Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Aviso del Campeón
Realmadrid.com Helios de la Rubia
Euroliga Final Four Semifinales: Real Madrid 87 Olympiacos 76

Aviso del Campeón

Con una contundente primera mitad, el Real Madrid logró clasificarse para su tercera Final de Euroliga consecutiva y con la intención de seguir escribiendo la historia de este club de leyenda. 56 puntos y 77 créditos de valoración en la primera mitad, sirve al Real Madrid para soportar el permitido físico de Olympiacos que guerrilleó hasta el final pero que fue siempre muy inferior al conjunto de Chus Mateo que logra su quinta final consecutiva, la sexta en siete torneos disputados con el Real Madrid.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Llega la Final Four de la Euroliga y nuevamente el Real Madrid está en el grupo de elegidos. Otra vez, hemos de coger el tomo de las hazañas del club madridista para escribir una nueva página de este club de leyenda, sobre todo en los últimos 12 años. Porque el Real Madrid disputaba su novena Final Four de doce ediciones y de las once presencias anteriores, suma 6 participaciones en la gran final, con tres títulos. Con 30 victorias en 37 partidos, el Real Madrid se presentaba como el gran candidato para lograr la duodécima Euroliga pero para pelear por ella, debía superar a Olympiacos en semifinales. Aquí da igual hablar de rachas, de situaciones o de récords. El Real Madrid solventó brillantemente 3-0 su eliminatoria ante Baskonia hace 24 días, mientras que Olympiacos tuvieron que trabajarse el 2-3 contra el FC Barcelona que tenía la ventaja de campo. Un duelo de titanes de dos equipos que se han enfrentado hasta 51 veces en 24 años y que repetían la recordada final del año pasado en Kaunas con la consecución de la undécima Euroliga por parte de los madridistas.

Publicidad
Clorín

Con la consabida baja de Gabriel Deck, el Real Madrid se presentaba en Berlín con su objetivo conseguido, pero con la necesidad y la ilusión de ponerle el lacito a su temporada europea con un nuevo título. Para empezar, Chus Mateo puso la primera sorpresa en el quinteto inicial colocando a Eli NDiaye como pareja de baile de Edy Tavares en la pintura, con Facundo Campazzo en el base y con Mario Hezonja y Dzanan Musa como jugadores exteriores. Salida en tromba del Real Madrid que tuvo el acierto del triple de su lado. Esto solo significa, que el equipo blanco va a ejecutar a su rival, porque si al talento le unes el acierto, nada ni nadie puede detenerte. Porque los blancos lo bordaron de inicio con un claro 16-8 en el minuto 5 de partido, sorprendiendo a Olympiacos, con un escandaloso 4/4 – 3/3 de Hezonja – en el triple y un 21-6 en valoración. Ni siquiera el tiempo muerto de Bartzokas pudo detener al Real Madrid que tuvo que bajar su nivel por el riguroso criterio arbitral que no permitía las mismas acciones en una zona que en la otra. A pesar de esto, un parcial de 9-0 en los últimos cuatro minutos cerraba un primer cuarto espectacular con un claro 28-10 para el Real Madrid. Un obús había pasado por el Uber Arena de Berlín. Eran 28 puntos, con 11/16 en tiros de campo, 6/8 en triples, 10 rebotes, 8 asistencias, 3 tapones y 1 robo para terminar sumando 42 créditos de valoración. Y es que Mario Hezonja sumaba 9 puntos, por 10 de todo Olympiacos. Facundo Campazzo sumaba 6 asistencias por solo 1 de todo Olympiacos y el Real Madrid anotaba 6 triples, mas que las 4 canastas en juego que sumó Olympiacos.

Un primer cuarto perfecto y no era ante el típico rival “que no tiene calidad, plantilla o presupuesto” de lo que se jactan tantos seguidores al tratar de identificar la superioridad del Real Madrid. Y es que anoche el Real Madrid estaba en modo rodillo, imparable si no consigues frenarlo a tiempo. Olympiacos lo intentaba desde su ofensiva logrando ahora 8 puntos en apenas 3 minutos del amanecer del segundo cuarto y lo único que detenía el avance del Real Madrid fue la nefasta actuación arbitral que ya había dictado tres faltas personales a los blancos por simples contactos, olvidando señalar los mismos en la zona contraria. De ahí que los blancos perdiesen hasta 6 balones en el segundo cuarto, nada menos que el triple de pérdidas de las cometidas en los primeros diez minutos. Pero algo que no podía controlar el experimentado trío arbitral era el escandaloso 8/11 que llegó a tener el Real Madrid mediado el segundo cuarto que hacía inútil el intento de remontada de Olympiacos con un parcial de 19-9 en cinco minutos donde cuatro de esos seis puntos de Olympiacos llegaron desde el tiro libre para colocar un claro 47-24 para el Real Madrid en el minuto 16 de partido. Hasta una falta técnica se llevó Chus Mateo ante la diferencia de criterio arbitral que frenaba el escandaloso resultado que podía provocar el juego del Real Madrid. Pero los blancos no cejaban en su empeño y con Yabusele y Poirier haciendo de Musa y Hezonja para lograr una máxima de 25 puntos de ventaja, cortada por un parcial de 2-7 en el último minuto para dejar un muy merecido 56-37 para el Real Madrid al descanso. Si en el primer cuarto fueron 28 puntos y 69% en tiros de campo, en el segundo cuarto se volvió a anotar 28 puntos pero ahora con un 77% y un 10/13 en tiros de campo.

No había opción para Olympiacos ante un Real Madrid que podía presumir en la segunda mitad de darle el merecido descanso a sus jugadores mas cargados en minutos. 56 puntos, con solo 8 errores en el tiro, y u n 9/13 en el triple. Y eso sin ningún jugador madridista que superase los 10 puntos anotados y con un 77 en valoración. Pero como ya advertíamos en la primera mitad, el arbitraje no era igual en una zona que en la otra y Olympiacos quiso remontar desde su enorme defensa y su facilidad en meter manos para dejar sin anotar al Real Madrid durante más de cuatro minutos en el tercer cuarto en un parcial de 2-8 roto por una bandeja de Dzanan Musa para dejar el resultado en 60-45 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido y nuevamente, con 3-1 en faltas señaladas al conjunto blanco que volvía a estar en riesgo ya que su poderoso 73% en tiros de campo de la primera mitad no iba a tardar mucho en venirse abajo. Y es que ahora los triples venían del lado de Olympiacos. Sí el Real Madrid lograba 6/8 en el primer cuarto, los griegos lograban 3 consecutivos para volver a meterse en el partido aunque enfrente tuvieron al mejor Dzanan Musa anotando 8 de los 15 puntos del Real Madrid en el tercer cuarto. Y pese a los intentos de Olympiacos de poner nervioso a los blancos, aparecía Sergio Llull para controlar el partido ya fuese con sus tiros o con su circulación. Con el capitán en cancha, los blancos reaccionaron con un nuevo parcial de 5-2 para dejar una buena ventaja 71-58 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. Un bajón de 15 puntos donde los blancos apenas superaban la zona griega con 2/8 desde el triple y solo 5 rebotes. Con 8 puntos de Dzanan Musa que serían fundamentales para el devenir del encuentro.

Y cuando buscábamos jugadores, acciones, defensas o motivos para incidir en qué se iba a dictaminar el último cuarto, nos vimos un parcial de 5-6 en solo dos minutos de partido que nos hacía presagiar que las defensas estaban empezando a agotarse ante tanto acierto de ambos equipos. Pero fue entonces cuando apareció “el otro” Mario Hezonja. No me he vuelto loco. Es que en el partido de anoche, Mario Hezonja lograba 9 puntos con 3/4 en triples en el primer cuarto y desde entonces, solo anotaba 3 puntos más pero recogía 6 rebotes y dos importantes recuperaciones para ayudar en un puesto de 4 algo huérfano en la noche de ayer. Y es que el físico de Olympiacos no permitía tanta facilidad en el ofensivo del Real Madrid que tuvo que tirar de ingenio para dejar de anotar en ataque para responder a la dureza de Olympiacos y permitir solo 7 puntos griegos en cinco minutos. Y para ello tiró del ingenio de Facundo Campazzo con dos recuperaciones y del talento de Dzanan Musa que conseguía su 20 punto para sentenciar el partido con el definitivo 87-76 que le da una nueva final al Real Madrid, la 39ª en los últimos 51 torneos oficiales y la quinta de manera consecutiva. Será mañana domingo contra Panathinaikos que derrotaba a Fenerbahce en la otra semifinal, pero hasta entonces, disfrutemos de lo conseguido en la noche de ayer por un Real Madrid que sigue demostrando porqué es el campeón de esta competición.

Scroll al inicio
Ir al contenido