Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Ataque Blindado
Liga Endesa Jornada 30ª Casademont Zaragoza 70 Real Madrid 79

Ataque Blindado

Con una brillante defensa con 38 rebotes, 12 recuperaciones y 8 tapones, el Real Madrid pudo superar a un buen Casademont Zaragoza que no tuvo fortuna en el lanzamiento exterior. Gabriel Deck con 15 puntos, 13 de ellos en el tercer cuarto lideró la ofensiva madridista de menos a más. Los blancos meten presión a Unicaja Málaga que juega esta tarde contra Baskonia que es precisamente, el rival de los blancos en los Playoffs de la Euroliga que comienzan este martes.

Por la disputa del Play-In de la Euroliga de donde salió Baskonia como rival del Real Madrid, el conjunto de Chus Mateo tuvo una semana entera para poder entrenar y estar todo el equipo junto a sus familiares. Esta semana también debería servir como conjura para preparar los próximos playoffs que empezaran el martes y jueves y donde se jugará el tramo más importante de la temporada. Pero antes, el Real Madrid debía rendir visita a Casademont Zaragoza en Liga Endesa y para que todos los aficionados pudiésemos ver las mejoras del equipo blanco de cara al playoff. Y no sería nada fácil, puesto que el Casdademont Zaragoza es 12º con 11-18 de balance sin temor a caer en los puestos de descenso. El Real Madrid llegaba con dos victorias consecutivas sobre la bocina de Gabriel Deck tanto en Kaunas como en la visita de Joventut Badalona y con necesidad de disipar alguna duda respecto a su juego. La recuperación de Facundo Campazzo fue la noticia feliz de un Real Madrid que viajaba a Zaragoza con la baja de Sergio Rodríguez.

Publicidad
Clorín

No sería una plaza sencilla el Príncipe Felipe de Zaragoza donde los aragoneses han tumbado a Unicaja, UCAM Murcia y FC Barcelona. Facundo Campazzo en el base, con Fabien Caseear y Dzanan Musa en las alas y con Guerschon Yabusele con Edy Tavares en la pintura, para el quinteto inicial de Chus Mateo. Pues si queríamos dilucidar dudas, el inicio del Real Madrid no pudo ser más estrepitoso. Parcial de 8-4 para Casademont Zaragoza en los primeros cuatro minutos de partido, donde el Real Madrid sólo anotó una canasta y ya había perdido tres balones, obligando a Chus Mateo a tener que solicitar su primer tiempo muerto. Justo a partir de ese momento “una tecla” se pulsó en el equipo blanco, no tanto por darle respuesta a Casademont Zaragoza sino porque se inició una estadística que terminaría siendo clave en el desarrollo de partido. Los blancos lograron tres recuperaciones además de colocar tres tapones – dos de ellos de Fabien Causeur – durante el primer cuarto. Aunque es verdad que el baloncesto se trata de anotar y de ganar al equipo contrario y eso en el principio de partido fue positivo para Casademont Zaragoza que seguía mandando en el marcador con el 15-13 en el minuto 8 de partido gracias a su buen 47% en tiros de campo con un 53% de acierto en la zona madridista. Suerte para los blancos que con la entrada de Alberto Abalde y Rudy Fernández, el Real Madrid recuperó el dominio en el marcador con un parcial de 2-7 para cerrar el primer cuarto con un 17-20 parta el Real Madrid. No estuvo bien el Real Madrid en ataque pese a sus 20 puntos, por culpa de su 30% en tiros de campo pero su brea defensiva con 14 rebotes – 6 ofensivos – acompañado a las comentadas 3 recuperaciones y 3 tapones, dejaban una clara mejora en el sector defensivo del club madrileño.

En el baloncesto actual se sabe que en el ataque manda la calidad y que en defensa manda la actitud. En modo del primer cuarto del Real Madrid, los tiros ya entrarían y la defensa demostraba que los jugadores estaban concentrados en todas sus marcas. Pero los tiros continuaban quedándose fuera en el Real Madrid algo que  no permitió muchos cambios en el partido como el parcial de 5-3 para los zaragozanos en cuatro minutos de juego. Y es que se olía un resultado bastante bajo con bastantes errores entre ambos equipos con el 24-26 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido, pero con una clara salvedad, los tiros madridistas seguían sin entrar y ya eran 8 las pérdidas de balón de Casademont Zaragoza. Y tuvo que ser con la salida a cancha de Sergio Llull y Gabriel Deck cuando el Real Madrid mejoró en su ataque con un parcial de 2-11 en cinco minutos con 6 puntos de Sergio Llull para el definitivo 26-37 para el Real Madrid al descanso. Le costó arrancar al Real Madrid en ataque con solo 5 puntos en cinco minutos, pero ya fueron 11 en los cinco siguientes, pero ya parecía que los blancos habían encontrado el acierto con un 50% en tiros de campo, con 4 recuperaciones y dos nuevos tapones para dejar a Casademont Zaragoza en apenas 9 puntos con un escaso 22% en tiros de campo.

No funcionaba 100% el ataque blanco, era evidente. 37 puntos anotados con un 38% en tiros de campo, con nadie sumando más de los 6 puntos conseguidos por Dzanan Musa y Sergio Llull. Pero Fabien Causeur era el único jugador madridista sin anotar de todo el roster a la vez de que era el máximo taponador del equipo con dos de los cinco conseguidos por los blancos en la primera mitad. Una defensa que funcionaba a las mil maravillas con solo 26 puntos de Casademont Zaragoza en la primera parte con un 34% en tiros de campo y ya 10 pérdidas de balón. Como ya habíamos avisado, el Real Madrid tenía que mejorar en ataque y la mejor demostración fue el inicio del tercer cuarto. Con un parcial de 4-10 el Real Madrid puso pies en polvorosa agitando las telas de araña del aro zaragozano con el sensacional manejo de Gabriel Deck para el 30-47 en el minuto 23 de partido para el Real Madrid. Ni siquiera el 5-0 de parcial de un luchador Casademont Zaragoza pudo frenar el momento de Gabriel Deck que anotaba él solo 13 de los 26 puntos del Real Madrid en este cuarto. Ni los (7) puntos de Mitchell Watt y los (6) de Santi Yusta, liderando un parcial de 9-6 en dos minutos, pudo detener el momento de gracia del alero argentino del Real Madrid que volvió a destaparse con 3/3 en el triple de los cinco que anotó su equipo que cerraba el tercer cuarto con el 45-63 para el Real Madrid. 26 puntos anotados con 56% en tiros de campo en un cuarto donde se demostró la mejora ofensiva que sabíamos que tarde o temprano iba a llegar.

Y la defensa siguió construyendo esa ventaja de la que se dispuso todo el encuentro. 45 puntos de Casademont Zaragoza con un 36% en tiros de campo 14 pérdidas y 7 tapones recibidos. Es más, desde el final del primer cuarto, había un 28-43 de parcial para el Real Madrid con un 13/24 en tiros de campo mientras que Casademont Zaragoza contaba con un 10/33 en tiros de campo. El Real Madrid había logrado distanciarse en el marcador un solo jugador superando los 10 puntos anotados y con una perfecta defensa ante un rival temible en su cancha. En el último cuarto hubo muy poco que rascar y más tras el 51-71 del minuto 33 de partido donde el Casademont Zaragoza supo reaccionar con un 53% en tiros de campo por el escaso 28% de un Real Madrid que fue una escopeta de feria desde el triple con un 2/13 solo en este cuarto. Fueron minutos de la basura donde los lanzamientos blancos acababan escupidos por el aro y provocando rápidas transiciones zaragozanas que cerró el partido con un parcial de 19-8 para conseguir el objetivo de bajar de la decena de puntos al final del partido con el definitivo 70-79 para el Real Madrid. No fue un partido extraordinario de los de Chus Mateo en ataque con un 39% en tiros de campo y con Facundo Campazzo como el más valorado habiendo jugado 15 minutos de juego. Pero es que la principal baza con la que contó el Real Madrid fue su defensa con 70 puntos recibidos (25 en el último cuarto) con 38 rebotes 12 recuperaciones y 8 tapones.  Y ya no hay más pruebas, porque desde este martes los previsibles 20 partidos que le quedan a los blancos serán considerados como finales.

Scroll al inicio
Ir al contenido