Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Dos Gigantes asaltan Tenerife
Liga Endesa Jornada 06ª: Lenovo Tenerife 76 Real Madrid 82

Dos Gigantes asaltan Tenerife

En un partido que se complicó en la segunda mitad, 34-47 al descanso, el Real Madrid aguantó desde el triple la gran reacción de Lenovo Tenerife en la segunda mitad. Edy Tavares (23 valoración) y Vincent Poirier (20 valoración) ayudaron en regalar a Chus Mateo una nueva victoria en su partido 100 en el banquillo madridista. Es la duodécima victoria consecutiva del Real Madrid que se mantiene como líder de la Liga Endesa.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El Real Madrid tenía esta mañana una nueva prueba a superar en su inmaculada temporada. Superar la jornada de Liga Endesa tras una doble jornada de Euroliga. Y es que el esfuerzo de un jugador en marzo o abril no es el mismo que en octubre o noviembre. Esta mañana el Real Madrid visitaba la siempre complicada pista de Lenovo Tenerife con su particular entrenador a la cabeza. Sorprendía la posición del cuadro canario en la Liga Endesa donde perdió las tres primeras jornadas. Eso sí, terminaron reaccionando las dos siguientes jornadas y ahora recibían la visita del líder en el mejor momento de la temporada. Y es que el Real Madrid llegaba como líder único y absoluto con su 11-0 en todas las competiciones y 5-0 en Liga Endesa. Un Real Madrid que celebraba el centenario de su entrenador, Chus Mateo, que cumplía su partido 100 en 474 días con un balance de 75 victorias y 24 derrotas amén de las dos Supercopas Endesa disputadas y la ansiada Euroliga 2023. Nadie en el Real Madrid va a olvidar a Pablo Laso pero no podemos negar la evidencia de que Chus Mateo esta realizando un formidable trabajo en uno de los equipos con más historia del baloncesto europeo.

Publicidad
Clorín

Llegaba el Real Madrid a Tenerife con la gran noticia del regreso de Alberto Abalde, fuera del equipo en las últimas semanas. Ocupaba la ficha de Sergio Llull que tras su escandaloso partido ante Armani Milán recibió un merecido descanso junto a Mario Hezonja que dejó su puesto al joven Hugo González. Sin más miramientos, el Real Madrid salía al Santiago Martín con Facundo Campazzo como base, Fabien Causeur y Dzanan Musa como aleros y Guerschon Yabusele junto a Edy Tavares en la pintura. Se esperaba un partido “rudo”, muy físico y con un Lenovo Tenerife sacar del partido tanto a los hombres altos madridistas como al resto del equipo rival. Pero ocurrió todo lo contrario. Parcial de 9-17 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido con 5/5 en lanzamientos a canasta de los blancos y con 4 puntos anotados por Edy Tavares. En Lenovo Tenerife Dusan Ristic aportó los primeros puntos más allá de Marcelinho Huertas que tuvo que trabajarse sus tiros ante la imposibilidad de superar la intensa defensa madridista. No me equivoco, 5/5 en tiros de campo del Real Madrid por un 4/11 de Lenovo Tenerife en el mismo tiempo de juego. Y es que los canarios no tuvieron suerte en sus dos grandes acciones del momento, 0 tiros libres lanzados y un 2/12 desde el triple que es un dato criminal para enfrentarse a un gigante que era incapaz de perder cualquier oportunidad de anotar. Y es que solo Dusan Ristic con 5 puntos y los 6 del principio de Marcelinho Huertas, eran el talismán ofensivo de Lenovo Tenerife que vio como Edy Tavares y Dzanan Musa hicieron de las suyas en el primer cuarto para dominar un primer cuarto que se llevaría el Real Madrid con un claro 14-27 y un 69% en tiros de campo, mientras que Lenovo Tenerife solo pudo conseguir un 30% de acierto con hasta 7 lanzamientos más a canasta. Y es que entre Edy Tavares (8 puntos 3 rebotes y 2 tapones) y Dzanan Musa (7 puntos 3 asistencias) tenían mejores números que los tinerfeños en el primer cuarto.

Un primer cuarto dominante del Real Madrid que hacía presagiar otra cómoda victoria del equipo de Chus Mateo en otra racha de 3 victorias en apenas 6 días. Incluso con la esperada mejora de Lenovo Tenerife, volvió a aparecer la extensiva plantilla que tiene el Real Madrid puesto que, sin Sergio Llull, Alberto Abalde y Rudy Fernández pudieron soportar el empuje canario que ahora fue de 3/6 en triples. Un empuje que sirvió para anotar los mismos puntos en 5 minutos del segundo cuarto que en los diez minutos del primer cuarto. Mejoró su ataque y también su defensa ya que al Real Madrid le costaba un poco más ver el aro contrario. Pese a ello, nos encontrábamos con el 27-36 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido. Apenas sin cambios en el resultado, pero sí en la dureza provocada por la esperada activación de la intensidad defensiva de Lenovo Tenerife. Y funcionó, ya que los blancos cedieron 5 pérdidas de balón y el acierto de Lenovo Tenerife llegaba al 50% de acierto con lo que el Real Madrid debía luchar contra un rival de su mismo nivel en este segundo cuarto. Es verdad que ahora el Real Madrid no estaba fino en el triple con solo 1/5 en este cuarto, pero volvió a ser demoledor en el tiro desde la zona con el 6/8 siendo un 4/5 entre Vincent Poirier y Gabriel Deck. Un cuerpo a cuerpo que terminó igualando el parcial 20-20 y dejando las cosas igual que al principio 34-47 para el Real Madrid al descanso. Mismo parcial pero más complicado para los blancos que asistieron 5 veces, rebotearon 6 veces y perdieron 5 balones en este cuarto, lo que produce un poco de todo para salir vivos del buen trabajo de Lenovo Tenerife en el segundo cuarto.

Pero el nivel del Real Madrid no cesaba. 47 puntos anotados con 17 puntos entre Tavares y Poiriery con 100% en sus tiros a canasta. Además, Dzanan Musa con los 7 puntos del primer cuarto aportaba lo mismo que la pareja Deck y Campazzo que tan importante fue en la victoria ante Zalgiris el pasado martes. Hasta los menos habituales como Causeur (4 puntos en 13 minutos) y Alberto Abalde (4 puntos en 11 minutos) funcionaban al mismo ritmo que sus compañeros. Todo eran felicitaciones entre equipo y aficionados del Real Madrid ante le evidente cabreo de Lenovo Tenerife que no podía dar su brazo a torcer tan pronto. Y vaya si devolvieron el golpe los canarios con un 11-0 de parcial en 2.30 minutos con 4/4 en tiros y un 3/3 en el triple cuando contaban con un escaso 27% desde la línea en la primera parte. Y tuvieron que pasar hasta tres minutos hasta que Edy Tavares le diese los primeros puntos del Real Madrid en la segunda parte. No solo la anotación fue la que provocó la reacción de Lenovo Tenerife sino también su defensa que obligó a 7 personales al Real Madrid acompañado de hasta 4 personales en 5 minutos a Edy Tavares. Dos asistencias y ocho pérdidas de balón de un desconocido Real Madrid ante un increíble Lenovo Tenerife que consiguió un parcial de 13-2 en 5 minutos para “reanudar” el choque con el 47-49 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Tanto había cambiado el partido, que el Real Madrid no pudo realizar su habitual trabajo de anotación bajo el aro con solo un 1/3 en tiros de dos, mientras que los aurinegros anotaron un 5/6 desde el triple. Se produjeron el típico malestar de los jugadores del Real Madrid con los árbitros en unos minutos donde Lenovo Tenerife encontró la manera de sacar de quicio a los jugadores de Chus Mateo. Y mientras Jaime Fernández se mostraba dueño y señor del partido con 11 puntos junto a una falta técnica de Chus Mateo, Lenovo Tenerife consiguió la proeza de remontar el partido hasta el 58-57 para los canarios en el minuto 28 de partido. Pero los tiros libres primero y 2/2 en triples en el último minuto, estiró la diferencia hasta el definitivo 61-65 para el Real Madrid al final del tercer cuarto.

El triple le salvó la vida al Real Madrid en el tercer cuarto, se pasó del 1/6 al 3/8 para remontar un partido que se marchaba de las manos madridistas. La necesidad obligaba, ya no se venía de atrás hacía delante. Al Real Madrid le costaba anotar y Tavares con 14 puntos estaba amenazado con 4 faltas. Solo Musa parecía tener acierto ofensivo, aunque se esperaba que tanto Campazzo como Sergio Rodríguez apareciesen. Y de inicio en el último cuarto, el Real Madrid encontró a Gabriel Deck con 5 puntos consecutivos para poner el 61-75 en el minuto 33 de partido que permitió, posteriormente, “jugar” con las ventajas adquiridas a los blancos en los últimos minutos de partido. Pero como habíamos advertido antes, al Real Madrid le pasó lo que nos temíamos. Un tercer partido en 5 días hacía que el final del partido lo tuviese que jugar bien fatigado algo que dejó en apenas cuatro tiros libres su anotación en los siguientes cinco minutos. Con 72-79 en el marcador en el minuto 38, llegó lo necesario e inesperado. Un triple de Campazzo primero y de Sergio Rodríguez después rompieron las ilusiones de Lenovo Tenerife que terminó con un nuevo 2/8 en el triple que provocó la victoria final del Real Madrid por 76-82 que le permite lograr la sexta victoria consecutiva en Liga Endesa, la duodécima desde que empezó la temporada. Y es que el 75% de acierto en el tiro de dos al descanso, se quedó en un obsceno 2/6 33% de acierto en tiros de dos en toda la segunda parte. Tavares (14 puntos 8 rebotes 3 tapones 23 valoración) y Poirier (13 puntos 4 rebotes 1 tapón 20 valoración) fueron los mejores jugadores del Real Madrid que por fin tendrá cuatro días para preparar el duelo en lo más alto de la Euroliga contra el otro invicto de la competición, el FC Barcelona.

Scroll al inicio
Ir al contenido