Liga Endesa Jornada 14: Real Madrid 78 FC Barcelona 87

Defensa Olvidada

Cargando...

El Real Madrid fue duramente derrotado tras un fatal último cuarto que dominaron Laprovittola (9 puntos) y Higgins (14 puntos). El Real Madrid fue de más a menos y tuvo bastantes problemas en su zona. 16 rebotes ofensivos del Barça y los 45 puntos recibidos en la segunda parte culpables de la derrota madridista que mantiene el liderato pero ahora igualado con Barça y con Lenovo Tenerife y Baskonia a espensas de lo que hagan en la noche de hoy. 

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Como cada año en fechas navideñas, el gran clásico del baloncesto español se disputaba en un tono más visual que deportivo. Porque como suele ser habitual, Real Madrid y FC Barcelona lideraban la Liga Endesa junto con Lenovo Tenerife y Baskonia, aunque los madrileños llevaban una victoria más conseguida. Por tanto, el partido de anoche entre los dos mejores equipos de España valdría de muy poco en lo clasificatorio, pero traería mucha información del estado de forma de ambos equipos. El Barça llegaba a Madrid con todo, mientras que en el Real Madrid se seguía esperando el retorno de Rudy Fernández y Adam Hanga. Los madrileños llegaban tras seis victorias seguidas, mientras que los azulgranas habían vencido en sus tres últimos encuentros. Pese a ser el primer lunes de 2023, el WiZink Center acogió a más de 11000 personas en el feudo madridista que no dejaron de animar y sufrir junto con su equipo.

clorin 1200 200

Porque ya hemos dicho lo gratificante que es siempre vencer a tu rival en el momento que la competición y el calendario te permita disputar, además de estar deseando no tener que acordarte de los nombres de los árbitros algo que, desgraciadamente, siempre ha quedado en la memoria. Partía el Real Madrid de inicio con lo mejor que tiene disponible, con Nigel Williams-Goss en el base, Dzanan Musa y Gabriel Deck en las alas y con Guerschon Yabusele y Edy Tavares en la pintura. Salió el FC Barcelona decidido a plantarle cara al Real Madrid desde el físico primero y el acierto después. El Real Madrid igualaba en el acierto a canasta, donde ambos equipos superaban el 60% en tiros de campo, pero empezaba a quedarse sin físico desde el mismo amanecer del partido. De pronto nos encontrábamos con el 14-12 para el Real Madrid en el minuto 5 siendo los hombres altos de los dos equipos quienes mejor porcentaje tuvieron en el primer parcial. Y eran Guerschon Yabusele (9) y Jan Vesely (8) los máximos anotadores de sus respectivos equipos en el primer cuarto, donde el Real Madrid forzaba acciones de uno vs uno mientras que el FC Barcelona aprovechaba las recuperaciones y los bloqueos para conseguir sus canastas, ya que el primer cuarto terminó muy igualado 26-28 para el cuadro blaugrana. Curioso que el Real Madrid fuese por debajo en el marcador con un 73% en tiros de campo, pero es que el FC Barcelona lanzó 5 veces más a canasta con un 62% de acierto y además recuperó 5 balones por 4 pérdidas del Real Madrid que empezó el encuentro algo despistado para la intensidad de estos choques.

Lo dicho, 9 puntos de Yabusele, por los 6 de Edy Tavares y los 5 de Dzanan Musa, que encontraban en el contrataque su mejor arma ante un Barça que supo aprovecharse de la pillería de utilizar el físico para recuperar los balones ante la pasividad de los árbitros en señalar personales (apenas 6 faltas en todo el primer acto). La (falta de) defensa fue un punto de inflexión en ambos entrenadores en el primer cuarto y fue lo que marcó el devenir del segundo cuarto, muy diferente al primero. Y aunque el FC Barcelona consiguió estirar el marcador con dos triples consecutivos 30-36 minuto 13, le costó Dios y ayuda encontrar acciones positivas en el segundo cuarto donde se vio a un Real Madrid, aunque continuase negado en el triple. Poco se movía el marcador en los minutos centrales del segundo cuarto donde la dureza y el error en el triple no permitieron canasta alguna en juego durante cinco minutos para dejar un 37-39 en el minuto 18 con un parcial de 7-3 para el Real Madrid donde anotaba 5-1 en tiros libres. Resultaba curioso y algo incómodo que ambos equipazos no fuesen capaces de anotar en transiciones. Y es que de nuevo las pérdidas de balón fueron las protagonistas del partido con otras 3 del Real Madrid y 5 en el FC Barcelona. La vuelta al campo de Tavares fue una bendición para los blancos que consiguieron su mejor parcial con 11-2 que le volvía a poner por delante hasta que dos errores en ataque del Real Madrid propiciaron una reacción blaugrana hasta el 41-42 quedando escasos 2.8 segundos para llegar al descanso. Descanso que se llegaría con el enésimo triple de Sergio Llull esta vez desde su campo – el primero y único triple del Madrid en el segundo cuarto – que dejaba el 44-42 para el Real Madrid al descanso. Un 18-14 de parcial, donde hubo un 3/14 en triples entre ambos equipos y donde el FC Barcelona se quedó en un 33% en tiros de campo.

No podemos hablar de gran partido entre los dos grandes del basket español, tras un trepidante primer cuarto. Pero ya en el segundo eran las pérdidas las que superaban a los aciertos. Por esa regla de tres y si la cosa no cambiaba, debíamos atender a que el partido se lo llevaría el equipo que menos errores cometiese. Y otra vez, como en el inicio de partido, el Real Madrid salió muy suave y poco o nada parecía hacer contra un Barcelona muy intenso y con muchas más intenciones de romper el partido. En apenas dos minutos el parcial era de 0-7 para el FC Barcelona y donde el Real Madrid acudía a Tavares para que el caboverdiano les liberase de su frustración ofensiva. No por culpa en el triple que llegaría a un 2/4 en este periodo sino por el desastroso 2/11 en tiros de dos puntos justo después de haber conseguido recuperar la ventaja en el marcador 55-51 en el minuto 25 de partido, con un parcial de 11-2. Nadie hacía presagiar que el Real Madrid sería incapaz de avanzar en la ofensiva, mientras que el FC Barcelona forzaba su defensa y no permitió ningún punto más del Real Madrid en más de 3,30 minutos. Algo impensable para el baloncesto de hoy en día y en equipos de este nivel que fue aprovechado por el FC Barcelona para realizar un parcial de 0-11 que cerraba el tercer cuarto con 57-62 para el FC Barcelona. No había explicación para tan malos porcentajes de tiro en el Real Madrid porque, aunque el FC Barcelona defendía de manera correcta, apenas ejecutó una recuperación por solo dos pérdidas del Real Madrid. Pocas explicaciones pues notábamos al ataque madridista que llegó a dominar por 5 puntos en el minuto 25 pero que vio como su luz ofensiva se fue apagando.

Su ofensiva y en seguida la defensiva. Porque el apagón de 3.30 minutos en ataque del tercer cuarto, se sufrió también en el último periodo donde Jasikevicius supo donde hacer daño en la zona madridista con Poirier y Cornelie saliendo a la parte alta de la cancha y permitiendo, tras bloqueos, entradas a canasta y bandejas fáciles de Cory Higgins (14 puntos en este cuarto) y Nicolás Laprovittola (9). Porque de esos 23 puntos, 12 fueron anotados en bandejas sencillas sin oposición y donde el Real Madrid buscaba la misma hazaña con el físico pero esta vez, curiosamente, fue sancionado de manera cruel. Tras igualar 62-62 en el minuto 32, los continuos rebotes ofensivos o deflections que provocaban las manos blancas, permitieron el despegue blaugrana en un larguísimo cuarto cuarto donde los blaugranas anotaron 25 puntos entre tres jugadores, los mismos tres jugadores que tiraron al menos una vez a canasta en el cuarto. El Real Madrid volvió a tener un mal porcentaje dentro de la zona y volviendo a luchar contra molinos de viento recogiendo 5 rebotes ofensivos, pero solo dos defensivos. El partido se decidió en el ultimo cuarto por los grandes números de Laprovittola y Higgins, pero el Real Madrid aportó una mala defensa permitiendo 42 puntos en la pintura con Tavares y Poirier en la zona además de 16 rebotes ofensivos. Ahora tenemos igualdad en el liderato de la Liga Endesa y los dos grandes del baloncesto español vuelven a dominar y a demostrar que están bien clasificados para las fechas en las que nos encontramos.

Más vídeos del partido en Youtube