Liga Endesa Jornada 30: FC Barcelona 85 Real Madrid 87

Fábrica de talentos

Cargando...

Un Real Madrid lleno de novedades y con una semana convulsa llena de noticias extradeportivas, se llevó la victoria en un clásico liguero que no jugó Trey Thompkins y donde Edy Tavares solo pudo aportar 10 minutos por problemas de faltas. Pau Gasol (40 años) debutaba de nuevo en la ACB pero quedó eclipsado por una canasta final de Laprovittola y por el partidazo completado por Usman Garuba (11 puntos en 32 minutos) y Tristan Vukcevic (11 puntos en 23 minutos). El Real Madrid sigue líder.

acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO acb Photo / VICTOR SALGADO

Tras una semana cargada de noticias y rumores en la casa blanca y con la clasificación para el Top 8 de la Euroliga bajo el brazo, el Real Madrid volvía a la Liga Endesa para intentar defender su trono actual en la competición nacional. Y para ello, rendía visita al actual mejor equipo de Europa, el FC Barcelona. No lo digo yo, sino los números. Y es que el conjunto blaugrana – campeón incontestable de la liga regular de la Euroliga – lleva un impresionante 25-4 de balance en 2021. El Real Madrid llegaba al Palau, inmaculado en Liga Endesa pero con muchos problemas en Euroliga y contaba con un balance de 20-9 en 2021. Además, en esta alocada temporada, imposible de imaginar hace apenas dos años, el Real Madrid se presentaba en el feudo blaugrana con las bajas de Felipe Reyes, Gabriel Deck y la inoportuna de Trey Thompkins. Otra vez la falta de hombres altos en el equipo de Pablo Laso, necesitaron de utilizar jugadores “made in siglo XXI” como Usman Garuba (19 años) y Tristan Vukceviv (18 años) para prestarle batalla al mejor jugador español de todos los tiempos, Pau Gasol (40 años) que felizmente jugó – y con nota – en la Euroliga y que ayer Re debutaba en la Liga Endesa.

La clasificación de la Liga Endesa, podía permitir un tropiezo del conjunto de Laso, ya que hay dos victorias de diferencia entre ambos equipos cuando aún les quedan 8 partidos a cada uno. Y uno de esos ocho, era el gran clásico que por 6ª vez se jugaba esta temporada y en el que Pablo Laso volvía a modificar su quinteto titular con Nicolás Laprovittola – 14 puntos 5 asistencias 19 valoración en 3 últimos partidos de Liga Endesa – Alberto Abalde, Jeffery Taylor, Álex Tyus y Edy Tavares. Y en apenas dos minutos, ya pudimos ver como las inercias de los dos equipos, eran muy diferentes. Un parcial de 0-7 en dos minutos con hasta 3 rebotes ofensivos del Real Madrid, que obligaron a Sarunas Jasikevicius a parar el partido. Y es que el Real Madrid continuaba apretando en defensa y, a diferencia del jueves en Estambul, los blancos sí iniciaron muy cómodos ofensivamente el encuentro. Apenas 5 minutos se mantuvo Pau Gasol en cancha que no pudo superar a Edy Tavares, solo detenido por las dos insulsas faltas que le señalaron. Solo Corey Higgins anotaba en el FC Barcelona que se vio sorprendido por el 6-15 del minuto 5 de partido y un Nicolás Laprovittola espectacular. Tristemente el acierto del Real Madrid se agotó demasiado pronto y tuvo que tirar de fortaleza defensiva, para no permitir una remontada blaugrana. Y para ello Pablo Laso probaba con Llull y Rudy en las alas, han estado 90 días de baja, y una increíble línea interior con Usman Garuba y Tristan Vukcevic frente a Nikola Mirotic y Brandon Davies. El FC Barcelona mejoró en el tramo final del primer cuarto pero el cuarto se lo terminaría llevando el Real Madrid 15-20, gracias a los 6 puntos de Laprovittola y los 6 rebotes ofensivos que permitieron hasta 4 posesiones más del conjunto blanco.

Repitió Pablo Laso con los dos canteranos en el juego interior para intentar proteger la figura de Edy Tavares castigado por las dos faltas personales. O eso pensábamos al inicio del cuarto, porque durante el mismo, nos enseñaron que iban a jugar muy en serio y a competir como “los mayores” en lo que ya se han convertido. El FC Barcelona apretaba en defensa todo lo que el trío arbitral le permitía con un parcial de 7-5 que le permitía continuar en el partido, pero un robo de balón de Vukcevic, un tapón de Garuba y tres triples (dos de Rudy, uno de Vukcevic) permitieron a los blancos lanzar su primer estirón con un 0-11 que dejaba el marcador en 22-36 en el minuto 16. Los triples volvieron a funcionar por el lado madridista con un 3/5, pero lo más sorprendente, venía que el FC Barcelona era incapaz de superar la muralla de Garuba y Vukcevic formaban en la pintura. Sirva como dato, el 2/7 blaugrana en la pintura o los 7 balones perdidos por los de Jasikevicius ante la defensa de los dos “niños” del Real Madrid. No encontrábamos respuesta a lo que ofrecía el Real Madrid en el segundo cuarto. Sin Deck, Thompkins, Tavares… y con dos chicos menores de 20 años, no solo aguantaban el 4/6 en triples del FC Barcelona, sino que además se llevaba el segundo parcial 18-22 con 8 tantos de Rudy Fernández que volvió a ser fundamental en el ataque madridista que seguía apagándose con el paso de los minutos. Pero el FC Barcelona no encontraba manera de frenar a Laprovittola quien con 4 asistencias, parecía ser de nuevo el salvador del Real Madrid que se marchaba con ventaja en el marcador, 33-42 al descanso. Resulta curioso, como un equipo que anota solo el 40% de sus tiros en este cuarto, pudiese superar a todo un FC Barcelona que rozaba el 50%. Y más con 10 minutos de Garuba y casi 9 de Vukcevic.

clorin 1200 200

Explicarme, como un equipo que lleva un 39% en tiros de campo, puede superar por 9 puntos a un rival que llegaba al 44% de acierto. Y la respuesta la encontramos en la defensa, con 10 pérdidas del FC Barcelona, por solo 3 y 6 recuperaciones del Real Madrid en la primera parte. Y si esto os parece inesperado y difícil de explicar, ahora os contaré lo ocurrido en el tercer cuarto. El físico del FC Barcelona se volvió a multiplicar por mil y obligaba al Real Madrid a agotar continuamente los 24 segundos de posesión para protegerse y encontró dos triples consecutivos de Alberto Abalde para mantener a los blancos por encima de los 10 puntos de ventaja. Tres minutos del tercer cuarto y el Real Madrid ya lleva seis faltas cometidas – dos de ellas de Tavares – y en ese tiempo llegó la primera canasta de un desconocido Nikola Mirotic. Algo muy clásico en estos tipos de partido, una gran defensa blaugrana beneficiada con 6 faltas personales para el Real Madrid, 4 de ellas para Tyus y Tavares, que volvían las miradas de los madridistas al banquillo sobre Garuba y Vukcevic. Mirotic anotaba 8 puntos consecutivos y tras un parcial de 7-0, el FC Barcelona se pone a tiro del Real Madrid 47-51 en el minuto 25. Pero anoche era el partido de Rudy Fernández y el mallorquín no iba a permitir que el FC Barcelona se pusiese en algún momento por encima del marcador. Y es que el FC Barcelona hizo el cuarto perfecto, anotando un 8/10 en tiros de campo por un 45% de acierto del Real Madrid que incluso cometió 6 pérdidas de balón. Pero, pese a ello, el FC Barcelona no llegó más allá y solo pudo conseguir un parcial de 10-8 final, para llegar por detrás al término del tercer cuarto 57-59 del Real Madrid. La diferencia de acierto era abrumadora 54% a 40% para el FC Barcelona, pero apenas le había recuperado 7 puntos en 10 minutos, donde los blaugranas doblaban en acierto a los blancos.

Otro sorprendente dato más. Ya apenas quedan el escudo y poco más de lo que formaba el Real Madrid 20/21 en el pasado mes de septiembre y que se ha mantenido de pie durante “un cambio de ciclo” que intuían los periodistas especializados al ver el parte de bajas del Real Madrid. Y en el último cuarto, todos miraban al crono para ver cuando el conjunto blaugrana superaría al Real Madrid y lo dejaría en la lona. Pero en lo que se tarda de escribir todo este texto, el Real Madrid se encomendó a Fabien Causeur que inició un parcial de 0-8 en 90 segundos para alcanzar nuevamente el +10 en el marcador. Y otra vez con Garuba y Vukcevic en cancha que terminaron siendo claves para competir y mantener la ofensiva del FC Barcelona. Todo parecía decidido cuando un tapón de Vukcevic provocó el “coast to coast” de Garuba colocando el 61-74 en el minuto 34. Pero el FC Barcelona tenía que morir matando y Corey Higgins aportaba 13 puntos en el último cuarto para poner el partido en un puño 74-78 minuto 37. Pero, las cosas que tiene la vida, el tercer triple en el partido de Tristan Vukcevic, pareció finiquitar el partido 74-81 en el último minuto y convertirse en el héroe de su primer clásico. Pero un impresionante 8-2 de parcial en 40 segundos hizo temblar los cimientos del Real Madrid. Y más aún, cuando Nikola Mirotic colocaba por delante al FC Barcelona con el 4º triple en 7 intentos del Barça – 5/8 en la segunda parte – con 85-84 a falta de 10 segundos. Pero lo que no sabían en Barcelona, es que Nicolás Laprovittola necesitaría solo de 6 segundos para anotar un 2+1 de manual y darle una increíble victoria para el Real Madrid sobre la bocina. Increíble victoria porque el Real Madrid se llevó un clásico con un 44% de acierto en tiros de campo por el ¡57% - 68% en la segunda parte – de acierto! Del FC Barcelona. Una victoria, donde Laprovittola volvió a ser salvador madridista con 12 puntos 5 asistencias y 12 de valoración. Por los 10 puntos de Causeur en el último cuarto, pero sobretodo, por el partidazo de Garuba (19 años) 11 puntos 5 rebotes 2 tapones 14 valoración en 32 minutos y de un esplendido Tristan Vukcevic (18 años) que anotó 11 puntos 3/5 en triples y 4 rebotes para 11 de valoración en 21 minutos. Todo ello, sin Deck, sin Thompkins, con 10 minutos de Tavares, con 6 minutos de Carroll y contra el mejor equipo del continente. Aunque ahora, dudo de esa afirmación porque visto lo de hoy – y toda la temporada – nunca puedes subestimar al Real Madrid.