Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Con lo de siempre
Copa del Rey Final: Real Madrid 96 FC Barcelona 85

Con lo de siempre

El Real Madrid vuelve a escribir en los libros de historia del baloncesto español. Es campeón de Copa Endesa por séptima vez en los últimos trece años y conquista su título número 26 de los últimos 50 disputados. Vencieron en la gran final a un fantástico FC Barcelona que nunca se dio por perdido. Facundo Campazzo fue nombrado MVP y Chus Mateo consigue su cuarto trofeo en los seis torneos que ha conseguido terminar. Felicidades al Real Madrid.

Hemos tardado 6 meses para llegar hasta aquí. Se ha hablado de rachas, de MVP´s de jugadores, de cansancio y de equipos de moda. Para el Real Madrid han sido 52 partidos cuasi perfectos, para el FC Barcelona 51 donde han ido de menos a más. Sí, podemos estar cansados de oír hablar de un Real Madrid vs FC Barcelona, pero honestamente son los dos equipos españoles más en forma de la actualidad. Ambos equipos sufrieron menos de lo esperado ayer para vencer sus partidos de semifinales. El Real Madrid accedió a la final de la Copa del Rey con una consistente victoria ante Valencia Basket al que arrolló en el tercer cuarto. El Barça supo deshacerse de Lenovo Tenerife en la primera mitad. Un partido con final incierto como se podía esperar de los dos primeros clasificados de la Euroliga. Tercer partido del Real Madrid con los mismos doce jugadores en plantilla. Chus Mateo tenía ese día marcado en rojo en el calendario y con todas sus armas disponibles.

Publicidad
Clorín

Y para que cambiar, los mismos cinco hombres que iniciaron encuentro contra UCAM Murcia y Valencia Basket, fueron ayer los mismos que iniciaron la gran final contra el FC Barcelona, con Facundo Campazzo en el base, Dzanan Musa y Gabriel Deck como aleros y con Guerschon Yabusele con Edy Tavares en la pintura. Partido con mucho ritmo donde el Real Madrid estuvo más acertado con Campazzo en ataque y Tavares en defensa. Y es que de las manos del Facu salieron 7 puntos de su equipo mientras que Edy solo permitía una canasta de Jabari Parker. Por tanto, 7-2 de parcial en 3 minutos para el Real Madrid. Cuatro minutos tardó el Barça en anotar su segunda canasta pero fue trascendental para recuperar toda su desventaja hasta el 11-9 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido con un Jabari Parlker sensacional. Fue el momento del otro lado de la moneda porque ahora le costaba al Real Madrid no solo anotar, sino atravesar la intensa defensa del FC Barcelona que “echaba” al Real Madrid de su aro. Pero dos triples consecutivos parecieron darle aire al Real Madrid cuando los aros empezaban a cerrarse, pero otros dos triples de Laprovittola volvieron a igualar un durísimo primer cuarto de tú a tú con dos que difieren en sus porcentajes por tan solo un tiro más lanzado por el FC Barcelona para un 50% de acierto. Una canasta final de Willy Hernangómez situaba el definitivo 19-19 al final del primer cuarto con 7 puntos y 2 recuperaciones de Dxanan Musay los 4 puntos y 4 rebotes de Yabusele.

En partidos tan igualaos, son importantes los detalles. El FC Barcelona “solo” tuvo un 41% en tiros de dos, bajo para como lo aprovecha en sus partidos con el Real Madrid, pero es que además no dio asistencias y perdió cinco balones. También 4 balones perdieron el Real Madrid, todos ellas de Vampazzo, aunque se recuperaron 5 balones y Edy Tavares colocaba 3 tapones. Y de repente aparecieron las segundas unidades de ambos equipos con Rokas Jokubaitis dándole ventajas al FC Barcelona tras un parcial de 5-17 que amenazaba con la escapada. Pero en el actual Real Madrid, esta cogido con una varita Sergio Llull y Vincent Poirier que mantuvieron al Real Madrid en el partido hasta que apareció el mejo Mario Hezonja de la Copa para hacer en 6 minutos su mejor racha desde que fue MVP del mes de diciembre en la Euroliga. Y gracias al croata, el Real Madrid recuperaba aliento para ponerse a tiro del Barça con el 28-29 para el FC Barcelona en el minuto 15 de partido. Y es que sin duda estábamos en los mejores minutos del FC Barcelona de todo el partido con un espectacular 73% en tiros de campo en este segundo cuarto. Pero el Real Madrid le plantaba cara al equipo blaugrana con un espectacular Mario Hezonja que conseguía 12 puntos con 3/5 en tiros 2 rebotes y 1 asistencia. Y gracias a ello, el Real Madrid volvía a recuperar el mando en el partido donde el FC Barcelona pareció tener dominado pero la presencia de Vincent Poirier dio otra vertiente al juego interior anotando otros 7 puntos. Pero un triple final de Nikola Kalinic volteaba el resultado hasta el definitivo 43-45 para el FC Barcelona al descanso. El Barça con un 59% en tiros de campo al descanso, estaba encontrando su manera más cómoda de jugarle al Real Madrid, pero encontró una inesperada respuesta.

Porque en el equipo de Chus Mateo, pocos podían esperar que hubiese varios jugadores con posibilidades de aportar más allá de los clásicos. Pero ninguno de los dos equipos daba su brazo a torcer y nos encontramos con un parcial de inicio de 8-4 para el Real Madrid en apenas 3 minutos de juego donde empezaba a destacar Gabriel Deck, uno de los jugadores más destacados de la Copa pero con poca aportación ofensiva en la primera mitad. Los cambios en el mando del marcador se sucedían en un partido de poder a poder, con Gabriel Deck cogiendo los mandos del Real Madrid y Jan Vesely los del FC Barcelona en esos minutos donde el checo ya apuntaba al centro de la canasta en sus famosos tiros de 5 o 6 metros. Pero todo estaba en el aire, así como lo demostraba el 53-56 para el FC Barcelona en el minuto 25 de partido. Y tras la racha de Vesely que puso con ventaja al FC Barcelona, la defensa de Yabusele y el acierto de Gabriel Deck ordenaba el partido con otro parcial de 9-5 para los blancos que volvían a ponerse por delante en el marcador. Y es que de nuevo ambos equipos superaban el 40% en tiros de campo en este tercer cuarto donde rondaron los 20 puntos anotados. Pero cuatro puntos consecutivos de Vincent Poirer ponían el definitivo 66-63 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. 23 puntos habían anotado los blancos en este periodo, pero con una curiosidad de un escaso 0/2 en triples y nada menos que 12 rebotes y cuatro asistencias, tres de ellas de Campazzo.

Porque el menudo base argentino volvía a rellenar todas sus estadísticas en un Real Madrid que solo realizó el cambio de Edy Tavares por Vincent Poirier y mantuvo a los otros 4 jugadores todo el tiempo posible. Porque para esto es para lo que se ha estado preparando el Real Madrid este año. Descansos por aquí y por allá y mantenimiento de lesiones para llegar al momento más importante hasta la fecha, con tus doce jugadores elegidos y sin necesidad de pasar por el banquillo. Así disputó el Real Madrid la segunda parte con Campazzo, Musa, Deck, Yabusele y Poirier para darle respuesta a todo intento del FC Barcelona de recuperar terrero perdido en el tercer cuarto. Era el típico combate de pesos pesados que todos ganarían hasta que uno de ellos se cansase de dar golpes duros y no pudiese doblegar a su rival. Porque nada se puede decir de los 22 puntos y 63% en tiros de campo del FC Barcelona en este cuarto, pero el acierto del Real Madrid fue monstruoso y con dos triples seguidos de Yabusele hizo tambalear al sector blaugrana con el 77-68 en el minuto 33 de partido. Porque empezaron a pasar los minutos y la diferencia del Real Madrid no bajaba de los 7 puntos de diferencia. Y es que a los 9 puntos de Yabusele se unieron los 8 puntos de Campazzo, un golpe del que el Barça ya no se pudo recuperar. Al final un 12-0 de parcial para el Real Madrid sentenciaba el partido hasta el definitivo 96-85 y le daba al Real Madrid una nueva copa del rey tras 4 años de ausencia. Vincent Poirier fue el mejor del partido con 17 puntos 8 rebotes y 32 de valoración mientras que Yabusele lograba 15 puntos y 9 rebotes. Un triunfo trabajado, pero donde el Real Madrid aguantó mejor los mutuos golpes y venció justamente la final.

Facundo Campazzo fue nombrado MVP de la Copa del Rey. Una Copa especial, por ser la última de Rudy y por volver a ser descrita como una victoria de un equipo siempre exigido a ganar con cualquier consecuencia negativa llegada desde fuera y en el que siempre se usa “un pero”. Y es nada menos que la séptima copa en trece años y sobre todo, es la cuarta copa conquistada por Chus Mateo en los seis torneos que ha disputado desde que es entrenador del Real Madrid. Otro hito más, otro trofeo más, otro dato más.

Scroll al inicio
Ir al contenido