Inicio / Canastas / Movistar Estudiantes / Cambio de cara de Movistar Estudiantes en su gira por el norte
Cambio de cara de Movistar Estudiantes en su gira por el norte
Cambio de cara de Movistar Estudiantes en su gira por el norte

Cambio de cara de Movistar Estudiantes en su gira por el norte

1617_RNM-MOV (13)

A Salva Maldonado y los suyos les ha sentado bien la mini gira por el norte de la península. Estudiantes se trae una victoria en dos partidos, pero jugando mucho más parecido al mes de septiembre. Mucho más carácter, sacando brillo a los puntos fuertes y ocultando los débiles.  Muy importante el triunfo ante Obradoiro, con +9 de average ante un rival directo en los últimos. Tampoco concedieron más que un -5 a Dominion Bilbao Basket, en un partido que fue un thriller continuo.

Movistar Estudiantes mostró una cara radicalmente opuesta a la ofrecida en el partido de la primera jornada. Más acertado desde el arco, más intenso atrás, luchando y por mejorar en el rebote. El equipo fue otro, más parecido al de la pretemporada, consciente de sus defectos y también, muy especialmente, de sus virtudes. Muestra de ello son la primera parte de Bilbao y la segunda de Santiago, dudando poco en el tiro y sacando uñas y dientes atrás.

De Edwin Jackson no duda ya nadie, y apenas van tres partidos de liga. En todos rozando la veintena, llueva, truene o haga sol, si no entran desde lejos lo harán desde cerca o forzando la falta.  Es el Arma Ofensiva, con mayúsculas, de Salva Maldonado. Un excelente Jaime Fernández le secundó en Santiago y un currante Dylan Page anotó canastas claves, tanto en la victoria como en la derrota en Bilbao, empatando en el último minuto. A punto de provocar la prórroga, si no llega a ser por Jonathan Tabu

Los colegiales se abonan a la veteranía. En Bilbao, además de Page, fue clave Savane, también importante el domingo con canastas al final del encuentro. El veteranísimo de la Liga Endesa -suma 433 partidos tras este fin de semana, 4º extranjero en la historia de la ACB- sostiene el juego interior estudiantil a falta de Ali Traore, que no está, pero se le espera y mucho. Jordi Grimau se redimió tras su llamativo fallo para forzar la prórroga en Bilbao -aunque su partido no fue en absoluto malo-. Con un partido muy serio frente a Rio Natura Monbus Obradoiro, anotando sus 8 puntos en el último periodo, fue uno de los artífices de la primera victoria de la temporada.

A mejorar, la aportación interior, fundamentalmente de Traore, y la regularidad durante un mismo partido. Que este Movistar Estudiantes nace y muere con el triple es un hecho asumido por todos. Y no tiene por qué ser malo, pero durante la pretemporada demostraron saber buscar alternativas cuando los triples no entran. Una de ellas es la defensa, mostrada en Santiago para aguantar un muy mal comienzo de cara al aro. Otra, los puntos interiores de Traore y los cortes a canasta de jugadores como Vicedo o Grimau. El franco-marfileño es el gran ausente de estos tres primeros partidos, debe ser la referencia y se espera que dé un paso adelante; Vicedo debe romper con los fantasmas de la pasada temporada, es positivo verle en pista con la confianza del entrenador y dará el nivel de la pretemporada. Tiempo al tiempo.

El domingo llega Montakit Fuenlabrada, en un derbi que, en los últimos años, no se da nada bien a Estudiantes. En las pasadas 5 campañas, 8 victorias fuenlabreñas y 2 colegiales, con partidos decisivos donde ambos se jugaban el descenso -el año pasado, sin ir más lejos. Una visita complicada para los del Ramiro, que buscarán seguir la línea del tour norteño.

Scroll al inicio
Ir al contenido