Liga Endesa Jornada 09: Real Betis Baloncesto 55 Real Madrid 73

La defensa también gana partidos

Cargando...

Tras ganar al Partizan Belgrado en un partido con 199 puntos entre los dos equipos, el Real Madrid venció a Real Betis en un partido con sólo 128 puntos anotados. Un resumen que deja bien claro que una gran defensa aportó una victoria con apenas 73 puntos anotados. Los blancos consiguen su sexta victoria consecutiva con la que cierran un excelente mes de Noviembre. Por segundo partido consecutivo, Edy Tavares consigue 6 asistencias en un partido donde también anotó 9 puntos y cogió 10 rebotes

acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero acb Photo / D. Ligero

A veces el baloncesto es injusto. Más aún cuando juega tu equipo y buscas en cada detallito como sacarle punta a un deseo más que a una situación. El pasado jueves el Real Madrid vencía a Partizan Belgrado en un partido muy anotador donde ambos equipos lograban 199 puntos en conjunto. Pero el detalle posterior al partido no fue el resultado, sino la floja defensa de ambos equipos que provocaban anotaciones tan altas y que enfadarían a entrenadores. En el resumen de aquel partido, en estas mismas líneas, advertíamos que para el espectador ese partido debía ser más divertido que un encuentro como el que esta mañana se ha visto en Sevilla entre el Real Betis y el Real Madrid. Pero, para aquellos que disfrutan de los detallitos, prefieren hablar ahora del nivel de los equipos que la defensa de los mismos. La cosa es que el Real Betis iniciaba la jornada como único colista con solo una victoria en ocho partidos y acumulaba cinco derrotas consecutivas. En cambio, recibía a un Real Madrid en su mejor momento de la temporada acumulando otras cinco victorias consecutivas en ambas competiciones. Los números hablan por sí solos, pero para los blancos era un partido importante porque, su última derrota, también fue ante un equipo colista.

clorin 1200 200

Sin cambios en el roster, se presentaba el Real Madrid en Sevilla tras su doble jornada europea que se saldó con victorias tanto en Valencia como en casa ante Partizan. Aún así, Chus Mateo repetía su quinteto titular con Nigel Williams-Goss en el base, Dzanan Musa y Gabriel Deck en las alas y Petr Cornelie y Edy Tavares (6 asistencias el jueves) en la pintura. Comienzo muy intenso de Real Betis que no solo obligó al Real Madrid a perder 4 balones en los minutos iniciales de partido, sino que 3 de ellos fueron robos de balón por parte de los verdiblancos. Lógico su fuerte inicio de 7-2 en tres minutos ante un Real Madrid que ni siquiera veía la opción de lanzar. Pero los blancos empezaron a aplicarse en defensa y no solo no permitieron puntos de Real Betis, sino que encontraron recuperaciones y rápidos contrataques para iniciar la remontada con un 0-7 de parcial y el 7-9 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido. Ya no dejaría el equipo de Chus Mateo la delantera en el marcador que empezaba a dejar el sello en el partido desde la defensa y el lógico contrataque consiguiente que dejaba un tremendo parcial de 5-17 en 5 minutos con un rápido Gaby Deck y un inconmensurable Edy Tavares. Porque el caboverdiano quiso dejar su pronta en el partido desde el inicio con 7 puntos 4 rebotes y otras 3 asistencias a sumar a las ya conseguidas el jueves, todo en el primer cuarto. Un primer cuarto completamente dominado por el Real Madrid como reflejaba el 16-23 al final del mismo. Amén de los puntos de Tavares, Gaby Deck apuntaba 8 tantos con 3/4 en tiros de campo y dos asistencias. Un 52% en tiros de campo, afeado por el 1/7 en triples pero que contaba con 10 rebotes y 5 asistencias, tres de Edy Tavares.

El Real Betis no encontraba respuesta a la buena defensa madridista y donde su estrella Shannon Evans apenas pudo aportar dos puntos en ataque ante la intensa defensa de Williams-Goss en primer plano. Precisamente el base de Conneticut quiso liderar a su equipo en el segundo cuarto para recuperar el marcador y seguir compitiéndole el partido a uno de los mejores encuentros de Real Madrid en defensa de la temporada. La segunda unidad madridista quizá no fue tan anotadora como el equipo del primer cuarto, pero sí que mantuvo la identidad defensiva que finalmente fue clave en el devenir del partido. Y con los dos únicos triples del Real Madrid en el segundo cuarto, los madrileños empezaron a alejarse en el marcador con un 3-12 en el marcador hasta el 21-35 del minuto 15 de partido. Fue entonces cuando el equipo de Chus Mateo se encontró con una gran sequía ofensiva provocada por el 0/4 en triples en el desenlace del segundo cuarto que rebajaba los buenos porcentajes madridistas en el tiro de dos, donde llegaban al descanso con un increíble 13/17 76% en tiros desde la zona. El ataque no funcionaba como en minutos anteriores, pero la intensidad defensiva, permitía que Real Betis no encontrase huecos y buenos tiros y se quedara con apenas 10 puntos y un 27% en tiros de campo. No supieron aprovecharse de las nuevas 5 pérdidas de un despistado Real Madrid que apenas anotaba 4 puntos en el tramo final del mismo, aunque dominaba al descanso por 26-39. Solo Fabien Causeur anotaba más de una canasta en el segundo cuarto, pero donde la defensa dejaba a su rival en 10 puntos, cogía 9 rebotes y recuperaba 4 balones.

Nada que ver los 26 puntos de Real Betis en el descanso que los 40 anotados por Partizan el pasado jueves en el primer cuarto. Pero, como se habló tanto de la mala defensa del Real Madrid entonces, quiero destacar ese punto en el favor del Real Madrid durante 20 minutos y con un 35% de acierto del equipo andaluz ante un equipo madridista que volvía a superar los 20 rebotes y las 10 asistencias en una sola parte. La segunda parte volvió a traernos al Real Betis más combativo, pero partiendo de una defensa madridista exquisita que, haciendo un cuarto horrible en ataque, supo detener las acometidas sevillanas que buscaba de cualquier forma la remontada en el partido. BJ Johnson fue el jugador más dinámico junto a un desconocido Shannon Evans muy bien defendido por Nigel Williams-Goss. Un parcial de 7-9 dejaba el escaso 33-48 para los blancos en el minuto 25. Escaso por la suma de ambos equipos en tan avanzado el encuentro. Y es que como avisábamos, el cuarto del Real Madrid fue un desastre en ataque. Hacía daño a los ojos ver un 1/6 en tiros entre Tavares y Cornelie o ver un único lanzamiento a canasta de Dzanan Musa en más de 7 minutos en cancha. Quizás la ventaja en el marcador y la fortaleza defensiva – 4 canastas en solo 10 tiros de Real Betis – de los blancos hizo relajarse al conjunto de Chus Mateo que apenas consiguió un 29% en tiros de campo, 4/12 en tiros dentro de la zona. A pesar de ello, el Real Madrid también se llevó el parcial del tercer cuarto y el marcador global nos dejaba un 37-53 para el Real Madrid. Un tercer cuarto para olvidar ofensivamente hablando con 14 puntos y un 29% en tiros de campo, pero con un dato totalmente inesperado, 6 asistencias del Real Madrid en el tercer cuarto, tres de ellas de Edy Tavares.

Y no hizo más, porque Chus Mateo decidió dar descanso a su gigante durante todo el último cuarto. Que sí, que el rival “no da la talla” o “no tiene el nivel”, así se venderá, pero los 9 puntos 10 rebotes y 6 asistencias de Edy Tavares en 20 minutos y medio, no las apostaría ni por un escolta anotador. Un último cuarto donde ambos equipos nos permitieron mejores momentos de highlights con un Real Betis que hizo del triple su mejor arma con 4/5 desde la línea en este cuarto, mientras que en el Real Madrid los puntos llegaban de la mano de Sergio Rodríguez que apenas dispuso de minutos el pasado jueves y de Mario Hezonja, que volvió a conseguir 9 puntos y 6 rebotes en un nuevo partido con la camiseta del Real Madrid. Victoria contundente y merecida del Real Madrid que no brilló tanto en ataque – 73 puntos – como en defensa – 55 puntos recibidos – donde, como anécdota el Real Betis llegaba a 40 puntos tras 32 minutos de partido, cuando el jueves Partizan Belgrado lo consiguió en 10 minutos. Precisamente Edy Tavares con sus 22 de valoración fue el mejor del partido donde tres jugadores madridistas le acompañaban sumando 10 o más en valoración. Sexta victoria consecutiva del Real Madrid que fue más dominante en defensa, permitiendo solo 55 un 39% en tiros de campo y recuperando 10 balones. No tan anotadores, pero excelentes en el manejo del balón con 37 rebotes y 19 asistencias. Ahora, los blancos viajarán a Estambul para intentar la séptima victoria consecutiva en la cancha del actual líder de la Euroliga.