Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Los Brates entran en el Olimpo
Euroliga Jornada 12: Olympiacos 71 Real Madrid 78

Los Brates entran en el Olimpo

Un gran planteamiento de Chus Mateo coloca una importante victoria del Real Madrid con Musa (23) como máximo anotador, Hezonja (10) como máximo reboteador y Campazzo (9) como mejor asistente en un partido donde todo el equipo trabajó de manera excepcional. Entre Musa y Hezonja (41 puntos y 42 valoración), entre Poirier y Tavares (3 asistencias, 2 robos y 4 tapones). Undécima victoria en doce partidos del líder de la Euroliga que mañana visita el OAKA en la misma Atenas.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Tras su brillante victoria liguera ante Río Breogán, el Real Madrid continuaba su andadura por las grandes canchas europeas en lo que denominamos “la clásica de los puertos” en comparación al ciclismo y a esos “etapones” con kilométricos puertos de montaña a escalar. Tras “conquistar” Maccabi Tel Aviv y quedarse en los “últimos metros” ante Fenerbahce, el Real Madrid viajaba a Grecia con la motivación de llevarse la victoria de los dos transatlánticos del baloncesto europeo que, a golpe de talonario, se han convertido en favoritos como el que más de ganar la Euroliga. La primera parada se encontraba en El Pireo y el rival era Olympiacos. Por tanto, se repetía la misma final de la última Euroliga que decidió Sergio Llull en el último instante de partido. Pero para el Real Madrid, ganar en El Pireo es como que te toque la lotería. Para ganar has de jugar y aun así, te advierto que tienes mínimas opciones de que te toque. No era para nada imperativo que el Real Madrid lograse la victoria anoche en Atenas. Su liderato y con 10-1 de balance lo mantiene tranquilo y a la expectativa mientras que Olympiacos buscaba recuperar sus buenas sensaciones con 6-5 de balance, pese a la última derrota en Mónaco que cortó una racha de tres victorias consecutivas.

Publicidad
Clorín

Cabe recordad, que el Real Madrid recuperó a Carlos Alocén hace diez días pero que desgraciadamente ha perdido a Sergio Rodríguez por problemas en la cadera. Y tras la clara victoria ante Río Breogán, tanto Hugo González como Ismaila Diagne dejaban su puesto a Rudy Fernández y Gabriel Deck. El Real Madrid saldría de inicio con Facundo Campazzo (MVP Euroliga noviembre), Fabien Causeur, Dzanan Musa, Eli NDiaye y Edy Tavares. Sorprendía la suplencia de Hezonja y/o Deck del quinteto pero, y ahora lo leeréis en esta crónica, creo que el mérito del partido de anoche es 100% para Chus Mateo. Y el partido vino a ser el esperado, con mucho ritmo, poco acierto y demasiadas faltas personales de inicio. 10-10 en el minuto 5 de partido con Tavares y Fall encarnados a una lucha de ver que jugador de 7 pies dominaría el partido Lógicamente, el caboverdiano derrotó con facilidad al francés y supo ser el baluarte ofensivo del Real Madrid con 9 puntos anotando sus 4 tiros de campo en el primer cuarto. Pero el problema del Real Madrid curiosamente vino en defensa, porque Olympiacos supo atajar su horroroso 1/9 en triples en 5 rebotes ofensivos que hicieron mucho daño al cuadro madridista. Y eso a pesar del 2-9 de parcial en tres minutos que volvía a disparar a los blancos en el marcador como viene ocurriendo toda esta temporada europea gracias también a las 4 asistencias de Facundo Campazzo quien, curiosamente, solo lanzó un tiro a canasta. Pero los rebotes ofensivos de Olympiacos fueron un lastre para el Real Madrid que propicio un 7/11 en tiros de dos de los helenos que terminaron por acercarse en el marcador 19-23 para el Real Madrid al final del primer cuarto. 23 puntos con un increíble 69% en tiros de campo son números salvajes para el Real Madrid jugando ante Olympiacos con 7 asistencias y 8 rebotes.

Con un Olympiacos que contaba con un 40% de acierto en el tiro de campo y donde ningún jugador rojiblanco anotó más de dos canastas en juego. Pero fueron 7 los jugadores que anotaron y los ya comentados 5 rebotes ofensivos, facilitaron sus 19 puntos anotados. A todo esto, el trabajo de Chus Mateo seguía sacando sus frutos. Tanto Mario Hezonja como Gabriel Deck se sumaron a la segunda unidad a Sergio Llull, Vincent Poirier y el estreno en Europa de Carlos Alocén. Y fue precisamente Mario Hezonja quien anotaba los primeros cinco puntos del Real Madrid pero de nuevo, los malditos rebotes ofensivos de Olympiacos le dieron nuevas oportunidades de segundas opciones que le bastaron para recuperar un parcial de 8-5 en 3 minutos para dejar el partido en un puño con el 27-28 para el Real Madrid en el minuto 13 de partido. Y es que por entonces el Olympiacos ya había cazado 10 rebotes en la canasta madridista. Ni con Tavares ni con Poirier, el equipo de Chus Mateo era capaz de cerrar su aro. Pero al menos, en la segunda unidad estaban juntos Mario Hezonja y Gabriel Deck. Entre ellos encontraron el camino para devolver un gran parcial de 0-5 con un triple del croata y dos tiros libres del argentino para alargar la ventaja hasta el 27-33 para el Real Madrid en el minuto 15 de partido con 9 de los 12 puntos anotados por Mario Hezonja. Porque el croata estaba en estado de gracia, jugando de alero o de ala pívot, de lo que queráis. Unos minutos grandiosos que da bastante rabia que no tuviese a un compañero de anotación puesto que logró 9 de los 14 puntos del equipo en el segundo cuarto, mientras que nuevamente Olympiacos se metió de lleno en el partido con otro parcial de 7-0 hasta el definitivo 36-37 para el Real Madrid al descanso. Apenas 14 puntos y bajando los porcentajes hasta el 52% y todo gracias a Mario Hezonja con sus 9 puntos y 9 de valoración en este cuarto.

Nada inesperado lo sucedido en la primera mitad del partido, al menos en lo colectivo. Pero quizás deberíamos apuntar los escasos 2 puntos de Dzanan Musa con 2 tiros libres, la misma aportación de Alec Peters en Olympiacos. La teoría indicaba que estos jugadores debían aparecer en la segunda parte y ambos quisieron destapar el tarro de las esencias desde el minuto 1. Dzanan Musa anotaba los 5 primeros puntos del Real Madrid en este cuarto dejando detalles bellísimos de baloncesto muy balcánico. Mientras que el compañero de fatigas de Olympiacos dejó de ser el rebote ofensivo – solo 2 después de los 11 cosechados en la primera parte – para convertirse nada más y nada menos en los 11 tiros libres lanzados en este tercer periodo. Ni siquiera la falta técnica señalada a Chus Mateo en el minuto 22 causó el efecto deseado por el Real Madrid de conseguir cerrar su defensa sin permitir canastas fáciles de los jugadores de Olympiacos. Por tanto, el partido se cerró de tal manera que el Real Madrid ya llevaba 5 faltas señaladas en 4 minutos y que produjo el sorpasso heleno hasta el 47-45 en el minuto 25. Así es, 11-8 de parcial donde 7 puntos de Olympiacos vinieron de tiro libre mientras que dos triples era la aportación blanca por el momento. Un triple que fue bondadoso con el Real Madrid durante el partido y ayudó rápidamente a recuperar el mando del partido y mantenerse por delante gracias a 16 puntos en este cuarto de Dzanan Musa con 4/5 en triples. Y su mejor colaborador, Facundo Campazzo que únicamente tiraba otro triple y con acierto en este cuarto y que encontraba con dos asistencias a Musa para intentar romper el partido. En nada, un parcial de 7-14 daba una valiosísima ventaja a un Real Madrid con Musa y Campazzo pero con Deck y Hezonja aportando en cancha. Pero Olympiacos es subcampeón de Europa y con un triple de Canaan colocaba el definitivo 57-61 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. Los blancos se movían en un 54% de acierto en tiros, un 50% en triples estando igualado en todo, incluso en rebotes ya que los griegos solo cogieron 6 en este cuarto.

El Real Madrid por delante al final del tercer cuarto, como en todos los partidos de Euroliga. Con los porcentajes ya comentados, pero con un rival muy digno y respetable que podría dar la vuelta al resultado en apenas segundos perfectamente. Pero no podemos dejar de merecer el trabajo de Chus Mateo y de sus jugadores. Resumimos los 9 puntos de Tavares en el primer cuarto, los 9 también de Hezonja en el segundo y los 16 puntos con 5/6 en tiros de campo de Dzanan Musa en el tercero. Pero el partido hay que jugarlo, ganarlo y enterrarlo. Y los dos equipos querían lograrlo, de ahí el parcial de 11-8 para Olympiacos dejando un peligroso 68-69 para el Real Madrid en el minuto 35. Pero Chus Mateo lo volvió a hacer. Primero el 5º triple de Musa y después Mario Hezonja dejó su talento en ataque con 18 puntos para recoger hasta 10 rebotes en su canasta dejando la parte ofensiva para el bosnio que aportaba cinco puntos más en este cuarto y la defensa, y los errores en el triple de Olympiacos, hicieron el resto para vencer tres años después en El Pireo por 71-78 y lograr la undécima victoria en doce partidos en la Euroliga. Y para ello el Real Madrid tuvo un 50% en tiros de campo, 34 rebotes y 5 tapones. Pero lo más salvaje de todo, fueron los 23 puntos de Dzanan Musa con 5/7 en triples, los 18 puntos y 10 rebotes de Mario Hezonja, los 9 puntos y 9 asistencias de Facundo Campazzo, los 11 puntos y 3 asistencias de Edy Tavares, los 5 puntos y 9 rebotes de Deck o los 0 puntos 5 rebotes 2 recuperaciones y 2 tapones – sobre Milutinov – de Vincent Poirier. Mañana espera el Panathinaikos de Ataman, por supuesto. Pero les recomiendo que disfruten de esta victoria en El Pireo, porque no ocurre todos los días.

Scroll al inicio
Ir al contenido