Liga Endesa Jornada 32: Real Madrid 101 Joventut Badalona 92

Apoteosis Final

Cargando...

El Real Madrid tuvo que hacer un soberano esfuerzo - 36 puntos 69% de acierto, 63% en triples y 51 de valoración - en el último cuarto, para remontar y batir a un mejor Joventut Badalona que estuvo muy acertado en el lanzamiento a canasta. Garuba con 14 puntos y 12 rebotes fue el mejor del Real Madrid donde también destacó Sergio Llull con 5 triples anotados. Debutó Poirier con 9 puntos y 5 rebotes en 15 minutos. Los blancos ya miran al doble enfrentamiento en Estambul.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

En el (actual) baloncesto al más alto nivel, estar cinco días sin un partido es hartamente complicado. Y más en un equipo, que en apenas 48 horas se juega su futuro europeo con posibilidad de 4 partidos en 9 días, al cual habría que sumar al correspondiente de la jornada 32ª de la Liga Endesa el próximo fin de semana. Siendo muy bizarros, el Real Madrid podría llegar a disputar 8 partidos – 3 en Liga Endesa y 5 de la eliminatoria contra Anadolu Efes – en 16 días. Cosas del calendario. Pero eso será algo que iremos viendo aquí en Pobla FM y será el transcurso de la eliminatoria quien nos diga cuando se parará el contador de partidos. Ayer los blancos iniciaban “su aventura” enfrentándose en partido de Liga Endesa al sorprendente Joventut de Badalona, situado en una magnífica 7ª posición a pesar de haber perdido en 3 de sus últimos 4 partidos ligueros. Y si hablamos de partidos ligueros, no podemos olvidar la racha del Real Madrid que Carlos Sánchez Blas, adelantaba en twitter. Nada más y nada menos que 14 victorias en 14 partidos para iniciar la temporada y después de la derrota del clásico de Navidad, los blancos se presentaban ante La Penya con 15 victorias en los 15 partidos siguientes, una racha que aún está abierta.

Algo que añadíamos la semana pasada en estas líneas, donde el Real Madrid había vencido al menos una vez, a todos los equipos de la temporada ACB. Más noticias positivas en un Real Madrid que contaba con el deseado estreno de su último “gigante” Vincent Poirier y el regreso de Trey Thompkins, dejando fuera de la convocatoria – por precaución, eso sí – a Rudy Fernández y Jeffery Taylor. Pero Pablo Laso, no empezó con probaturas el partido y colocó de inicio a Nico Laprovittola, Fabien Causeur, Alberto Abalde, Usman Garuba y Edy Tavares. Y de primeras vimos al Real Madrid acertado desde el triple como reflejaba su 46% de acierto en los 3 últimos partidos de Liga Endesa (Acunsa GBC, FC Barcelona, Lenovo Tenerife) y con un 3/4 de inicio, superaba 11-7 en el minuto 4 a un Joventut Badalona muy guerrero y que se aprovechaba de la floja defensa madridista que permitía 4 rebotes ofensivos en el primer cuarto. Pero no solo de errores del rival vivía el equipo verdinegro que se aprovechó de sus fundamentos triplistas para remontar y ponerse por delante en el marcador en la mayoría de minutos del partido. Primero con un 3/3 en triples en apenas 1 minuto y finalmente con un parcial de 7-8 que le dejaba por delante en el final del primer cuarto 18-24 para el Joventut Badalona. Es cierto que La Penya había conseguido 18 de sus 24 puntos desde el triple con un sensacional 6/11 en 10 minutos, pero también ayudó el 35% de acierto del Real Madrid en tiros de campo, un 28% desde la zona. Eso fue el motivo real que puso a los verdinegros por delante, junto al 44% de acierto en tiros de campo, algo que siempre estaría de lado de un Joventut Badalona que jugó un partido enorme.

Un enorme partido que continuaba en el segundo cuarto que continuó muy acertado en ataque y que supo aprovechar el descenso de centímetros en la pintura ante el banquillazo de Tavares y Poirier. De ahí que el Joventut Badalona siguiese mandando cómodamente en el partido pese a las continuas faltas sancionadas en su contra 2-6 en menos de 5 minutos de segundo cuarto. Solo Sergio Llull con su 2/2 en triples, parecía encontrar aro en jugada de partido en un Real Madrid que sólo parecía anotar desde el tiro libre. Gracias a todo ello, el Real Madrid se encontraba cerca 32-36 minuto 15, de un muy acertado Joventut Badalona. Muchos recordarán aquel tercer cuarto del Real Madrid vs Anadolu Efes donde los blancos fueron castigados con 10 faltas amén de las técnicas sufridas. Lo del segundo cuarto de ayer, presagiaba lo mismo, salvo que desde ese minuto 5, los árbitros decidieron señalar 5 faltas a los blancos por 1 sólo a los verdinegros. Pero ese dato no era excusa para ver un brillante segundo cuarto del Joventut Badalona que infligió a los blancos un parcial de 4-9 con un gran Drimitijevic que aprovechaba los huecos habidos en la zona blanca sin sus torres. El Real Madrid intentó reaccionar y con un triple final de Fabien Causeur, se marchaba al descanso con una desventaja mínima 44-47 favorable para el Joventut Badalona. Porque las cosas estaban claras, el 38% en tiros de campo del Real Madrid se encontraba muy lejos del 46% de acierto del equipo catalán que no necesitó tanto del triple (solo 1/4 en el segundo cuarto) como en el primer cuarto pero habiendo encestado 23 puntos más a los 24 anotados en los primeros 10 minutos de juego.

clorin 1200 200

Exacto, 46% en tiros de campo (45% en triples) y 47 puntos de Joventut Badalona en 20 minutos. Mucho debía defender el Real Madrid para rebajar esos números verdinegros, si quería mantener su oportunidad de luchar por el partido. Y decimos defensa, porque en ataque los blancos también habían conquistado unos meritorios 44 puntos con Causeur(8) Garuba y Laprovittola (7) como estiletes ofensivos. Pero, tras la llegada de Vincent Poirier, el Real Madrid debería ser un martillo en el juego interior y eso no se vio en la primera parte. Y tuvimos que esperar al tercer cuarto a un mejor Edy Tavares que sí aprovechó su estatura y su físico para concretar 8 puntos y 4 rebotes en este periodo. Pero nuevamente parecía insuficiente porque el Real Madrid continuaba recibiendo demasiados puntos en las transiciones verdinegras que continuaban mandando en el marcador 55-62 en el minuto 25. Así es, 17 puntos catalanes en 5 minutos con los dos jugadores interiores Brodziansky (9 puntos) y Morgan (8 puntos) como aniquiladores ofensivos en situaciones inesperadas. Porque los dos jugadores, superaban con creces el 40% en triples en esta Liga Endesa y ayer fueron los grandes ejecutores del Real Madrid en el tercer cuarto. Porque lo vivido en la primera parte, se repetía en la segunda mitad con otro 50% de acierto en tiros de campo del Joventut Badalona. Eso quiere decir que, pese a los 21 puntos y 58% de acierto del Real Madrid en este cuarto, no era suficiente si antes no se defendía mucho mejor en lo ofrecido en los tres cuartos ya jugados. El 63-72 del minuto 28 ya empezaba a ser un aviso real de lo que le podía pasar al Real Madrid sino apretaba en defensa. Una canasta final de Tavares dejaba el delicado 65-72 al final del tercer acto y con el aviso de que, si los blancos no defendiesen más intensamente, se les escaparía el partido.

Y es que Joventut Badalona entraba en el último cuarto con 72 puntos anotados (24+23+25) y un 47% en tiros de campo y otro 47% de acierto en triples. Y vaya si sonó la corneta en el descanso entre cuartos. Porque en apenas 80 segundos, el Real Madrid igualaba el partido con un parcial de 7-0 que obligó a pedir tiempo muerto a Carles Durán. Intentaba Joventut Badalona recuperar su inercia anotadora, pero se encontraron de frente con el mejor Sergio Llull que anotaba 3/6 en triples en este cuarto para no permitir una nueva remontada del cuadro verdinegro. Y es que encima, el menorquín encontró la ayuda de Jaycee Carroll que aportaba otros 9 puntos para ir estirando la diferencia blanca hasta el 88-80 del minuto 36. Así es, parcial de 23-8 donde el Real Madrid consiguió frenar el tubo anotador de Joventut Badalona que se quedó en 20 puntos anotados, pero 12 de ellos anotados en los últimos cuatro minutos de partido, en los que los blancos ya se habían distanciado en el marcador, gracias a su increíble 11/16 en tiros de campo (7/11 en triples) para un gran 69% de acierto por el escaso 40% de acierto del Joventut Badalona en el último cuarto, arreglado en los 4 últimos minutos del partido. El Real Madrid venció tras anotar 36 puntos con un 69% en tiros de campo y con un estelar Sergio Llull que anotó 15 puntos en 21 minutos. Aunque fueron Alberto Abalde (35 minutos 12 puntos 7 asistencias y 22 de valoración) y Usman Garuba (33 minutos 14 puntos y 12 rebotes) los mejores de un Real Madrid, que tuvo que despertar en el último cuarto de un partido que tenía un claro color verdinegro.