Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / La Fiebre Amarilla
Liga Endesa Jornada 13: Real Madrid 97 Dreamland Gran Canaria 71

La Fiebre Amarilla

Un primer cuarto con 31-14  diluye las motivaciones de Dreamland Gran Canaria que sufre la picadura del Real Madrid que se olvida del cansancio anotando 54 puntos en la primera parte con 74 créditos de valoración. Mario Hezonja anota 15 puntos en un primer cuarto increible, donde Campazzo solo realiza un lanzamiento para terminar con 12 de valoración. Es la 26ª victoria del Real Madrid en una temporada (hasta el momento) para recordar. El próximo visitante, Pablo Laso.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

El Real Madrid está en un momento deportivo envidiable. A día de hoy, no veo a ningún rival capaz de superarlo deportivamente. Ni siquiera las canchas más temibles de Europa han podido con los jugadores de Chus Mateo que tiró de Brates en El Pireo y de un inmaculado 10-26 en el tercer cuarto en el OAKA, ambos en la caldera Atenas. Pues esta mañana, rendía visita Dreamland Gran Canaria en la Liga Endesa. Muchos podrían presagiar “jornada de transición” por el esperado cansancio que traen unos jugadores siete días fuera de sus domicilios. Pero había dos factores que hacían de colocar el partido como peligroso ante Dreamland Gran Canaria. Por supuesto, el físico de los jugadores del Real Madrid pero además es que, Dreamland Gran Canaria es 6º clasificado con 7-5 de balance, amén de llevar 10-0 en su grupo B de la Eurocup. Nada sencillo pues debía ser el partido para los blancos y quizá por ello, Chus Mateo decidió sacar a sus 12 jugadores más habituales, a la espera de la recuperación de Guerschon Yabusele y a la vuelta a la actividad de Sergio Rodríguez.

Publicidad
Clorín

Ni Hugo González, ni Carlos Alocén, ni Ismaila Diagne fueron de la partida de un Real Madrid que quería demostrar desde el inicio que puede provocar “La fiebre amarilla” (La fiebre amarilla es una enfermedad aguda e infecciosa causada por la picadura del mosquito Aedes aegypti). Una picadura mortal que – en baloncesto, naturalmente – parece carecer de sus poderes al equipo contrario. Facundo Campazzo de base, Fabien Causeur y Alberto Abalde en las alas y Mario Hezonja con Edy Tavares en la pintura. No tuvimos que esperar muchos minutos para comprobar – la picadura hizo efecto – la dirección que iba a llevar el encuentro.  Y eso que en dos minutos el resultado era muy rácano con el 2-0 inicial, pero desde entonces, un parcial de 15-2 en solo tres minutos con un 5/5 en tiros de campo, 3 rebotes, 3 asistencias y 2 robos, para un 17-2 en el minuto 5 de partido para el Real Madrid. Imposible ponerle un defecto a Dreamland Gran Canaria que poco o nada podía hacer ante tanto talento ofensivo acompañado de una intensidad defensiva irreal para un equipo que viene de jugar dos partidos esta semana en Atenas. Buscaba Dreamland gran Canaria sorprender desde el exterior ante la nutrida zona madridista, pero le fue aún peor con el 2/10 desde el triple. Pero con la salida de Sergio Rodríguez, el Real Madrid encontró un aliado para Mario Hezonja que volvió a realizar uno de esos cuartos excelsos para terminar con 15 puntos y un 6/8 en el tiro con una jugada extraordinaria debajo de canasta y un supermate con giro de 90 grados. El sonido de la bocina ayudó más a Dreamland Gran Canaria para que se terminase la sangría provocada por el Real Madrid que lideraba el primer cuarto con un claro 31-14 y con un 71% en tiros de campo.

Tan dominante era el Real Madrid que en esos 31 puntos habían anotado los 5 titulares en pista, con el susodicho 71% en tiros de campo, un 62% en triples 9 asistencias 3 robos 1 pérdida para 44 de valoración. En baloncesto nunca se puede dar por terminado un partido en el primer cuarto – y más contra el campeón de la pasada Eurocup – pero al ver que Mario Hezonja (15) había anotado él solito más puntos (14) que Dreamland Gran Canaria, era un presagio muy acertado. Y el segundo cuarto dio fe del gran equipo que es el cuadro canario que consiguió anotar 11 puntos en cinco minutos con la ayuda inestimable de Ethan Happ que dominó la zona del Real Madrid con su 7/7 en tiros de campo en este cuarto que lideraba 42-25 el Real Madrid en el minuto 15 tras una soberana asistencia de Llull sin mirar para la bandeja de Dzanan Musa. Fue un segundo cuarto disputadísimo entre dos equipos regañados (2/16 entre los dos equipos) con el triple y bendecidos (15/18) dentro de la zona. Y es que, mientras Ethan Happ hacía su trabajo con 15 puntos en este cuarto, era Dzxanan Musa en la parte madrileña quien lograba 9 puntos en este cuarto para terminar igualando 23-23 el parcial en este cuarto para llegar al descanso con un claro 54-37 para el Real Madrid. Un segundo cuarto muy igualado no solo en el parcial, sino en la pelea bajo los aros con la lucha entre Vincent Poirier y Ethan Happ.

54 puntos, con 63% en tiros de campo, 17 rebotes con 16 asistencias y un 74 en valoración, eran los números del Real Madrid en solo 20 minutos, tras un viaje por Atenas, con dos partidos tan importantes y jugando ante uno de los equipos españoles más en forma. Sinceramente, creo que estamos ante uno de esos equipos que puede marcar una época o que, hasta hoy, demuestra que no tiene rival. Poco le quedaba al Dreamland Gran Canaria por hacer en la segunda parte, más allá de plantarle cara al campeón de Europa e intentar vencerle en los dos parciales que aún quedaban por jugarse. Pero tuvieron que pasar tres minutos para ver la primera canasta en juego del cuadro insular y ante eso, el Real Madrid contestaba con rápidos contrataques y canastas fáciles. Es verdad, para simplificarlo decimos Facundo Campazzo. Porque el menudo jugador argentino nos regaló en 7 minutos del tercer cuarto, cero puntos pero cuatro rebotes y tres asistencias para liderar un parcial de 13-2 en 7 minutos para dejar un 67-39 para el Real Madrid en el minuto 27, justo cuando Sylven Landesberg anotaba la segunda canasta en juego de Dreamland Gran Canaria. Podría ser que con el banquillazo de Facundo Campazzo, la intensidad en el Real Madrid flaqueó un poco con un parcial de 4-14, pero un triple sobre la bocina de Alberto Abalde, devolvía la ventaja del Real Madrid por encima de los 20 puntos, 74-53 en el final del tercer cuarto. El peor cuarto sin duda de Dreamland Gran Canaria con solo 16 puntos y un 24% en tiros de campo. El Real Madrid regresaba a la veintena de puntos con un gran Alberto Abalde con 5 puntos 3 rebotes 2 asistencias y 8 de valoración en este cuarto.

La picadura del mosquito Aedes aegypti seguía provocando “La fiebre amarilla” en los rivales del Real Madrid que parecía maniatado ante un equipo que llegaba a 74 puntos con un 55% en tiros de campo 75% en tiros de dos, 23 asistencias para 29 rebotes y 98 de valoración en tres cuartos. Y si, 74 puntos sin ningún jugador con 20 puntos y solo con Mario Hezonja llegando a 20 de valoración de los 98 créditos del equipo blanco. Y en el último cuarto volvimos a disfrutar de los minutos de Ethan Happ en el Dreamland Gran Canaria con 11 puntos más en este cuarto para terminar con 26 puntos y 25 de valoración. Una pena que fuese el único jugador de Dreamland Gran Canaria que superase los 10 puntos en este partido. Partido dominado por el Real Madrid que siguió acelerando en el último cuarto con otros 23 puntos anotados, teniendo un escaso 2/3 desde la zona. Y es que, ni siquiera con el partido terminado, el Real Madrid permitió que su rival bajase de los 20 puntos de diferencia y se cumpliría con el trámite con el definitivo 97-71 para el Real Madrid. Un partido completo, donde el Real Madrid sentenció en el primer cuarto con el 31-14 pero que no se relajó hasta llegar a los 97 puntos con un 56% en tiros de campo y un 72% en tiros de dos. Mario hezonja con 19 puntos y 22 de valoración fue el mejor del partido, pero hoy quiero destacar el encuentro de Alberto Abalde quien en 26 minutos anotaba 8 puntos con 5 rebotes 3 asistencias 2 robos y 13 de valoración. La fiebre amarilla sigue picando a sus rivales, ya son 4 victorias seguidas para seguir al frente de Liga Endesa y Euroliga, pero lo más importante, vencer en 26 de los 28 partidos de la temporada. Son fuegos de artificio, porque lo más importante será ganar en los partidos decisivos de la temporada.  

Más vídeos del partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido