Consejos nutricionales: dietas autodestructivas

Cargando...

La sobrealimentación y la falta de información acerca de lo que estamos comiendo desembocan en el sobrepeso. Ante el sobrepeso, buscamos una dieta que consiga quitarnos los kilos de más. Siempre en vano.

xxxxxxxxxx

Ecohierbas

Antaño, en la búsqueda de alimento, el humano quemaba muchas calorías. No tenían un mercado en la puerta de su cueva donde comprar los alimentos así que comían mucho ya que no sabían cuando sería la próxima ingesta. El exceso de calorías de entonces era supervivencia mientras que el exceso de ahora significa sobrepeso, obesidad y enfermedades (cardiovasculares, estomacales, etc.).

Según la OMS vivimos en una epidemia de obesidad y según datos de 2005, “alrededor de 1.600 millones de adultos en el mundo tienen sobrepeso de los cuales 400 son obesos. Lo preocupante del estudio es que unos 20 millones de niños tienen sobrepeso.

¿Por qué vivimos esto?

Todo se resume en la cantidad de carbohidratos simples que tomamos. Si nos pusiéramos a enumerar, hay un sinfín de excesos, incluso excesos que ni siquiera sabemos que estamos tomando (añadidos).  Harinas refinadas, colesterol, alimentos muy procesados, sal, azúcar, cafeína, alcohol, nicotina, colorantes y conservantes y por último, grasas.

Tenemos un desequilibrio nutricional en la actualidad que nos pasa factura. Nuestros alimentos carecen de vitaminas, proteínas, fitonutrientes, fibra, agua, etc., mientras que les sobra grasa, azúcar, alcohol, pesticidas, hormonas, etc.

Los excesos llevan al sobrepeso y una vez llegados ahí, nos planteamos seguir una dieta. Cuando comenzamos la dieta, pensamos que lo primero que nos tenemos que quitar son las grasas y empezar a consumir productos light o bajos en grasa, etc. Por ejemplo, cambiamos la leche de vaca por la de almendra y eso nos hace sentirnos mejor. “Somos más fit”. Cuidado con este tipo de bebidas (almendras, avena, algunas de soja) porque todo lo que no tienen de grasas, algunas lo tienen en azúcares. Recordemos que todo exceso de azúcar se convierte en grasa.

La cuestión no es dejar de comer, la cuestión es aprender a controlar el peso y mantenerlo saludable indefinidamente sin la necesidad de estar pesando lo que vamos a comer o a privarnos de la cena o almuerzo. Es aquí cuando nos lanzamos a realizar una de las miles dietas milagro que existen. “Milagros efímeros” que son autodestructivas para cuerpo. Las "dietas" que conocemos son dietas restrictivas que se basan en disminuir los excesos ingiriendo menos comida (dietas hipocalóricas). O comer “más verde” o raciones más pequeñas.  Se trata de comer menos cantidad pero eso no implica más calidad en lo que comemos. Peligro. Arma de doble filo ya que si reducimos la ingesta de comida es muy probable que estemos aumentando el nivel de déficit nutricional en nuestro cuerpo que ya teníamos antes (vitaminas, minerales, proteína, etc.).

A continuación vemos el círculo vicioso del sobrepeso con su explicación:

Como vemos en la imagen, todo empieza por SOBREPESO, que normalmente llega después de malos hábitos alimenticios. Comenzamos la dieta, que es comer menos, con lo cual bajamos la carga calórica. Aumenta nuestro déficit nutricional y aumenta nuestro nivel de fatiga, estrés, ansiedad. Baja la producción de masa muscular y nuestro Metabolismo basal (calorías que quemamos al día en reposo) disminuye. Frustrado, enfadado con el mundo, abandonamos la dieta y volvemos a los malos hábitos de antes.

En la dieta podemos haber bajado en un mes 5 o 6 kilos pero cuando nuestros hábitos vuelven a ser los que era, vamos a recuperar esos kilos más un añadido por haber ralentizado nuestro metabolismo. Esto quiere decir que lo que si antes de la dieta quemábamos 2000 calorías en reposo y ahora 1700, una ingesta al día de 2500 antes nos suponía un exceso de 500 y ahora de casi 1000. ¿Resultado? Aumentamos nuestro sobrepeso.

¿Qué conlleva hacer una dieta?

- Disminuye la producción de masa muscular y, por lo tanto, el metabolismo se vuelve lento.

- El déficit de nutrientes vitales crece ya que si antes teníamos con la sobrealimentación que llevábamos, ahora se nota mucho más.

- La grasa se quema más lentamente ya que hay que recordar que la grasa quema menos calorías en reposo que el músculo.

- Los músculos pierden proteínas lo que quiere  decir que hay menos actividad    muscular.

- Estrés nervioso, baja autoestima, frustración, HAMBRE.

- El cuerpo hambriento demanda comer sin mesura y .

El famoso efecto rebote de las dietas puede ser devastador para la persona que realiza la dieta milagro de moda.

¿Hay alguna forma para evitar malos hábitos?

Se puede normalizar nuestra nutrición no solo para controlar o bajar nuestro peso en un momento dado, sino también para mejorar el estado físico y la salud a largo plazo. ¿Y cómo?

Teniendo un desayuno saludable dando nutrientes esenciales al cuerpo, 5 o 6 comidas al día incluyendo vegetales, frutas y legumbres. Cuanto más quieras controlar, más tienes que comer (bien). Beber una cantidad de agua diaria adecuada (de 2 a 4 litros) y ejercicio físico diario conociendo nuestras limitaciones.

Diego Durán | 670 26 07 45