Madrileños en Superliga

Cargando...

José Osado, César López, Milan Jovanovic y Paul Salleras son jugadores y segundo entrenador del Voley Textil Santanderina. Los cuatro madrileños han compeitdo juntos en la Superliga Masculina. 

xxxxxxxxxx

Obrador Goya

Cabezón de la Sal es una localidad cántabra de unos 8500 habitantes aproximadamente sumando todas sus pedanías. Esta localidad es la cuna de un gran ciclista, campeón de la Vuelta a España 2011 como es Juanjo Cobo o la cuna del director Nacho Vigalondo. Pero, Cabezón también es conocido por su equipo de voleibol, el Voley Textil Santanderina. 
El conjunto que dirige José Ignacio Marcos ha finalizado su sexta temporada en la máxima categoría del voleibol nacional, la Superliga Masculina. Y entre sus filas destacan cuatro madrileños. Paul Salleras (segundo entrenador), José Osado (líbero), César López (Receptor-Atacante) y Milan Jovanovic (colocador). Los cuatro son Madrileños en Superliga. Con los cuatro estuvimos para charlar acerca de la experiencia en la máxima categoría y como llevan estar los cuatro madrileños juntos. 


Comenzamos por el principio. El primero que se fue a la aventura cántabra fue José Osado. El líbero salido del CUV Alcorcón lleva ya tres temporadas allí. “Me quedo aquí porque se vive genial. La gente es muy acogedora. Desde el primer día. Me tratan genial”.  José solo conoce dos clubes. La Textil y el CUVA. Allí empezó con 6 años: “No me gustaba el fútbol. Hacía natación pero no me entusiasmaba mucho. Mi tio fue jugador de División de Honor y gracias a eso conocí el voley. Fui a probar a Alcorcón con niñas un poco más mayores que yo pero me dejaron jugar y así fue como empecé.  Más tarde conocí a José Alberto Garcia Gago que ha sido la persona que más me ha influenciado como jugador. Fue de mis primeros entrenadores. Estuvo conmigo desde infantil hasta senior y desde que me vio aparecer por Los Cantos trató de darlo todo para que jugase y le debo todo a él”. 


Un año después de José, llego a Cabezón Paul Salleras para ayudar a José Ignacio Marcos en la dirección del equipo. Paul llegaba desde Villalba donde fue el asistente del Superliga Masculina 2. Pero antes de todo eso, Paul fue futbolista. Portero con etiqueta MAT que defendió la camiseta de varios clubes de Madrid. Paul fue artífice del último ascenso del Villanueva del Pardillo a Tercera División en 2014. Aunque no todo fue idílico esa temporada. Paul acabaría colgando las botas y cambiándose al balonvolea. “los últimos años estaban marcados por la desmotivación y decidí dejarlo. Mi hermana Sandra tenía un club en Las Rozas y me enganchó. Ella es la culpable de que todo esto haya surgido”. Jugó y entrenó en Las Rozas aunque "Villalba es el que considero el club de mis amores. Tuve la oportunidad de estar con el Superliga 2 de asistente consiguiendo una sexta posición y con el juvenil B Femenino como primer entrenador consiguiendo un ascenso que nadie esperaba". 


Tras José y Paul, el turno era para César López. A César ya le conocemos más. Formado en la cantera de Leganés, fue en Pinto donde el receptor madrileño deslumbró para conseguir el sueño de debutar en Superliga 1. El que fuese Top7 Ideal de la pasada temporada en PoblaFM, valora así esta experiencia: “La experiencia está siendo muy bonita. A todos los jugadores les gusta vivir esta experiencia de jugar en Superliga 1, debutar en la categoría, además he tenido la suerte de jugar bastante y ha sido muy bonita. “. 


Y con la temporada ya comenzada, la Textil anunció el fichaje de Milan Jovanovic, que como su propio nombre indica no es nativo del barrio de Usera o Carabanchel sino más bien es serbio. Su infancia y gran parte de su adolescencia la pasó en Alcorcón. Madrileño adoptivo, Milan, jugó en el CUVA antes de ser un trotamundos del vóley: “Siendo infantil de primero fui a un torneo de Voley Playa a ver jugar a mi hermana y me gustó y me apunté a pista. Allí estaba José y los dos solos, para delante.  Estuve hasta juvenil jugando en Alcorcón. Luego me fui a vivir a Marbella y jugué en el Voleibol San Pedro y de allí a Cajasol a Superliga. Luego recalé en Teruel y ahora en Textil Santanderina.”. 


La temporada este año no ha sido la mejor para la Textil Santanderina. El conjunto cántabro comenzó lanzado la temporada pero poco a poco comenzó a cosechar malos resultados que le han tenido coqueteando con el descenso hasta el final de la temporada. A falta de lo que confirme la RFEVB sobre ascensos y descensos, parece seguro que la Textil se salva y jugará un año más en Superliga 1. Los madrileños, aseguraban que a pesar de los resultados, la plantilla tenía calidad y era uno de los mejores planteles que había formado el conjunto cabezonense. “Este año ha sido el que mejor equipo teníamos aunque los resultados no nos hayan acompañado” afirmaba José Osado en una línea que también mantenía Milan Jovanovic: “La Liga este año ha estado loca. En la Textil me encontré un grupo bastante bueno y en el que los resultados no han hecho reflejo sobre la calidad.”. 


La experiencia de Superliga 1 ha sido esencial para el aprendizaje y la mejora de nuestros cuatro protagonistas. A Paul Salleras, incluso le ha llamado las categorías inferiores de la Selección Española para estar en la clasificación del europeo Sub18 como técnico asistente y en el propio europeo si se consigue dicha clasificación. “Estos dos años han sido muy positivos a nivel de experiencia y a nivel formativo. Siempre pongo de punto de partida cuando salí de Villalba y desde entonces he crecido mucho. Soñaba con estar en Superliga 1. Ves el objetivo lejano pero siempre trabajas para ello. Por el camino conoces a gente que te va ayudando a conseguir el objetivo y al final cuando te das cuenta, el objetivo está cumplido. “
Los chicos tampoco olvidan a sus equipos y continúan sufriendo por ellos. César como buen amante del vóley, sigue pendiente de la Superliga 2. “Lega es un equipo sólido. Esperaba más de ellos ya que tiene a un jugador internacional, a otro que ha jugado en Super 1 y en la Permanente y creo que deberían estar siempre en ascenso aunque, una mala temporada la puede tener cualquiera. Pinto mejoró tras los refuerzos de navidad, pero me han hecho sufrir. Es un grupo de amigos y no quería que bajasen de categoría”. 

¿Pero cómo se lleva el tener a gente de tu tierra en el mismo equipo y convivir con ellos durante toda la temporada? A José, el primero en llegar, se le hace raro “estar con tanto madrileño. A César y a Milan les conocía. A Paul menos pero con este tiempo aquí he formado una gran amistad.” Paul, sin embargo, lo considera muy importante “Es muy importante tener a gente de la tierra cerca. Llegar de nuevas y conocer a gente y tener cosas en común, se hace muy fácil. Eso se ha notado en el día a día y en el trabajo”. Mientras que a César y a Milan se les hace más cómodo y más llevadero el estar rodeado de amigos. 


Como en todo, el estar los cuatro tanto tiempo juntos da lugar a miles de anécdotas. José destaca lo siguiente de sus tres compañeros: “César no se calla ni debajo del agua, Milan te sorprende con cualquier acento, es muy raro. Y Paul, como persona, es un desastre. Es muy despistado”. En la misma línea de ‘atacar’ a Paul van César y Milan, aunque cada uno tiene una visión diferente sobre el resto de sus amigos. César cree que Milan “es el gracioso del grupo. Siempre está haciendo bromas,” que José, que es su compañero de playa y de pista y es amigo guarda una anécdota, “cuando estuve en Alcorcón siendo el  juvenil en el último partido de liga, acabó el partido con un toque de dedos a la esquina. Ahí dije, va a llegar a donde quiera”. Y por supuesto que Paul destaca “el despiste mental que tiene fuera de la pista, siempre quiere hacer todo la carrera y mil cosas, y se le olvida la mitad”. Milan va más allá: “De Paul no llevo mucho que siempre viene con calcetines dispares. Y el día que son pares, uno, está dado la vuelta”. Mientras que no olvida dos momentos con José y César: “José antes llevaba coleta y apareció un día rapado que no le conocimos ninguno. Y de César recuerdo que en un entrenamiento con la madrileña me pegó un pelotazo en la cara tras un ataque”


¿Y el 'despistado' Paul? Pues Poli, como algunos amigos le llamamos de vez en cuando, destaca: “Milan es la pasión y la locura por la música. De Jose me quedo con los postpartidos. El ir a tomar una cervecita después de jugar. César es un buen personaje pero que ha hecho muy bien en venir porque va a crecer mucho”. La temporada ha terminado para la Textil y para nuestros cuatro amigos de Cabezón de la Sal. Por desgracia, el Covid-19 dejó a la Textil sin jugar los dos últimos partidos y sin sellar la permanencia en la pista. La RFEVB acabó con la competición a falta de determinar ascensos y descensos. Para César esta decisión “era algo necesario por lo que estamos viviendo. Dios sabe cuándo íbamos a terminar y más en las condiciones en las que estamos que no podemos entrenar. Me hacía ilusión poder disputar los playoff que era dónde estábamos en mi primera temporada en Superliga 1. A nadie le gusta acabar así pero son decisiones necesarias ya que ninguno estábamos dispuestos a arriesgar nuestra salud”.  Por su parte Paul piensa que “es una decisión lógica el suspender la liga. Entendería que algún club quisiera jugar pero lo primero es la salud. Da pena y hay mucha incertidumbre ya que no sabemos qué va a pasar exactamente. Deseamos que todo pase cuanto antes y ojalá dentro de poco volver a la vida normal”. Para José: "ha sido extraño. No me esperaba que se acabase la Liga de esta manera, sin poder despedirnos. Confiabamos en arreglar la temporada al final y acabar bien el año. No hemos podido aprovechar el año como deberíamos pero lo importante es que todo esto pase pronto y el año que viene será otro año". Y eso es lo que deseamos todos. Que todo vuelva a la normalidad y que el balón vuelva a volar. Aunque quién sabe si nuestros Madrileños en Superliga seguirán juntos o no. 

 

Twitter: @VoleyTextil @PaulSalleras @cesarpenelope

Instagram: @voleytextil @paulsalleras @cersarllopez93 @dibujos.osado @milanjovanovic11

Foto Portada: PoblaFM

Fotos: Voley Textil Santanderina

Obrador Goya