Liga Endesa Jornada 25: Real Madrid 75 Baxi Manresa 86

Frenazo

Una buena primera parte con 41 puntos y 40% en tiros de campo, es tirada a la basura por una escasa segunda parte con 34 puntos anotados y un 26% en tiros de campo. Cuarta derrota consecutiva como local en Liga Endesa de un Real Madrid que solo encuentra brotes en la figura de Gaby Deck, Rudy Fernández y Guerschon Yabusele que consiguieron 62 de los 76 puntos de valoración de su equipo. Los blancos afrontan una dura semana europea con visitas a Estambul y Tel Aviv.

No era un buen rival Baxi Manresa para el actual Real Madrid. Las sensaciones de los blancos, residían en mantener un buen acierto en ataque y soportar el duro enfrentamiento que siempre plantea Pedro Martínez en sus duelos con Pablo Laso. Difícil partido, encima sabiendo que los catalanes son terceros de la Liga Endesa, liderando el pelotón de equipos que buscan alcanzar a unos irregulares Madrid y Barcelona en la competición nacional. Además, Pablo Laso sorprendía con la rotación teniendo que dejar fuera a los habituales Causeur y Alocén, junto a los de nuevo cuño como Abalde, Hanga, Trey Thompkins y Taylor. No es una excusa, pero sí empieza a ser desconcentrarte tener siempre jugadores cogidos con pinzas durante la temporada. Volvía Sediq Garuba a la rotación junto a Juan Núñez a los que se le unía el joven esloveno Urban Klavzar. Los blancos querrían seguir con su racha de tres victorias consecutivas y olvidarse de una mala racha donde los blancos llevaban 3 derrotas ligueras consecutivas en casa.

Publicidad
Clorín

Algo nunca visto en la historia más reciente del Real Madrid de Pablo Laso y que volvían a tener la posibilidad de revertirlo en la mañana de hoy. Juan Núñez, Nigel Williams-Goss, Gaby Deck, Guerschon Yabusele y Edy Tavares formaron el quinteto inicial del Real Madrid para afrontar un duro encuentro contra el tercero de la Liga Endesa. Comenzaba el Real Madrid abusando de sus actuales puntos fuertes. Gabriel Deck y Guerschon Yabusele ya se han convertido en determinantes en este Real Madrid y suyos fueron los primeros puntos del Real Madrid que se distanciaba en el marcador 9-6 en el minuto 5. Y Baxi Manresa continuaba en la brecha gracias a su intensa defensa que solo rompían los jugadores ya comentados. Y es que al Real Madrid le faltaban puntos de más jugadores ya que Juan Núñez buscaba más la asistencia y el efecto Goss & Heurtel no fue el más deseado por Laso. Pero la aparición de Vincent Poirier con ambos 2+1 dejaron un pacífico 17-6 en el minuto 7 de partido donde Baxi Manresa no encestaba ni en una bañera. Pero más allá de doblegarse, el equipo barcelonés encontró la cura en los 6 rebotes ofensivos que permitieron hasta 8 lanzamientos más que los blancos que se iban por delante al final del primer cuarto por 22-15. Resultaba curioso comprobar, el 7/25 en tiros de campo de Baxi Manresa con sus 8 rebotes ofensivos, donde nadie sumaba dos en el primer cuarto. El Real Madrid se quedaba con el 47% en tiros de campo con apenas un 1/5 en triples y “curiosamente” apenas una falta cometida en el primer cuarto, dentro del último minuto.

Este último dato sería fundamental al final del partido, donde se demostró a que nivel era la intensidad defensiva de ambos equipos. Pero lo más importante era comprobar la buena defensa blanca más allá de los 6 rebotes ofensivos de Manresa. Y es que el 6/19 en tiros de dos de los catalanes, no era solo flujo de su pésimo atino a canasta, ya que apenas encontraron tiros liberados. Sí la primera falta del Real Madrid llegaba en el minuto 9 de partido, la segunda apenas tuvo que esperarse segundos, muy significativo. Con la entrada de los últimos salvadores, Rudy y Llull, el Real Madrid se las prometía muy felices y en apenas dos minutos, lograba su máxima ventaja a favor 27-16 en el minuto 12. Y Pedro Martínez dio con la tecla. Defensa asfixiante al base rival y cambiar 180 grados el esquema del partido. Y es que la famosa intensidad del partido no fue tratada de igual manera en un aro y en otro. Ahora era completamente difícil anotar canasta alguna en la zona roja donde el Real Madrid apenas conectó un 3/9, nuevamente con Yabusele y Deck como estandartes. El resto, lo hacían los tiros libres porque Baxi Manresa lo tenía claro para desestabilizar el juego de Pablo Laso. Hasta 8 lanzamientos de tiro libre tuvo el Real Madrid en toda la primera parte. Aunque no fuese de la misma forma, el Real Madrid seguía encontrando el camino al aro y los triples permitían a los blancos abrirse hueco en el marcador con 8 puntos en el segundo cuarto de Rudy Fernández que volvió a ponerse la capa de tirador con 7 lanzamientos en el segundo acto. Los blancos volvían a coger ventaja 41-29 en el minuto 18 de partido, con la aportación del escolta mallorquín, pero nada hacía presagiar que lo bueno se estaba acabando. Un parcial de 0-5 y hasta 3 pérdidas de balón en el último minuto presagiaba las malas costumbres del equipo de Pablo Laso en la segunda parte. Se llegaba al descanso 41-35 con otra vez Baxi Manresa a rueda de un Real Madrid que se iba quedando sin fuerzas y con un 40% en tiros de campo y un 31% en el triple.

Todo tenía visos de poder cambiar. Porque, a pesar del marcador, los rebotes (27 a 20 para los visitantes) y las pérdidas (7 a 6 de los locales) no presagiaban mucha diferencia a favor. Había además otro punto extraño en las estadísticas que saltaría por los aires al final del partido. 41 puntos anotados y solo 7 asistencias para el Real Madrid. Y finalmente estaba el dato incontrolable. 9 tiros libres del Real Madrid en la primera parte, 8 de Baxi Manresa solo en el segundo cuarto. Más allá de ser una excusa, estaba claro que ahora la intensidad defensiva en las zonas iba a tomar un carácter fundamental en el desarrollo del partido. Nada más salir del descanso, sabíamos el camino que llevaría el encuentro. 4 faltas sancionadas a Baxi Manresa  – terminaría el cuarto con 8 sancionadas – en apenas 3 minutos de juego y la inoperancia de los blancos en el puesto de base. Y es que, entre Williams-Goss, Heurtel y Llull, sumaron 2 puntos 1/8 en tiros de campo, 1 asistencia y 3 pérdidas de balón. El plan de Pedro Martínez funcionaba, atosigando el juego de los bases merengues que sigue siendo una debilidad 6 meses después del inicio de la temporada. Sin la aportación de los pequeños, el juego del Real Madrid se vino abajo y la remontada de Baxi Manresa se consumaba con un parcial de 5-11 en cinco minutos de juego para el 46-45 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Fácil comprobar las 3 únicas canastas conseguidas por el Real Madrid en el tercer cuarto donde Gaby Deck se puso la capa de superhéroe para levantar a su equipo con 9 de los 16 puntos de su equipo. Todo lo contrario que Baxi Manresa, que jugó al estilo del Real Madrid con 30 puntos anotados 12 de ellos anotados por Luke Maye (8 puntos y 5 valoración en Liga Endesa) con un 50% en tiros de campo con 20 lanzamientos y necesitando solo de 9 rebotes, tras los 27 conquistados en la primera parte. Lógico, el 57-64 al final del tercer cuarto para Baxi Manresa lo que obligaba a los blancos a realizar una nueva proeza.

Y el partido no estaba para proezas ya que el Real Madrid jugaba “sin” bases, que controlasen el ritmo del partido, “sin” tiradores como volvía a demostrar el 1/12 en triples y con un parcial contrario de 6-14 en 6 minutos. La raza de Rudy y Deck permitieron el último aliento de los jugadores madridistas hasta el 75-80 del último minuto, pero no dio para más. Victoria clara y contundente de Baxi Manresa ante un Real Madrid que perdió todo su ritmo y ventaja en una muy mala segunda parte donde apenas anotaron 34 puntos , 15 de Deck y 13 entre Yabusele y Rudy Fernández. Problemas en el puesto de base como indica los 9 puntos anotados entre los 3 bases, 7 de ellos conseguidos en el primer cuarto, 6 asistencias y -8 de valoración. Además, fueron baja Hanga, Causeur, Taylor y Abalde, con lo que la aportación desde fuera disminuye muchísimo. Y si nada de esto funciona, pocos balones les puede llegar a los hombres altos, con Poirier y Tavares anotando 6 puntos cada uno con 4 lanzamientos a canasta. Pero nada de esto ocurrió en la primera parte donde los blancos cerraban con 41 puntos y 40% de acierto en el tiro. En la segunda parte todo cambió y los defectos del equipo volvieron a salir a la luz. Un equipo que ya está clasificado para el top 8 de la Euroliga y mantiene vivas sus opciones en la Liga Endesa. Porque hoy fue la cruz, pero en mayo puede salir cara.

Más vídeos del partido e Youtube 

Scroll al inicio
Ir al contenido