TODO LO QUE DEBES SABER PARA HACER UNA COMPRA SANA Y COMPLETA

Consejos nutricionales: compra inteligente

Cargando...

A menudo compramos más comida de la que necesitamos. Anualmente una persona adulta consume unos 300 kilos de comida mientras que hace unos 20 años no sobrepasaba, de media, los 200. Vemos carros llenos y la comida que va en los carros se resume en platos precocinados o azúcares simples.

xxxxxxxxxx

Es muy común ir al supermercado y venir con toda la compra hecha. Es decir, ya no se va a la pollería ni a la pescadería ni a la charcutería como se iba antes. En un mismo espacio disponemos de todo ello puesto en bandejas listas para echar a la sartén, al microondas (mayor destructor de vitaminas junto al estrés) o al horno. Es posible que compremos comida que no necesitamos, ¿por qué? Muy sencillo. Existen especialistas que trabajan en los departamentos de marketing y estudian los patrones de conducta de los consumidores desarrollando estrategias para incrementar las ventas.

Si acudes a un supermercado, fíjate en que los artículos de primera necesidad (frutas, hortalizas, pescados) no están juntas y entre pasillo y pasillo debes pasar por pasillos donde están los snacks nada saludables, refrescos, bollería, etc. O por ejemplo, la colocación de golosinas en las cajas donde nos cobran a media altura, a la altura de los ojos de los niños. Estos se lo piden a sus padres y por no oírles lo compran.

Ecohierbas

Aun así, nosotros siempre seremos los máximos responsables de nuestra compra ya que no se trata de lo que se vende, si no de lo que se compra. El secreto está en tener una nevera y congelador bien surtido de artículos básicos que tomamos con cierta frecuencia.

A continuación vamos a ver una serie de consejos que nos ayudan a realizar una compra sana e inteligente:

  1. Antes de ir a comprar, elabora una lista de la compra donde apuntes todo lo que te haga falta. Si ves algo que no tienes apuntado es porque realmente no lo necesitas.
  2. Busca los alimentos que tengan menos índice glucémico (frutas, verduras, pan integral, pasta integral…).
  3. Busca las mejores fuentes de proteínas como son las legumbres, algunos pescados y carne blanca sin olvidar una buena selección de carbohidratos saludables como los encontramos en cereales, verduras, hortalizas…
  4. Reduce los azúcares de refrescos, bollos, zumos envasados, pan blanco. Evita comida basura.
  5. Jamás salgas  a comprar con el estómago vacío. Toma un tentempié saludable.
  6. Aléjate de comida precocinada. Los platos de microondas tienen mucha sal y colorantes y conservantes.
  7. Lee las etiquetas. Busca que te nutra bien de proteína, fibra y carbohidrato saludable.

¿Cómo leo una etiqueta y para qué sirve?

Una etiqueta de ingredientes nos indica lo que estamos comiendo. Lo que nos pone en las primeras posiciones es lo que más tiene mientras que lo último que pone en la etiqueta es lo que menos tiene. Y centrándonos en la segunda pregunta, sirve para que no te engañen principalmente. Es más común de lo que pensamos que nos engañen, por ejemplo, con el pan de centeno. Si leemos la etiqueta de algún pan de centeno, puede darse el caso de que el primer ingrediente sea harina de trigo y un porcentaje. Eso nos indica que lo que más tiene es harina de trigo (si no lo especifica no es integral) y vemos pasar los ingredientes y es en el cuarto o quinto lugar donde está el centeno con un porcentaje normalmente bajo.

 

Diego Durán | 670 26 07 45