Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / La banda del patio
Liga Endesa Jornada 23: Real Madrid 92 Casademont Zaragoza 70

La banda del patio

Nueva sorpresa de Pablo Laso al colocar en su roster a cuatro jugadores menores de 18 años en un partido jugado contra el tercero de la Liga Endesa. Boris Tisma y Matteo Spagnolo, tuvieron la oportunidad de cumplir su sueño y debutar con el primer equipo del Real Madrid. Partido con 6 jugadores anotando más de 10 puntos y 7 jugadores valorando por encima de los 10. Partidazo de Usman Garuba con 6 puntos 12 rebotes y 3 tapones, en 35 minutos.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Leí hace pocos días, que varios ojeadores de la NBA, habían visitado Barcelona para observar al joven talento argentino Leandro Bolmaro. Pero lo más increíble, es que fuesen para verlo en un partido con el Barcelona B, en tiempos en que el FC Barcelona solo tiene un base activo. Esta mañana nos despertábamos con un roster totalmente inédito en el Real Madrid, compuesto por hasta cuatro jugadores menores de 18 años. Sí después del estreno titular de Mario Nakic el pasado jueves en Euroliga, ya pocos nos imaginábamos que en dicho roster, tuviésemos a Boris Tisma (18 años) y Matteo Spagnolo (17 años) a los ya habituales Usman Garuba (17 años) y Mario Nakic (18 años). No sirve utilizar las cuatro bajas confirmadas por el Real Madrid, ni tampoco que Pablo Laso no le diese valor al encuentro contra el Casademont Zaragoza. Y es que el cuadro aragonés, ocupaba la tercera posición y amenazaba al Real Madrid, al cual superaría en la clasificación de la Liga Endesa, si lograse la victoria. Luego pasaría lo que tuviese que pasar, pero la valentía del entrenador madridista en poner a cuatro canteranos en una convocatoria de Liga Endesa, es digna de aplaudir. Unos prefieren jugar sus partidos con veteranos millonarios, mientras otros completaban sus equipos con jugadores de cantera.

Publicidad
Clorín

Usman Garuba es canterano. Aunque ya sea famoso por medio mundo y posible elegido en el próximo draft de la NBA, lleva ya 7 años en el Real Madrid observando el crecimiento de muchos otros como Luka Doncic o Jonathan Barreiro, rival esta mañana en el Casademont Zaragoza. Precisamente Usman Garuba, es titular junto a Campazzo, Carroll, Thompkins y Tavares. Nuevamente el triple poste de Pablo Laso ante el experimento fallido del pasado jueves con Nakic como titular. Comienzo flojo en anotación por parte de los dos equipos con un dominador especial en las manos de Edy Tavares quien en menos de 4 minutos, conseguía 2 puntos 2 rebotes ofensivos y – ojo – 2 recuperaciones. Pero en el baloncesto, quien gana los partidos, es el equipo que más anota y los errores en el lanzamiento del Real Madrid, provocaba el 9-9 en el minuto 5 gracias a un triple de Carlos Alocén. El maño, próximo jugador blanco la temporada que viene, fue el mejor jugador de Casademont Zaragoza en un inicio igual de errático entre los aragoneses y los madrileños. Pero el Real Madrid empieza a tener un plan para solucionar estos problemas iniciales. Y desde la pasada Copa del Rey, se llama Usman Garuba. Y es que el jugador de Azuqueca consiguió en apenas 8 minutos, dos puntos 1 rebote ofensivo y una maravillosa asistencia sobre la llegada de Edy Tavares. Es decir, estaba en todos sitios, permitiendo los tiros exteriores de Jaycee Carroll y Trey Thompkins y dejando hueco en la zona para que Edy Tavares volviese a hacer “lo que le diese la gana” intimidando a cualquier rival que intentase robarle algún balón. Pero dentro de este desconcierto ofensivo, apareció el talento de Jaycee Carroll quien con 8 puntos, dio la máxima diferencia para los blancos, que apenas duró unos segundos con un 0-6 para acabar el primer cuarto con un igualado 21-18, con un 45% en tiros de campo de los blancos y un 46% en el ataque de Casademont Zaragoza que no le perdía la lucha al encuentro.

Pero un partido que nos presenta a dos de los tres primeros de la Liga Endesa, debería empezar a coger ritmo anotador y éste apareció de la mejor manera con el acierto desde el triple en el segundo cuarto. Ambos equipos mejoraron su porcentaje desde la línea y empezábamos a ver un duelo de Porfíro Fisac intentándole ganar el partido al Real Madrid en su terreno. Y ese objetivo lo iba consiguiendo el entrenador segoviano igualando el encuentro 26-26 en el minuto 14 ante la segunda unidad blanca, controlada por Nicolás Laprovittola. Un Laprovittola, por cierto, que volvió a demostrarnos detalles de excelente jugador que puede cambiar su rol en ayudar al equipo y que esta mañana, fuese uno de los mejores en anotación en el equipo de Laso. Pero había otro jugador en esta segunda unidad que quería volver a demostrar que, pese a su edad, sigue en un excelente momento de forma. Rudy Fernández decidió echarse a su equipo a la espalda con dos triples consecutivos para dar comienzo a un tremendo parcial que empezó a decidir el partido. Un 13-3 de parcial en 4 minutos daba la primera diferencia por encima de los 10 puntos para el Real Madrid. Pero no es tan raro ver anotar 13 puntos en 4 minutos al Real Madrid, pero sí el detener el avance rival sin la presencia de Tavares y con Felipe Reyes o Trey Thompkins como center. Este hecho, junto a los tres triples de Rudy Fernández y los dos de Nico Laprovittola, llevaban al equipo de Pablo Laso a un 50% en el triple, cuando mejor estaba Casademont Zaragoza rozando el 47% de acierto. Y es que el Real Madrid había decidido ganar el partido desde la defensa o, al menos, desde que Usman Garuba quiso deleitarnos con una primera parte increíble con 18 minutos jugados, con 2 puntos 8 rebotes y 2 tapones. Y es que los blancos habían puesto el turbo para conseguir un parcial de 21-5 en 6 minutos para cerrar la primera parte en un claro 47-31 al descanso.

Y es que en el segundo cuarto, el Real Madrid reventó el partido desde la defensa, con 3 robos de balón y obligando a cuatro pérdidas al conjunto de Casademont Zaragoza que se mantenía con un 36% en tiros de campo donde solo los 3 triples de Carlos Alocén, maquillaban el juego zaragozano ante un Rudy increíble con sus 11 puntos en este segundo cuarto. El reto de la segunda parte, sería comprobar si Casademont Zaragoza empezaba a ser más acertado en ataque y pondría en problemas a un Real Madrid necesitado de partidos tranquilos y pausados para evitar el agotamiento entre sus jugadores. Pero poco o nada cambió. De ejemplo sirva una jugada donde Garuba ayudó a Radovic a levantarse del suelo y posteriormente colocar un soberano tapón a DJ Seely en un contrataque y volver a correr hacia delante para buscar el rebote ofensivo en un triple de Jaycee Carroll. Los nervios desquiciaron a Radovic que vio una falta técnica de la desesperación de no poder impedir el dominio interior de los jugadores del Real Madrid. Parcial de 8-5 y nueva máxima hasta el 55-36 del minuto 24. Y más problemas para el Casademont Zaragoza puesto que Facundo Campazzo decidió aparecer en el tercer cuarto para anotar 7 puntos más y llegar a los 13 al final del tercer cuarto, sumando 7 asistencias. Los blancos subían un nuevo escalón hasta el 66-43 del minuto 27 sentenciando prácticamente el partido. Las ilusiones de los aficionados madridistas de disfrutar de minutos en cancha de Mario Nakic, Boris Tisma y el debut de Matteo Spagnolo, se iba acercando. Solo la típica desconexión del equipo blanco cuando se ve muy por encima en el marcador y que fue arañando poco o a poco el cuadro aragonés a través de DJ Seely para finalizar el cuarto con un parcial de 2-8 dejando el resultado en un claro 68-51 para el Real Madrid. Resultaba curioso, el 42% del Real Madrid para anotar 68 puntos, pero había que analizar que los blancos lanzasen 57 veces a canasta por 43 del rival, anotando 24 tiros, 12 de ellos desde el triple. Y eso precisamente, el triple, fue el gran aliado blanco con 4 jugadores Carroll (14) Campazzo (13) Rudy (11) y Thompkins (10), sumar dobles figuras en anotación en 30 minutos, por tan solo Alocén en el cuadro aragonés.

Pero el espíritu de Casademont Zaragoza y por supuesto de su técnico, obligaron al equipo maño a perseguir el partido, encontrando a Robin Berzing su mejor aliado anotando 6 puntos consecutivos dentro de un parcial de 0-10 en dos minutos colocando el 71-61 para los blancos a falta de 8 minutos. Pero Pablo Laso estuvo rápido para encontrar soluciones y devolver el triple pivote para frenar los 3 triples anotados por Robin Berzing que se convirtió en el mejor jugador maño con 12 puntos. Pero nadie, excepto la afición madridista, esperaba el nuevo estirón madridista protagonizado por Nicolás Laprovittola y sus 7 puntos en este cuarto para liderar un parcial de 14-5 en 6 minutos para sentenciar el partido. Porque el base de Morón anotaba 13 puntos en 19 minutos, los mismos que su colega Campazzo en los mismos minutos. Y por supuesto el partido tuvo el premio de ver debutar a Matteo Spagnolo, junto a sus compañeros y amigos Mario Nakic y Boris Tisma que disfrutaron de un último minuto de ensueño para ellos. Un partido dominado por los blancos, con 6 jugadores por encima de los 10 puntos anotados y 7 jugadores que valoraron por encima de las dobles figuras. Solo los 3 canteranos, con Felipe y Jaycee Carroll, estuvieron por debajo de esa cantidad. Un partido maravilloso que nunca olvidarán estos cuatro chavales de 17-18 años que disfrutaron como en el patio del colegio.

Más videos de este partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido