Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Acelerón Final
Euroliga Jornada 20: Bayern Múnich 71 Real Madrid 92

Acelerón Final

El Real Madrid tuvo que luchar hasta el final para doblegar al Bayern Múnich de Pablo Laso con un parcial de 6-22 en los 5 últimos minutos del partido comandado por Vincent Poirier (18 puntos 23 valoración) y Mario Hezonja (17 puntos 20 valoración). Un partido donde Campazzo (7) fue el máximo reboteador y Sergio Llull (4) el máximo asistente. Ha sido la 36ª victoria de la temporada, la número 100 de Chus Mateo en 127 partidos como entrenador del Real Madrid.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Siento ser muy pesado a veces, pero me parece una heroicidad ver como el Real Madrid se encuentra a nivel físico. Hace justo una semana, jugaba contra el FC Barcelona el primer partido del año. Dos días después, una auténtica batalla de cuatro prórrogas ante el Efes de Estambul. El domingo vencía claramente – en lo físico – a todo un Baskonia que buscaba su última oportunidad de conseguir un billete para la Copa del Rey. Y anoche, les esperaba Pablo Laso – quien mejor les conoce – y su muy mejorado Bayern Múnich en su pelea por entrar dentro de la batalla del Play-in. Lo que queráis, son muy buenos jugadores y tienen una calidad absoluta, pero son personas y el sobreesfuerzo de esta semana se tiene que pagar, aunque nos mal acostumbremos a ver lo contrario. La victoria del Real Madrid en Múnich tendría que ser clara, o no. Porque Bayern Múnich solo había perdido contra Fenerbahce y AS Mónaco en Baviera y seis de sus ocho victorias, las había logrado en los diez últimos partidos. Quizá no se puede comparar con el 17-2 del Real Madrid y sus 7 victorias como foráneo en la Euroliga, pero tras el duro golpe físico de los blancos en los últimos dos partidos, anoche parecía ser propicio para encontrarse con un susto.

Publicidad
Clorín

Repite convocatoria el Real Madrid con las ausencias de Rudy Fernández y Gabriel Deck en la recta final de sus respectivas lesiones. Chus Mateo disputaba su partido 127 como primer entrenador del Real Madrid y peleaba por lograr su 100 victoria en 554 días que lleva en el cargo y aún siguen colocándolo en zona media de los mejores entrenadores de Europa. Al menos su balance e historia ya está escrita. El entrenador madrileño colocaba a Carlos Alocén en el base, con Dzanan Musa y Fabien Causeur como aleros y con Mario Hezonja acompañando a Edy Tavares en la pintura como quinteto inicial. Y si contra Baskonia el Real Madrid comenzaba con un 3-14 en cinco minutos, anoche el parcial fue de 6-13 en cuatro minutos y medio con 8 puntos – 3/3 en tiros de campo – de Mario Hezonja y 5 puntos – 2/2 en tiros de campo – de Dzanan Musa. Solo el resto de compañeros tuvieron “la torpeza” de no acompañar a ”los Brates” en un inicio de partido donde el Real Madrid se las prometía muy felices hasta que Bayern Múnich no tardaba ni 100 segundos en recuperar su desventaja con un juego eléctrico y superando con facilidad el centro de la zona hasta colocar un parcial de 12-6 en 4 minutos con Serge Ibaka y Leo Bolmaro como acicates para devolver el golpe al Real Madrid que terminaba errando sus 3 últimos triples pero que con un 0-4 de parcial en el último minuto, se marchaba por delante 18-24 para el Real Madrid al final del primer cuarto. 24 puntos con 18 puntos entre Mario Hezonja (10 puntos 4/6 tiros) y Dzanan Musa (8 puntos 3/6 tiros) como los más destacados del conjunto de Chus Mateo.

El resto de jugadores sumaban un inusual 1/5 en tiros de campo, pero era lo de menos, porque parecía ser “los Brates” quien se encargarían de la anotación, porque en el resto del juego el Real Madrid superaba al Bayern Múnich tanto en ataque como en defensa. La segunda unidad del Real Madrid venía cargada anoche con la presencia de Facundo Campazzo y Guerschon Yabusele, tras su 6/8 en triples el domingo en Vitoria. Una amenaza muy golosa que tuvo a Sergio Llull como gran beneficiado para anotar 5 puntos consecutivos para volver a estirar la diferencia 27-36 en el minuto 15 de partido para el Real Madrid. También apareció la figura de Vincent Poirier que no fue tan espectacular por culpa de la baja de “El Chacho” pero que supo ingeniárselas para anotar 7 puntos, sin lanzar un solo tiro de dos. 4 tiros libres y un triple desde 45 grados tuvieron la culpa. Y es que el triple volvió a ser un valor fundamental para un Real Madrid que empezaba a tomar tierra de por medio en el marcador ya que a los 8 puntos de Sergio Llull en este cuarto, se sumaban los 6 con dos triples de Facundo Campazzo. En definitiva, Pablo Laso no podía contrarrestar tanto talento en sus rivales pero como competidor que es, supo devolver el golpe con un 9-2 de parcial en 3 minutos con 8 puntos del gigante Brankovic y 2 triples de Andreas Obst para poner el definitivo 36-45 para el Real Madrid al descanso. Suena extraño ver como el Real Madrid tiene mejor porcentaje en el triple (53%) que en el tiro de dos (43%), pero lo más extraño es que, entre Edy Tavares y Vicent Poirier sumasen un interesante 0/0 en tiros de dos puntos.

Y es que anoche, las dos torres del Real Madrid no fueron decisivos en ataque ni tampoco en defensa (4 de los 17 rebotes) durante la primera mitad. Y aun así, tienes al equipo de Chus Mateo con 45 puntos anotados y 17 rebotes cogidos. Es la costumbre, hablar actualmente del estado físico de Hezonja, Campazzo o Causeur, pero es que lo bueno que tiene este equipo es que a todos los jugadores, les llega su momento. Ya en la segunda mitad, con el regreso de los titulares de ambos equipos, Dzanan Musa continuaba con su recital del primer cuarto, pero fue ahora Mario Hezonja quien abandonaba el acierto anotador del inicio. Y cuando más apretaba la (maravillosa) defensa de Bayern Múnich sobre Carlos Alocén, el zaragozano decidió que era su momento para conseguir 5 puntos consecutivos para devolver la diferencia a superar la decena de puntos, frenada por una bandeja de Carsen Edwards hasta el 46-56 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Para muchos inesperada la presencia de Carlos Alocén en un partido igualado de Euroliga donde Facundo Campazzo se encargaba de rebotear (4 al final del tercer cuarto) y (2) recuperar balones para no asistir (3) como de costumbre. Y es que entre Alocén y Musa el Real Madrid mantenía la ventaja por encima de los diez puntos con 8 puntos del bosnio y 7 del zaragozano para conseguir 15 de los 19 puntos anotados por el Real Madrid en el tercer cuarto, de locos. Porque los otros cuatro puntos llegaron en el último minuto del cuarto con la primera canasta de dos de Vincent Poirier ante la virginidad en el partido de Edy Tavares. Así se llegaba con 53-64 para el Real Madrid, al final del tercer cuarto. Con una mejora de 6/9 en el tiro de dos a diferencia del triple que empezaba a acumular errores.

Tras su brillante primer cuarto, era lógico que tanto Musa (16 puntos) como Hezonja (10) fueran los máximos anotadores del Real Madrid, pero era extraño ver como Llull (10), Poirier (9) y Alocén (7) fuesen los siguientes en una lista donde no aparecen Yabusele, Causuer, Campazzo o Tavares. Pero con este Real Madrid nada es previsible porque todos trabajan con un fin de aportar su talento al equipo, no siempre en todos los partidos. Todo marchaba sobre ruedas en el Real Madrid con su amplia ventaja en el marcador con el 53-66 en el minuto 31 de partido, pero un parcial de 12-4 con 4 triples de Bayern Múnich colocaba el inquietante 65-70 en el minuto 35 con Tavares y Musa en el banquillo. Pero este Real Madrid es insaciable y tras 140 minutos de baloncesto y los 35 primeros de anoche, lograron sacar cinco minutos de ensueño con un parcial de 6-22 y lo que es más espectacular 7/7 en tiros de campo, 3/3 triples y 5/5 en tiros libres en ese periodo de tiempo para certificar una victoria por 71-92 para el Real Madrid que suma la 18ª en Euroliga en 20 partidos, la 36ª de la temporada en 39 partidos y la número 100 de Chus Mateo como entrenador del Real Madrid. Vincent Poirier con 18 puntos y 23 de valoración fue el mejor jugador de un partido que el Real Madrid supo controlar a cada intento del Bayern Múnich de remontada y que terminó rompiendo en los minutos finales. Pero esto no para, mañana visita el WiZink Center el Valencia Basket, solo 11 días después de jugar en Liga Endesa para intentar seguir con una nueva racha que va por tres victorias consecutivas.

Scroll al inicio
Ir al contenido