Liga Endesa Jornada 23: Real Madrid 72 Bitci Baskonia 80

Bloqueo Mental

Cuarta derrota liguera consecutiva del Real Madrid en el WiZink Center. Una derrota que escuece tras haber realizado una gran primera parte con un buen acierto de cara al aro. Hudimiento mental en la segunda parte donde Baskonia anotaba los mismos puntos en el tercer cuarto que en toda la primera parte. Edy Tavares volvió a ser el mejor de los blancos siendo el único que anotó más de 10 puntos. Doble jornada europea que deben servir para despejar dudas.

Momento muy complicado en el Real Madrid. Sí, ya sé que muchos de vosotros conocéis la solución a los males del equipo e incluso a la invasión rusa en Ucrania, pero estoy convencido que, haciendo una encuesta, me encontraría con demasiadas respuestas. Sería sencillo echarle un ojo a los resultados y comprobar el ahogamiento físico y mental de un equipo que firmó un doble liderato en Liga y Euroliga en fin de año. Los jugadores son los mismos, el entrenador es el mismo e incluso los rivales son los mismos. Desgraciadamente, las sensaciones y las formas, han cambiado de forma drástica pasando de ir sobrados a necesitar el aire urgentemente. Y en el partido de ayer contra Baskonia pudimos observar con detalle el bloqueo mental que os intento explicar. Un equipo integrado en la primera parte, logrando parciales superiores a los 10 puntos y mentalmente cerrado en la segunda parte recibiendo hasta 53 puntos. Nada que objetar al triunfo baskonista, que llegaba a Madrid con un irregular 11-9 de balance habiéndose quedado fuera de la Copa del Rey por segunda vez en los 3 últimos años. Es más, era el cuarto duelo entre ambos equipos y el Real Madrid había ganado los tres duelos anteriores por una media de 20 puntos.

Publicidad
Clorín

Pero los blancos no están para sonrisas, ni siquiera para emular resultados. Debían recuperar su confianza y demostrar al mundo lo buenos jugadores que son y que lo realizado en la primera vuelta no era un sueño, sino la realidad. Pablo Laso recuperaba a todo su equipo y dejaba fuera de convocatoria a Fabien Causeur, Juan Núñez y Trey Thompkins. Williams-Goss, Alberto Abalde, Gaby Deck, Guerschon Yabusele y Edy Tavares, formaron el quinteto inicial para enfrentarse a Baskonia. En los primeros minutos, pudimos comprobar a un Real Madrid comprometido y decidido a romper todas las malas rachas. 3 minutos de partido y 8-0 para los blancos, con 2 puntos de Tavares, Yabusele, Williams-Goss y Gabriel Deck. No solo eso, todas sus canastas llegaron en jugadas elaboradas y con buenos tiros, siendo el de Williams-Goss el único lanzamiento desde más de tres metros de distancia. Pero el acierto dejó paso a los inevitables errores y a la vuelta al partido de Baskonia que se acercó con un 0-5 de parcial al 8-5 del minuto 5 de partido. Y con los triples de Matt Costello, Baskonia siguió acechando ante un Real Madrid que sufrió su primer frenazo y apenas encontraba la aportación de Edy Tavares que lideraba a los suyos con 6 puntos en el primer cuarto, mientras sus compañeros sumaron 10 puntos con una única canasta cada uno. El triple volvió a pesar con un 0/5 en el primer cuarto que estropeaba el 7/10 en tiros de dos en un cuarto que se cerró con un 16-14 para los blancos. Un Real Madrid que consiguió un 47% de acierto, muy por encima del escaso 28% del conjunto vitoriano.

Porque si al Real Madrid le costaba encontrar más jugadores en acierto, el equipo de Pablo Laso había conseguido sujetar el ataque baskonista con un 2/11 en la zona. Con la entrada de la segunda unidad, el Real Madrid pudo aportar más jugadores en la ofensiva y haciendo un feliz segundo cuarto con 6 rebotes y 6 asistencias. Claro que no son números espectaculares, pero siempre son bienvenidos en equipos en reconstrucción. Incluso a pesar de la primera ventaja vitoriana 16-18 en el minuto 12 de partido y que volvió a dar paso a otro parcial madridista de 10-0 con el primer triple anotado por los blancos a través de Rudy Fernández. Y no fue un solo triple, sino dos anotados por el mallorquín en los mejores minutos blancos del partido donde también aportaba su granito de arena el desaparecido – en minutos de juego – Anthonny Randolph quien, en sus 7 minutos en cancha, aportaba 4 puntos sin fallo. A todo esto, parcial de 15-2 en 4 minutos de un Real Madrid que pareció rejuvenecer y devolver la alegría ofensiva de antaño para colocar el 31-20 en el minuto 15 de partido. Cierto que Baskonia no le perdió nunca de vista el partido pero el equipo blanco estaba enrrachado con 6 puntos de Rudy, 5 de Heurtel y el triple de Jeff Taylor. Un triple que significaba el tercero del Real Madrid en el segundo cuarto y que sería el 75% de los triples anotados por el Real Madrid en el partido porque, lamentablemente, solo aportaron un triple más en toda la segunda parte. Las sonrisas volvían al WiZink Center con 22 puntos anotados en el segundo cuarto, que se cerraba con un 38-29 para el Real Madrid. 22 puntos con un 58% en tiros de campo, las ya comentadas 6 asistencias y nada menos que 3 recuperaciones. ¿Podríamos estar ante los mejores números del Real Madrid desde Enero?

Porque la primera parte fue lo mejor que nos dejó el equipo blanco en la tarde de ayer. 38 puntos anotados, con un 52% en tiros de campo, 10 asistencias dadas en 14 canastas, 5 recuperaciones, 4 pérdidas y 50 créditos de valoración. Es verdad que nadie destacaba en anotación pero se veía a un equipo atrevido y con confianza en sacarlo adelante. Hasta el tercer cuarto. Nuevamente llegaron las desconexiones y la fragilidad defensiva permitiendo al rival anotar, en un solo cuarto, casi los mismos puntos anotados en la primera parte. Explicarme como pudo pasar, que el mismo quinteto inicial, diese tantas facilidades en la zona a un Baskonia que pasó de tener 2/11 en el primer cuarto a 10/14 en el tercero. Porque Baskonia anotaba casi todo aquello que lanzaba mientras que a los locales les costaba Dios y ayuda ver aro. Y ahí se quedaron con apenas una canasta anotada durante casi 8 minutos de juego real. Los hechos provocaban el acercamiento definitivo y colocaba un ajustado 42-40 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Así es, parcial de 4-11 para Baskonia, donde nuevamente el Real Madrid recibe una amplia anotación en escasos minutos. Un tercer cuarto que dejó en alucinación lo visto en la primera parte y donde el Real Madrid siguió por delante gracias a los 7 puntos anotados desde el tiro libre ya que, de nuevo solo pudieron conseguir un triple en seis intentos y el triple entró en la última posesión del cuarto. Un cuarto que se cerró con 28 puntos anotados por Baskonia que se marchaba 54-57 tras el triple comentado. Y no solo eso, los vitorianos necesitaron de Baldwin IV con 9 puntos, Steven Enoch con 9 puntos y Alec Peeters con 8 puntos, para anotar más puntos que todo el Real Madrid.

4/14 en tiros de campo del Real Madrid, que volvía a ser el equipo sombrío del inicio de 2022 y que volvía a contar con el dúo Llull y Rudy (35 años) para sacar las castañas del fuego mientras que el resto de jugadores se encontrasen temerosos al lanzamiento. Solo Heurtel con 1/6 lanzó más de 3 tiros a canasta. Ni siquiera Tavares lanzó tiro alguno en el último cuarto donde los blancos volvieron a anotar 10 de sus 18 puntos, gracias al tiro libre. No, ningún pero a la victoria de Baskonia, que anotaba 53 puntos en la segunda parte con un 56% en tiros de campo. Pero ayer, la desconexión y el bloqueo mental del Real Madrid volvió a ser clave para caer derrotados. Hablemos de números, 34 puntos anotados por los blancos en la segunda parte, la mitad de tiros libres, con un 8/30 en tiros de campo, 1/14 en triples y 6 balones perdidos. Unos datos de un equipo que no puede aspirar a un título, pero que 20 minutos antes, eran muy diferentes, con el mismo entrenador y los mismos jugadores. Igual que servidor, que escribe lo ocurrido en la primera parte y en la segunda. No, no están bien, pero ya son innumerables las ocasiones que el Real Madrid de Pablo Laso se ha caído a la lona mientras parte de su afición huía despavorida y se ha terminado levantando. Más de un mes lleva el Real Madrid en “crisis” pero sigo mirando la clasificación y sigue en el pódium de ambas. Cuando termine el bloqueo mental, volverán a darnos alegrías, seguro.

Más vídeos del partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido