Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Fieles a su estilo
Liga Endesa Jornada 16: Real Madrid 100 Montakit Fuenlabrada 72

Fieles a su estilo

Real Madrid y Montakit Fuenlabrada disputaron un derby en las alturas de la clasificación donde ambos equipos fueron fieles a su estilo y donde el Real Madrid impuso su ley en la segunda parte. Doncic y Popovic fueron los mejores de ambos equipos que estarán como cabeza de serie en la próxima Copa del Rey. Partidazo de Tavares con 15 puntos y 13 rebotes.

Publicidad
Clorín

Tenía muchas ganas de ver jugar en directo al Montakit Fuenlabrada del amigo Néstor García. El técnico argentino es un auténtico desconocido para mí, pero había sido bien hablado sobre el estilo que quiere imponer siempre en sus equipos. Por tanto, no dejaba de ser una sorpresa más que relativa, su balance de 5-0 al inicio de temporada, batiendo entre otros a Baskonia y Unicaja. Sus 78 puntos de media no eran una novedad ya que, en solo dos encuentros de los quince disputados, habían cosechado menos de 70 puntos. Un Montakit Fuenlabrada que llegaba al WiZink Center a enfrentarse al Real Madrid, tercero en la clasificación – empatado con el segundo – con 10-5 de balance y un récord de 4-1 en los últimos cinco partidos de liga. Su rival de ayer, era el renacido Real Madrid. Once victorias seguidas entre Liga Endesa y Euroliga, en plena forma pese a las bajas de jugadores importantes y consiguiendo resultados abultados en los últimos encuentros, como ya demostró el pasado viernes a las afueras de Moscú contra el Khimki en la Euroliga. Por tanto, nos preparábamos para ver un gran derby donde los blancos se jugaban mantener su racha y los fuenlabreños el conquistar ser cabeza de serie en la próxima Copa del Rey y seguir soñando con una maravillosa temporada.

Quinteto inicial ya reconocido por parte madridista con Facundo Campazzo, Fabien Causeur, Santi Yusta, Trey Thompkins y Walter Tavares, mientras que por parte de Montakit Fuenlabrada, Marko Popovic acompañaba a Gregory Vargas en el frontcourt con Christian Eyenga, Ian O´leary y Blagota Sekulic en la zona. El partido comenzó con el Montakit Fuenlabrada enchufado, con Vargas manejando la bola y Popovic y Eyenga desplazándose por la zona madridista buscando buenas recepciones de bola y consiguiendo tiros abiertos, con un Eyenga espectacular con 7 puntos consecutivos, dando las primeras ventajas a los visitantes, ante un Real Madrid, errático en ataque buscando los centímetros de Walter Tavares en el poste bajo. Tres minutos tardaba el Real Madrid en anotar su primera canasta en juego, pero cuando quiso entrar en calor, se encontraba con un 6/6 en tiros de campo de un acertadísimo Montakit Fuenlabrada que se adelantaba en el marcador 10-14 tras 5 minutos de juego. Y no solo de Christian Eyenga vivían los del sur de Madrid, donde Sekulici, Popovic y O´Leary también habían visto aro, ante un Real Madrid errático en la zona y donde Facundo Campazzo querría manejar el ritmo del partido. Pero de repente emergió la figura del gigante Walter Tavares que empezaba a proteger el aro con sus inmensas manos y lograba frenar el acierto de Montakit Fuenlabrada. Mientras tanto, en el ataque madridista, asomaba el talento de Trey Thompkins, muy superior en envergadura que Roland Smits para conseguir 6 puntos, dentro de un parcial de 12-0 que conquistaron los blancos en 4 minutos para llevarse el cuarto 24-17, gracias a un triplazo sobre la bocina de un inspirado Rudy Fernández. Un Real Madrid perezoso al inicio, consiguió recuperar el liderato en el marcador gracias a su 60% en tiros y un gran Tavares en defensa, que consiguió secar el maravilloso inicio de Montakit Fuenlabrada, con un 6/7 de inicio y un 1/8 final en 5 minutos que pareció devolver a la realidad a los fuenlabreños ante un rival de semejante nivel.

Era momento de recuperar sensaciones en Fuenlabrada, y nadie mejor que fuese Marko Popovic quien manejase la sinfonía de los fuenlabreños para no perderle el ritmo al partido. Con el croata como único base, Montakit Fuenlabrada volvía a enseñarle sus vivos colores al Real Madrid que nuevamente andaba desacertado desde el tiro exterior y molesto con la intensa defensa de Eyenga y Olaseni en el juego interior. Tanto se complicaba el partido para los locales, que Pablo Laso sentó a un asombrado Doncic, dando entrada nuevamente a Campazzo para buscar mejores salidas en ataque. El base esloveno, solo disputó de 5 minutos en la primera parte con 0 puntos y un 0/3 en tiros de campo. El desacierto ofensivo, volvía a reinar en la cancha del WiZink Center con un 8-8 en 5 minutos, dejando un ajustado 32-25 en el minuto 15. Una mala racha, que desapareció con la entrada de Jaycee Carroll quien, con 8 puntos, lideraba un parcial de 8-2 para amenazar con la fuga en el marcador. Pero Montakit Fuenlabrada, fiel a su estilo, no se ponía nervioso y con los 8 puntos de Marko Popovic en este cuarto, se mantenían dentro del partido. Pero un nuevo factor no esperado, entró de lleno en el partido, donde las faltas personales tuvieron mucho que ver. No tanto por las faltas señaladas – 12 para Montakit Fuenlabrada y 10 para el Real Madrid en la primera parte – sino por la cantidad de tiros libres lanzados. 19 por parte del Real Madrid y solo 8 por parte de Montakit Fuenlabrada, comenzaba a ser un punto insalvable para los visitantes. Pero los del “Che” García no dejarían de luchar y seguir jugando su estilo que tan lejos les está llevando esta temporada entrando en el último minuto 41-35, pero un engañoso 4-1 en apenas unos segundos, devolvía la máxima diferencia a los blancos 45-36 al descanso. El 56% de acierto en los locales, seguía siendo un bastión importante para que los de Pablo Laso fuesen fieles a su estilo anotador, mientras que Montakit Fuenlabrada solo contaba con el trabajo de Popovic y Eyenga con 10 puntos cada uno, pero con un 45% de acierto y un pobre 25% en tiros libres, que, de haber sido mucho más normal, el resultado sería bien distinto.

Pero el paso por los vestuarios, no llegó en buen momento para Montakit Fuenlabrada que descubrió por fin la figura de Luka Doncic. Y es que el base esloveno del Real Madrid anotó dos tiros libres, asistió para una canasta de Edy Tavares y empezó a sumar rebotes en su aro, llegando al parcial de 5-0 en 60 segundos para lograr una nueva máxima de 50-36 en el minuto 21. Pero Marko Popovic no estaba dispuesto a tirar el partido y a base de triples, intentaba que su equipo no se rindiese demasiado rápido. Pero tras dos minutos y medio, las cuatro faltas señaladas a Montakit Fuenlabrada fueron una losa importante ante un Real Madrid, que aumentaba sus dígitos en ataque, gracias a los tiros libres. La intensidad defensiva del Real Madrid, empezaba a funcionar como antaño y el talento de Trey Thompkins se adueñaba del partido para dar el despegue definitivo del Real Madrid 56-40 en el minuto 25. El pívot de Georgia, podía contra cualquier defensor que Néstor García le colocaba en pista, consiguiendo 6 puntos más en el cuarto, para 13 en general. Pero la nueva identidad de este Montakit Fuenlabrada, es la de no rendirse, y ante un apagado Eyenga, resurgió la figura del californiano, Ian O´Leary.  El 4 de Montakit Fuenlabrada, fue el mejor de su equipo en el tercer cuarto consiguiendo 9 puntos que intentaba llegar a rebajar la distancia por debajo de los 10 puntos. Pero este tercer periodo, tenía la firma de Luka Doncic, que tuvo muchos minutos en el banquillo en la primera parte. El genio de Lubjiana, firmaba un cuarto espectacular, con 12 puntos, 3/6 en tiros de campo, 6 rebotes y 3 asistencias…. Todo ello en 10 minutos. Entre Doncic y O´Leary comenzaba un reparto de canastas muy poco favorable para los intereses de Montakit Fuenlabrada que aun así seguía jugando a su estilo. Tanto así, que los del “Che” García, igualaban el último parcial del tercer cuarto, para llegar 70-56 al final del tercer cuarto. Todo esto, con un Real Madrid en racha, con 11 jugadores anotando al menos un punto, pero solo dos, superando los dobles dígitos en anotación. Pero los fuenlabreños, seguían mostrando su cara, con 20 puntos anotados en este periodo y peleando de tú a tú al actual líder de la competición.

Pero la filosofía de Fuenlabrada, no cambia ni cambiará nunca. A pesar del resultado, siguieron luchando hasta el final, hasta que el cuerpo dijo basta. Pero competir físicamente con este Real Madrid es muy complicado. Están en racha y pese a tener a cuatro jugadores lesionados, están con la moral por las nubes. Rudy Fernández y Felipe Reyes, con 5 y 7 puntos cada uno, ahogaban definitivamente las posibilidades de victoria de un combativo Montakit Fuenlabrada tras un parcial de 10-2 en 3 minutos que sentenciaba el partido 80-58 minuto 33. Fue el único momento donde Montakit Fuenlabrada bajó los brazos, recibiendo un escalofriante 17-4 de parcial en 5 minutos. Muy engañoso, porque el Real Madrid decidió hacer su juego de correr y anotar rápido, mientras que Fuenlabrada lo peleó todo durante 30 minutos. El 30- del último cuarto sobró donde Montakit Fuenlabrada, sabía que no era su partido y estaba más atento de las grandes noticias que llegaban desde Tenerife, que indicaban que, pese a la derrota, los fuenlabreños no solo estarían en la Copa del Rey, sino que además – entre los cuatro primeros – como cabeza de serie. Por parte madridista, duodécima victoria consecutiva, la decimo cuarta en quince partidos consecutivos, que le permiten afrontar con muchísima moral, el doble duelo de euroliga que tiene esta semana, miércoles contra Baskonia y viernes contra Unicaja de Málaga. Mientras Montakit Fuenlabrada, con el billete en primera clase para la Copa conseguido, esperará a un cansado – seguro – Valencia Basket, para seguir disfrutando de su maravillosa temporada en Liga Endesa.

Edy Tavares con 15 puntos y 13 rebotes – 8 puntos y 5 rebotes en 4 minutos – fue el mejor en el Real Madrid con Luka Doncic el más valorado con 28. Marko Popovic fue el mejor de Montakit Fuenlabrada con 18 puntos, bien acompañado por O´Leary con 13 y Eyenga con 11. Un gran partido, inflado por el último cuarto, donde ambos equipos ofrecieron un buen partido siendo fieles a su forma de jugar.

Scroll al inicio
Ir al contenido