de su compañero en unas curvas que resultaron cruciales. Solo una orden directa de Mercedes permitió a Hamilton adelantar a Bottas, pero ya era tarde. Vettel rompe el empate y lidera el Mundial, a dos semanas del próximo Gran Premio, en Rusia.

En el resto de coches, curiosa la retirada de Verstappen al "quedarse sin frenos" -versión oficial- su Red Bull al salir de boxes. Sáinz ya hemos dicho que se dejó el coche en su golpe con Stroll. Y Fernando Alonso, tras pelear entre los puestos 11º y 16º, tuvo que retirarse por rotura de motor. Su compañero Vandoorne ni siquiera ha salido a pista por un fallo hidráulico. Alonso hace bien en correr las 500 millas de Indianápolis, y lo que quiera, porque no tiene nada que hacer, al menos hasta después de Mónaco, cuando se anuncia un nuevo motor. Y McLaren se lo permite -entre otras cosas, porque es en su equipo- y también hace bien. La escudería británico-japonesa se juega la renovación del asturiano en verano. El proyecto es un fracaso absoluto desde su nacimiento y ahora mismo solo puede tener futuro si al menos tiene un piloto de los mejores en sus filas. Por eso le permite a Alonso probar otras cosas, a la espera de que el coche de Fórmula 1, una temporada de estas, sea competitivo. 

Alonso ya ha anunciado que se centrará ahora en estudiar la carrera de Indianápolis, aunque esta semana, también en Báhrein, habrá test donde McLaren quiere seguir probando sus motores. Y el resto de equipos, que no se están quietos, a seguir mejorando también.

Foto: @ScuderiaFerrari