Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Incontinencia Defensiva
Liga Endesa Jornada 27: FC Barcelona 97 Real Madrid 82

Incontinencia Defensiva

Duro revés para el Real Madrid más en lo anímico que en lo deportivo. Su floja defensa permite un partido muy fácilmente controlado por un FC Barcelona que fue siempre por delante a partir de la segunda mitad dominando con 42 rebotes y 21 asistencias. Los blancos no estuvieron mal en ataque con un 50% de acierto en el tiro pero tuvieron más pérdidas que asistencias. Dzanan Musa hizo partidazo con 24 puntos y 33 de valoración. El Real Madrid es tercero a una victoria de los dos líderes. &

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Con los emparejamientos de cuartos de Playoffs de la Euroliga ya decididos, volvía a aparecer un nuevo clásico liguero para la Liga Endesa. Una nueva oportunidad para Jasikevicius y Chus Mateo para preparar sus compromisos más prioritarios. Y nuevamente, el de ayer volvía a ser un clásico intrascendente ya que los dos equipos se encontraban igualados en la clasificación, eso sí, a una victoria del sorprendente Baskonia que destrozaba todas las quinielas en tan avanzada temporada. Un clásico para comprobar el chasis y la carrocería de ambos velocistas que se conocen ya de antemano, pero que siempre es interesante para el ganador. Para el Real Madrid era importante plantarle cara al Barça tras una difícil semana con derrotas en Lugo y en Tel Aviv en partidos intrascendentes, pero donde pueden mermar la confianza de los jugadores. Quizá por ello Chus Mateo quiso meter en dinámica de partido a sus dos bases hasta ayer lesionados. Sergio Llull y Nigel Williams-Goss regresaban a una lista de convocados un mes después de sus respectivas lesiones. Anthony Randolph también fue de la partida lo que provocó que Chus Mateo descartase a su tercer extracomunitario Gabriel Deck. También se quedaba en Madrid Rudy Fernández.

Sorprendente elección del entrenador madridista dejando fuera de la lista a Gabriel Deck, básicamente porque ni Anthony Randolph ni Nigel Williams-Goss tienen ritmo de competición. Y ninguno de ellos salieron de titulares en Barcelona, donde sí aparecieron Adam Hanga en el base, Fabien Causeur y Mario Hezonja en los aleros y con Guerschon Yabusele con Edy Tavares en el interior. De esperar fue la salida del FC Barcelona que conseguía un parcial de 10-4 en apenas tres minutos con unos porcentajes espectaculares. El Real Madrid empezó la reacción gracias a su poder ofensivo que finalizó con un potente 60% en tiros de campo. Pero a pesar de ello, era el FC Barcelona quien golpeaba primero con el 15-10 en el minuto 5 con 6 puntos sin error de Jan Vesely. Y es que el checo fue el único jugador blaugrana capaz de anotar tiros de dos en el primer cuarto ya que el resto de jugadores buscaban el triple como primera opción. Llegaron entonces los mejores minutos del Real Madrid con un cuarto excelso de Mario Hezonja que anotaba 7 puntos con 3 rebotes 1 asistencia y 2 robos de balón para liderar un tremendo parcial de 2-14 en cinco minutos, para dejar el resultado en un contundente 17-24 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Contundente porque los 2 puntos del Barça llegaron del tiro libre, contundente porque se anotaron 24 puntos con un 60% de acierto y contundente porque entre Hezonja (7 puntos) Tavares (6) y Musa (5), lograron más (18) puntos que todo el FC Barcelona. 24 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 31 de valoración realizaron los madridistas en un primer cuarto que lamentablemente, apenas sería fuegos de artificio.

Porque la concentración en el baloncesto es básica y, aunque siempre gana el que más puntos mete, la defensa es un punto primordial para que al menos no lo termines perdiendo. Además, es bien conocida la inercia blaugrana de batir contundentemente a su máximo rival. Y de inicio los azulgranas conseguían anotar todos sus lanzamientos en el segundo cuarto ante un Real Madrid que sumaba en el casillero de faltas personales y notaba la excelente defensa blaugrana que acometía grandes contras con un Satoransky muy acertado. En clave blanca, era Dzanan Musa quien se ponía la capa de héroe para mantener a los suyos por delante en el marcador, aunque escondía el hecho de que todos los puntos anotados por el equipo eran prácticamente del bosnio. Ahí llegábamos al 30-35 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido cuando apareció Sergio Llull tras un largo tiempo lesionado. Apenas tres minutos tuvo el menorquín para comprobar el estado de su rodilla, pero no sirvió de mucho porque tuvo que sufrir en defensa a un desencadenado Satoransky que anotaba 7 puntos en este cuarto, igual que Nikola Mirotic, aunque los puntos del montenegrino vinieron desde el tiro libre.  Porque ese fue otro defecto del lado madridista, la proliferación de puntos encajados con un amplio 63% de acierto blaugrana un 87% en tiros desde la zona. Y es que nada menos que 30 puntos anotaba el FC Barcelona que no solo remontaba el partido, sino que se iba por delante 47-46 al descanso, tras un duro parcial de 14-7 en apenas 3 minutos. No era tan preocupante el resultado como sí el aumento de acierto del Barça y la disminución de activos blancos, ya que 11 puntos fueron anotados por Dzanan Musa y 8 por Guerschon Yabusele.

Publicidad
Clorín

Lo dicho, el Real Madrid empezaba a flojear atrás y era muy indeciso en ataque con solo 3 rebotes y sin ninguna asistencia en el segundo cuarto que indicaba la nula aportación atrás y que todas las canastas madridistas eran generadas por su finalizador. Pero mientras le buscábamos explicaciones a lo sucedido en el Real Madrid durante el segundo cuarto, el FC Barcelona volvía a encontrar lanzamientos abiertos que seguían encendiendo su porcentaje sin apenas oposición del equipo contrario. Y es que ahora no era tan excelso el ataque del Real Madrid quedándose solo en un 33% en el tiro de campo y con los mismos errores defensivos que en el cuarto anterior aumentados porque más jugadores azulgranas entraban “en juego” y además consumaban 15 rebotes – 6 ofensivos – y 6 asistencias en un solo cuarto. Y acaso ni eso, porque con dos triples consecutivos, colocaba un peligroso 59-50 en el minuto 23, es decir, parcial de 12-4 en 3 minutos que, sumados al parcial del segundo cuarto, hablamos de un 26-11 en solo seis minutos de juego real. Algunos miramos a los pobres 6 puntos de los blancos en 5 minutos, pero otros miramos a los 14 puntos recibidos en este cuarto por uno de los mejores equipos europeos del momento. Yo abogo a corregir la defensa que ya sonaba alarmante en el segundo cuarto. Ya no miras más allá del resultado sino de intentar frenar la avería que tienes detrás. Porque el 70-56 del minuto 28 parecía inaccesible para un Real Madrid que buscaba nuevamente en Dzanan Musa el rescate. Algo que resultó completamente imposible con el 78-63 a favor del Barça al final del tercer cuarto.

Un único resumen del partido para el Real Madrid. 61 puntos recibidos entre el segundo y el tercer cuarto, con un escandaloso 63% en tiros de campo blaugrana con 25 rebotes y 13 asistencias. Puedes enchufar en ataque, rozar el 50% en tiros de campo, tener a Musa ya en 20 puntos y a Alberto Abalde como Hanga siendo más tiradores que jugadores de rotación, pero si no frenas el tubo defensivo, no solo Barça o Breogán, sino cualquier equipo te puede poner en serias dificultades. Tal era el error defensivo en el Real Madrid, que los mismos jugadores madridistas nos enseñaron que hubiesen capaces de pelear el partido colocando un parcial de 0-11 en solo tres minutos de cuarto y colocar un interesante 78-74 en el minuto 33 de partido. Pero era tan evidente la flojera defensiva de los blancos que rápidamente el FC Barcelona atestaba un nuevo parcial favorable incluyendo los nervios de los jugadores madridistas por las innumerables faltas personales y la pérdida de concentración en su defensa permitiendo 16 rebotes de ataque del FC Barcelona para incluso igualar el balance del cuarto y llevarse el partido con un clarísimo 97-82. Dzanan Musa se salvó de la quema con sus 24 puntos 5 rebotes y 33 de valoración, acompañado por Guerschon Yabusele con 19 puntos y 21 de valoración. Pero lo demás tiene que guardarse en el baúl de los desastres por los 97 puntos recibidos por un Barça con un 53% en tiros de campo, 42 rebotes siendo 16 ofensivos y 21 asistencias para un lógico 126 de valoración. Ahora el Real Madrid tiene dos pruebas más antes de iniciar el duelo contra Partizan Belgrado en la Euroliga y debe mejorar mucho su imagen si quiere tener grandes posibilidades de llegar a la Final Four.

Scroll al inicio
Ir al contenido