XI Copa Príncipe de Voleibol

Emevé rompió el sueño de ser Príncipes de España

Cargando...

El Club Voleibol Leganés cayó derrotado en su final de la Copa Príncipe ante un grandísimo rival, que superó a los nuestros y que mereció el título

xxxxxxxxxx

[anuncio id="8"]

No pudo ser. Leganés no pudo proclamarse campeón de la Copa Príncipe en su final, en la final de Pabellón Europa. En un majestuoso escenario, repleto de gente, el conjunto gallego de Emevé se alzó con el título en un partido que dominó de principio a fin y que acabó de forma cruel para los madrileños, que lucharon el último set para acabar cayendo con un error defensivo. Aun así, brillante campeonato de Leganés que realizó un encuentro sobresaliente en semifinales y que solo un rival de altura como son los lucenses, pudieron con ellos. 


La Copa Príncipe de Leganés, se abrió con la semifinal entre Emevé Lugo y Manacor. El conjunto gallego venció cómodamente 3-0 (25-18/25-21/25-20). Los gallegos basaron su victoria en su potente saque y en su gran bloqueo que supo frenar a José Chourio, la estrella del conjunto manacorí. Eso más el ataque de Víctor Bouza y de Chema Giménez por zona 4 dio una victoria sencilla para el líder del grupo A. En la segunda semifinal, se esperaba igualdad entre Leganés y San Sadurniño, pero el partidazo de los madrileños impidió que los coruñeses llegasen más lejos en el partido. La victoria por 3-0 (25-21/25-18/25-21) metió al Club Voleibol Leganés en su final. El partido tuvo un buen inicio para Leganés que con un gran bloqueo, empujaba a Intasa San Sadurniño a cometer errores en ataque. Los gallegos trataban de reaccionar, pero ni tras un tiempo conseguían superar a un Leganés con las ideas de juego muy claras. Con la máxima ventaja, los gallegos volvían a parar el partido. Eso hizo que los pepineros vieran como les recortaban en el marcador, pero la actuación de Carlos Baos en ataque puso el primer set en la cuenta madrileña. En el segundo set los madrileños estuvieron sensacionales en el saque y en el ataque. Todo el equipo sumaba. Por su parte, Sansa fallaba en recepción lo que hacía que Leganés tuviera un +5 de inicio. Y el set siguió ese curso hasta el final. Los gallegos, estaban fuera mentalmente. Los madrileños estaban que lo metían todo. Pero llegado al final, la ventaja hizo que Leganés se confiara y que viera como Sansa se acercaba en el marcador, para que le costase algo más de lo esperado, cerrar ese set. En el tercero los coruñeses no querían darse por vencido tan rápido lo que llevó a un set muy igualado que se decidió al final gracias a la calidad atacante de los locales que conseguían por la vía rápida el pase a su final. 


Tras descansar el sábado, el Pabellón Europa de Leganés se llenaba para animar a sus héroes. Se llenaba para coronar a Leganés como Príncipes de España. Pero enfrente estaba el Emevé Lugo que realizó un partido excelso y ganó con todo el merecimiento del mundo. Víctor Bouza (elegido MVP del torneo) y Manuel Blanco llevaron a su equipo a una victoria, que, quitando el emocionantísimo tercer set, fue cómoda para los lucenses. Emevé Lugo venció 3-0 (25-20/25-14/33-31) a Leganés. El partido comenzó de cara para Emevé que salió con una renta de 5 puntos al inicio gracias al potente saque de Víctor Bouza que destrozaba la recepción madrileña. Leganés buscaba enchufarse en el encuentro, pero el brutal bloqueo gallego, frenaba a Carlos Baos. Con los tiempos muertos agotados, el conjunto madrileño hizo un amago de despertar, pero Víctor Bouza atacando por zona 4 acabó con las esperanzas madrileñas. El segundo set, volvió a tener un gran comienzo para los lucenses. Emevé seguía destrozando la recepción y la defensa local con el durísimo saque de Manu Blanco, y sobretodo, con la actuación estratosférica de Víctor Bouza, que todo lo que tocaba en ataque era punto. Pero la renta de 8 puntos, se convirtió en un arma de doble filo para los lucenses, que se tomaron un pequeño descanso. Eso lo aprovechó Leganés para meterse en el set, pero Emevé reaccionó cuando Bouza volvió a la red. Allí, incrementó su ventaja y se puso 0-2. El tercer set fue mucho más igualado. Leganés siguió jugando un gran encuentro, mientras que Emevé echaba de menos a Bouza y Blanco que parecían estar algo cansados y no entraron en juego. Eso, llevó el set a una igualdad máxima. Lugo tuvo dos puntos de campeonato, que levantó la garra y la grada de Leganés. Los nuestros tuvieron 5 puntos de set, pero al final todo acabó con un bloqueo de Manuel Blanco y con un error defensivo de Leganés en un free ball en el que tres jugadores no se entendieron y no pudieron levantar ese maldito balón que daba el título a los gallegos. 


Pese a no ser príncipes, hay que estar orgullosos de nuestros guerreros de Leganés que lo dieron todo, lucharon hasta el final y sobre todo, dieron un auténtico espectáculo para el disfrute de la afición que llenó el Pabellón Europa. 

 

Foto portada y Semifinal: rfevb.com

Foto Final: PoblaFM.com