Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Empeñados en sufrir
Empeñados en sufrir
Empeñados en sufrir
Euroliga Jornada 24: GALATASARAY 87 - REAL MADRID 84

Empeñados en sufrir

Un pésimo inicio del tercer cuarto y malas decisiones al final del partido dan al traste con las posibilidades del Real Madrid de llevarse el partido ante el Galatasaray. Impresionante partido sin premio de Luka Doncic que celebró su mayoría de edad consiguiendo 13 puntos 8 rebotes y 8 asistencias en solo 22 minutos y estuvo a punto de remontar él solo el partido. Los blancos cosechan su primera derrota tras nueve victorias consecutivas aunque se mantienen líder de la clasificación.

El Real Madrid dejó escapar su primer Match Ball para lograr la clasificación matemática para el Top8 de la Euroliga tras un horrible tercer cuarto donde no hubo rotaciones en 6 minutos cuando el Galatasaray amartilleaba el aro madridista con un parcial de 18-7. Un enorme Luka Doncic  en el último cuarto estuvo a punto de conseguir el solo la victoria con 5 puntos y 4 asistencias pero no fue suficiente para llevarse la victoria de Estambul. Un acertado Galatasaray que acabó con un 47% en tiros de campo se llevó una necesaria victoria para seguir peleando por los puestos de Playoff. Un Real Madrid que afrontaba su salida “más fácil” de las tres que le quedaba, se presentaba en Estambul con la intención de cerrar definitivamente su pase a los cuartos de final de la competición. El comienzo del partido fue un llamamiento a todos aquellos aficionados que se quieren iniciar en este maravilloso deporte llamando Baloncesto. Hasta 5 triples se vieron en los primeros cinco minutos del partido para dejar un marcador de 9-10 para el Real Madrid. Juego frenético de ambos equipos como bien demostraban sus porcentajes al final del primer cuarto – 48% por parte de Galatasaray y 53% por parte del Real Madrid. Un parcial de 12-2 en 3 minutos ponía al Galatasaray con 7 puntos de ventaja con un Real Madrid que ya había cometido hasta 5 pérdidas de balón en un solo cuarto, algo que en baloncesto es una barbaridad. Entre Micov, Daye y Koska anotaban más puntos en el primer cuarto que el Real Madrid que acabaría cediéndolo por 25-20. Sergio Llull y Gustavo Ayón parecían volver a tomar los mandos de la nave blanca para afrontar tan duro partido.

En su primer partido con la mayoría de edad, Luka Doncic nos demostró en el inicio del segundo cuarto cuanta magia despegan de sus dedos. Gracias al talento madridista, el Real Madrid seguía manteniéndose a tiro de un acertadísimo Galatasaray que seguía manteniéndose por encima del 51% de acierto en el tiro. Un  nuevo rebote ofensivo y asistencia de Luka Doncic permitió a Jaycee Carroll anotar el triple que volvía a poner al equipo blanco – 33-34 minuto 15 – por delante en el marcador. Poco duro la alegría a la hinchada madridista porque un mate de Alex Tyus acompañado de un triple – tras la única perdida madridista del segundo cuarto – de Jon Diebler, devolvía la ventaja a Galatasaray. El partido seguía siendo un espectáculo anotador por parte de ambos equipos. Al descanso se llegaba con ventaja para Galatasaray 49-46 a pesar de que el Real Madrid superaba el 60% en tiros de campo.

Partido tremendamente igualado que se suponía que las defensas tendrían que imponer a los ataques y provocar el descenso de los porcentajes de tiro. Sergio Llull se mantenía como líder en anotación con 8 puntos pero ya se empezaba a destapar el partidazo de Luka Doncic con 5 puntos 5 rebotes y 4 asistencias – 13 de valoración – en apenas 8 minutos. Pero entonces llegó el maldito tercer cuarto para los intereses madridistas. Tras una primera parte muy igualada, donde el acierto en los lanzamientos marcaba el partido, un parcial de 9-2 en dos minutos, empezaba a disparar la ventaja turca por encima de los 10 puntos de diferencia – 60-48 minuto 25 – sin respuesta alguna en el banquillo, donde no hubo sustituciones en 6 minutos de juego. No solo el parcial del cuarto daba ventaja a Galatasaray, sino también el numero de pérdidas del conjunto blanco que aumentó en 10 – 5 cada 5 minutos – en el tercer periodo. Ese dato provocó que la diferencia de Galatasaray ascendiera hasta los 15 puntos de diferencia 65-50 en el minuto 27, momento el cual Pablo Laso modificó el esquema de su equipo por primera vez tras el descanso. Dichas pérdidas de balón y el estratosférico 4/5 en triples del equipo turco en el tercer cuarto, ascendió la diferencia otomana a su máximo, 73-55 en el minuto 29. Una canasta de Rudy y un triple – a lo Llull – inverosímil de Luka Doncic, cerraba el tercer cuarto en un claro 73-60 para el Galatasaray. Este partido, dejaba a las claras que no siempre gana al baloncesto quien tenga mejor acierto. El Real Madrid continuaba manteniendo un increíble 60% en lanzamientos a canasta, tanto en lanzamientos de dos puntos 15/25, como en los triples 9/15.

Para iniciar la remontada, Sergio Llull prestó su traje de superhéroe a Luka Doncic que demostró nuevamente que le queda como un guante. “Suyas” fueron las primeras acciones positivas del Real Madrid en el último cuarto. Anotando, asistiendo, reboteando  y recibiendo faltas personales. Además contaba con un socio llamado Rudy Fernández que convirtió 3 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia y 2 robos de balón en ese periodo. Mientras Jon Diebler continuaba con su show particular desde el triple – 5/5 en el partido – la pareja exterior madridista se empeñaba en pelear el partido y con la ayuda de Anthony Randolph – otra vez estelar – con 16 puntos y 16 de valoración, consiguieron darle la vuelta al partido sorprendentemente  80-81 en el minuto 36. Parecía pues que en 6 minutos, Doncic, Rudy y Randolph habían solucionado de un plumazo los errores cometidos por el equipo durante el tercer cuarto. Se trataba de un parcial de 7-26 en 7 minutos de juego. Incluso con un triple de Jaycee Carroll parecía cerrar el partido 80-84 a falta de dos minutos, contestado rápidamente por el acertadísimo Jon Diebler para dejar el partido abierto a falta de minuto y medio. Curiosamente, la salida a cancha de Sergio Llull para disputar ese último tramo del partido, fue fatal para los intereses del Real Madrid. Tres pérdidas de balón – en un minuto – contestadas con 4 puntos consecutivos de Galatasaray dieron por terminado el partido 87-84 para los otomanos infringiendo a los madridistas su tercera derrota – sin contar con la Copa del Rey – consecutiva.

Como venimos diciendo en Pobla FM, el Real Madrid está jugando con red en la Euroliga. Es su primera derrota del año tras 9 victorias seguidas y mantiene el liderato de la competición. La próxima semana, visitará el WiZink Center el Estrella Roja – sexto en la clasificación 14-10 – y será otra prueba de fuego para que los jugadores de Pablo Laso consigan matemáticamente su clasificación para el Top8 de la Euroliga.

Scroll al inicio
Ir al contenido