Euroliga Playoffs 3º Partido Baskonia (0) 98 Real Madrid (3) 102

ADN Real

El Real Madrid consiguió de manera brillante su billete para la próxima Final Four, tras superar a un enorme Baskonia que siempre estuvo por delante pero que nunca pudo distanciarse de un Real Madrid que siempre daba réplica. Campazzo, Yabusele y Tavares consiguieron 26 de valoración dentro de un gran partido en conjunto donde otros tres compañeros sumaron más de 10 en valoración. La de Berlín será la tercera Final Four consecutiva para el Real Madrid, la novena en los últimos doce años.

El Real Madrid se enfrentaba a su primera oportunidad de conseguir el billete para una nueva Final Four. Otra vez abrimos el libro de las gestas del club madridista para apuntar la posibilidad de ver al Real Madrid como integrante de una Final Four por tercer año consecutivo. Pero para que todo eso tuviese sentido, el Real Madrid debía vencer a Baskonia y disponía de tres partidos para conseguirlo. Y es que los muchachos de Chus Mateo hicieron sus deberes venciendo en los dos primeros encuentros de la serie en Madrid con unos datos escandalosos para ser los partidos 70 y 71 de la temporada. Pero cada partido es una guerra distinta y los blancos volvían a la Euroliga tras batir, no sin problemas, a Monbus Obradoiro el pasado domingo en la Liga Endesa. Baskonia estaba herido de muerte en Europa, pero ni mucho menos iba a tirar la toalla y menos en el tercer partido que iba a disputarse en su casa. Nunca lo han hecho y anoche todos sabíamos que tampoco lo harían. Tras el partido liguero, Chus Mateo recuperaba para la acción a Sergio Rodríguez y a Gabriel Deck que descansaron en el partido liguero.

Publicidad
Clorín

Era la primera opción para el Real Madrid de cerrar la eliminatoria y coger billete para la Final Four de Berlín, iba a ser muy complicado pero el ADN de este equipo exige unos valores y una motivación de intentarlo. Y para comenzar, Chus Mateo repetía su quinteto inicial con Facundo Campazzo, Dzanan Musa, Mario Hezonja, Guerschon Yabusele y Edy Tavares. Como decíamos al inicio, el Real Madrid jugaba su partido 73 de la temporada por el 67 de Baskonia, pero no fue impedimento para ver a los dos equipos correr en cada posesión y donde el tiro exterior mandaba para hacer bueno el 12-8 para Baskonia en el minuto 5. Digo esto porque el Real Madrid comenzaba frío desde la línea con buenos tiros pero poco acierto mientras que su rival aprovechaba cada error madridista para salir a correr y anotar en ventaja. Y siendo un puñal desde el tiro exterior, porque Baskonia realizaba un 3/6 en el primer cuarto para destacarse en el marcador parcial pero que no pudo llegar a más porque el Real Madrid se mantuvo firme con un 8/10 en tiros de dos, para terminar igualando el primer cuarto 22-22 con un 53% de acierto en el tiro por el 56% de acierto de Baskonia.25-26 fue el resultado en valoración de dos equipos que ya desde el inicio jugaban a muerte por cada pelota.

Era curioso que el Real Madrid hubiese anotado 22 puntos con un triste 2/9 en triples, pero es que cuando el equipo blanco jugaba en el interior de la zona, se mostraba inexpugnable. Pero en todo partido tiene que haber un tercer elemento que influye de forma clara en los partidos. En la jornada del martes, tanto en Atenas como en Belgrado, fueron noticia las actuaciones arbitrales, cometiendo errores que pudieron cambiar el curso de ambas eliminatorias. Ayer mismo, un manotazo sin querer de Facundo Campazzo sobre Markus Howard, encendió la mecha arbitral y provocó el primer bajón madridista del partido y el encendido de Baskonia con su grada al conseguir un parcial de 12-3 en menos de tres minutos para el 37-27 para Baskonia en el minuto 13 de partido con 9 puntos anotados por Markus Howard que conseguía zafarse de la férrea defensa de Mario Hezonja primero y de Sergio Llull después. Pero todo error que precipitaba un estirón de Baskonia, volvía a ser neutralizado por el Real Madrid en una gran defensa 5 contra 5 y un sensacional Sergio Rodríguez autor de 6 puntos y 4 asistencias para liderar el 2-9 de parcial en dos minutos roto por un triplazo de Marinkovic que colocaba el 42-36 para Baskonia en el minuto 15 de partido. El partido era una locura. Lo vivido en el segundo cuarto es para guardar y enseñar a los más jóvenes porque los ataques superaban a las defensas como demostró el triple de Matt Costello que ponía el 52-42 en el minuto 18 de partido. Pero tampoco se rendía el Real Madrid que con los puntos de Tavares y Poirier, lograba otro parcial de 2-10 en dos minutos cortado por una canasta final de Chioza que dejaba el resultado final en 56-52 para Baskonia al descanso. Un cuarto para recordar con 64 puntos anotados y un 59% en tiros de campo entre los dos equipos.

Un parcial de 34-30 en un segundo cuarto donde hubo dos intentos de Baskonia de romper el partido, pero que siempre encontraba la respuesta de un Real Madrid que seguía por debajo del 30% desde el triple. Pero que, como decíamos antes, los blancos no querían dejar escapar la oportunidad de cerrar su clasificación para la Final Four en el primer intento. Además, tuvo la primera oportunidad de ponerse por delante muy al inicio del tercer cuarto cuando dos pérdidas de Baskonia fueron presa fácil para que Edy Tavares anotase debajo del aro. Pero se perdió esa oportunidad y Baskonia volvió a coger aire en el marcador con sus múltiples contrataques y su 45% en el triple al descanso. Porque dicho acierto siguió siendo fundamental para Baskonia que volvió a encontrar tres triples y una jugada de tres puntos, para colocar un nuevo parcial de 9-0 que buscaba romper el partido por enésima vez con el 70-60 para Baskonia en el minuto 25 de partido. Llegaba un nuevo momento para comprobar, usando un símil ciclista, si el Real Madrid podría responder nuevamente al ataque de Baskonia. Y así fue como el Real Madrid, de la mano ejecutora de Facundo Campazzo, lograba un festival en ataque y en defensa permitiendo solo un triple sobre la bocina de Miller-McIntrye en cinco minutos, o mejor dicho, cero puntos en tres minutos de Baskonia y donde el Real Madrid conseguía un nuevo parcial de 3-12 para meterle miedo y presión a un Baskonia que estaba jugando un súper partido pero que solo vencía 73-72 al final del tercer cuarto. Fue el único cuarto donde Baskonia no superaba los 20 puntos en este cuarto, algo que puede ser un error fatal ante un Real Madrid que sumaba la increíble cifra de 11 cuartos consecutivos sumando 20 o más puntos en esta eliminatoria.

Un súper partido de Baskonia, 73 puntos anotados con un 42% en triples con 12 anotados, 14 asistencias, 30 rebotes, 4 robos y 71 créditos de valoración. Son hasta buenos datos para cerrar un partido, pero es que no valían de mucho porque delante estaba el mejor Real Madrid físicamente de la temporada con 72 puntos y un 51% en tiros de campo y 96 créditos de valoración en solo tres cuartos. Y mientras le buscábamos respuestas a todos los datos de los tres primeros cuartos, el Real Madrid conseguía su objetivo de colocarse por delate de Baskonia en el amanecer del último cuarto. Tuvo que aparecer el mejor Howard para con 13 puntos en este cuarto (29 en total) pusiese las cosas en su sitio con el 80-75 para Baskonia en el minuto 32 de partido, pero esta vez el Real Madrid no se dejaría amedrentar por el cuadro vitoriano y con un parcial de 0-13 en solo tres minutos, con un chacho espectacular, colocaba el decisivo 80-88 en el minuto 35 para el Real Madrid. A base de triples (4 en este cuarto, 16 en total) Baskonia volvió a intimidar al Real Madrid con un 13-7 de parcial, pero la pausa y la experiencia de Facundo Campazzo en los instantes finales, permitió la victoria final del Real Madrid 98-102 en un auténtico partidazo que da por con los huesos del Real Madrid en una Final Four por 9ª vez en los últimos 12 temporadas, incluyendo la que no se disputó por culpa del parón del Coronavirus. Increíble partido del Real Madrid con 102 puntos, 55% en tiros de campo, 36 rebotes 28 asistencias 8 robos 5 tapones y 137 en valoración, donde destacan Facundo Campazzo con 13 puntos 8 asistencias y 26 de valoración, Edy Tavares con 12 puntos 13 rebotes y 26 de valoración y Guerscnon Yabusele que anotó 23 puntos con 7 rebotes y también 26 créditos de valoración. El Real Madrid va como un tiro, ya está clasificado matemáticamente para la Final Four tras deshacerse de un brillante Baskonia que no pudo superar el ADN Madridista. El rival del Real Madrid en la Final Four saldrá del vencedor de la eliminatoria FC Barcelona vs Olympiacos que va con 2-1 de ventaja para los azulgranas.

Scroll al inicio
Ir al contenido