Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Luka Doncic se vistió de Sergio Llull
Liga Endesa Jornada 28 REAL MADRID 86 BASKONIA 82

Luka Doncic se vistió de Sergio Llull

Partido entre dos de los ocho mejores equipos de Europa, donde Luka Doncic se vistió de jugador franquicia para ganar él solo el partido consiguiendo 15 puntos 13 rebotes 4 asistencias y 4 robos de balón para ser nombrado MVP de la jornada y eclipsando completamente el mal partido de Sergio Llull con 11 puntos y 4 asistencias que tuvo que ceder el mando al joven esloveno de 18 años.

Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Había ganas en Madrid de presenciar un duelo de gigantes de Europa. El Baskonia había crecido mucho en poco tiempo y se ha convertido en un gran rival. Tanto que los vitorianos han disputado los mismos encuentros oficiales que el Real Madrid y han acabado en la séptima posición de la Euroliga. Son junto al Barcelona, los equipos que más partidos llevan a sus espaldas esta temporada y viendo lo comprimido de la clasificación de la Liga Endesa, este partido prometía ser bastante importante para la futura clasificación de ambos equipos en post de los playoffs.

El partido comenzó de una manera muy extraña. Son ya conocidas las salidas fulgurantes del cuadro vitoriano cuando juegan contra el Real Madrid. Un parcial de 0-8 – 0-6 en 2 minutos – en cinco minutos daba la ventaja a Baskonia ante un Real Madrid muy errático en el lanzamiento. Durante ese tiempo, hasta 6 lanzamientos errados por parte del equipo blanco, pero que no aprovechó en demasía Baskonia. Dos tapones consecutivos y un robo de balón de Jeffrey Taylor, fue el preludio del arranque del Real Madrid en el partido. Una canasta de Anthony Randolph fue el inicio de un parcial de 16-8 en 5 minutos que dejó en una simple pesadilla el inicio de partido blanco. El mal partido de Sergio Llull – 0 puntos, 0/3 en tiros – provocó su sustitución por Luka Doncic, que a la postre sería el autentico héroe del partido. Con la salida del esloveno, el juego del Real Madrid resultó más elaborado que con la presencia de Sergio Llull. En los dos últimos minutos, un parcial de 9-4 con 5 puntos consecutivos de Jaycee Carroll, dejaría el resultado al final del primer cuarto en 16-18.  Los porcentajes en ambos equipos eran muy bajos, por debajo del 40%, donde Baskonia se mantenía por delante en el marcador gracias a su dominio reboteador, 8 del Real Madrid por 15 de Baskonia.

Nuevamente las sombras acechaban el juego del Real Madrid, incapaz de anotar en 4 minutos, sufriendo un nuevo parcial de 1-8. Otra vez con Llull en cancha. El segundo capitán madridista era incapaz – 0 puntos, 0/5 en tiros y -2 de valoración en 10 minutos – de realizar acciones positivas para su equipo y nuevamente volvería a visitar el banquillo hasta el final de la primera parte. El mal partido de Sergio Llull fue un condicionante para la recogida de galones de Luka Doncic que amasaba la bola hasta conseguir 10 puntos 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos en el segundo cuarto, haciendo prácticamente de todo. Gracias al esloveno, el Real Madrid se mantenía a rueda de Baskonia 24-26 minuto 15. Mientras los porcentajes de tiro de ambos equipos, seguían por debajo del 40% y solo el atrevimiento de Beaubois y Larkin manejando el juego vitoriano permitía una pequeña ventaja al equipo vitoriano. Mientras tanto, Luka Doncic se vestía de Sergio Llull para no permitir alegría alguna de Baskonia y tras un parcial de 10-0 en dos minutos, se llegaría al descanso 40-37 a su favor. Pasito a pasito, el Real Madrid había anulado la ventaja inicial en rebotes de Baskonia pero aun estaba por debajo del 40% en tiros de campo, con un 2/14 en triples, aunque Baskonia no estaba mucho mejor con 3/14.

 El paso por los vestuarios motivó nuevamente a un Sergio Llull muy desacertado con 0 puntos en la primera parte. Los tres primeros lanzamientos del Real Madrid fueron lanzados por el base de Mahón sin acierto. Habría que abrir un debate sobre la importancia de Sergio Llull en el Real Madrid y la necesidad de conseguir buenos números para que el equipo blanco, pudiese llevarse los partidos hacia su terrero. Era pues momento de comprobar si el Real Madrid en un mal partido de su jugador franquicia – 2/10 en el tercer cuarto – sería capaz de batir a uno de los ocho mejores equipos de Europa. Seguía sin ser muy boyante el partido en anotación 50-47 minuto 25 hasta la aparición del juego interior madridista, donde Anthony Randolph demostró ser un jugador muy importante más allá de las estadísticas gracias a su gran envergadura y de Othello Hunter que conquistaría 4 puntos y 5 rebotes en ataque en el tercer cuarto para mantener la diferencia a favor del Real Madrid. Con 57-55 en el minuto 28, volvió a aparecer el genio de Luka Doncic consiguiendo 5 puntos consecutivos con un rebote más, para conquistar 15 puntos y 11 rebotes al final del tercer cuarto. Sus acertadas acciones, permitían nuevamente al Real Madrid su máxima ventaja, 65-59 al finalizar el tercer cuarto.

El partido seguía siendo intenso. Ni Real Madrid ni Baskonia conseguían subir su porcentaje por encima del 40% y nuevamente – como en los tres cuartos anteriores – al Real Madrid le costó anotar su primera canasta. Un parcial de 4-9 en 3 minutos volvía a poner a tiro a Baskonia hasta que Othello Hunter pudo anotar la primera canasta en juego del Real Madrid en el cuarto. El Baskonia no le perdía el partido gracias Johannes Voigtmann que con 13 puntos y 10 rebotes fue el mejor del equipo vitoriano. Al mal partido de Sergio Llull se unió Rudy Fernández que solo conseguiría 2 puntos, conseguidos además desde el tiro libre. Por tanto, ese dato unido al pésimo porcentaje en tiros y al evidente cansancio blanco, obligaba a realizar una nueva hazaña para intentar doblegar a Baskonia. Con 73-72 en el minuto 37, Pablo Laso volvió a tirar de Sergio Llull, pero el de ayer no fue su partido. El de Mahón acabaría con 11 puntos – 4/19 en tiros – y 4 asistencias. Como decíamos anteriormente, había que comprobar si era posible cerrar un partido con la nula aportación de la estrella madridista. Con todo esto, llegábamos a los últimos 48 segundos con 77-80 en el marcador favorable a Baskonia.

Visto lo visto, Luka Doncic decidió echarse al equipo a la espalda provocando una falta antideportiva, de la cual saldría un parcial de 5-0 para el Real Madrid en apenas 15 segundos con un triple ganador de Anthony Randolph que realizó un gran partido con 13 puntos 6 rebotes y 3 tapones. Ese triple fue definitivo para que el Real Madrid se llevase la victoria y se aupara al segundo puesto de la clasificación de la Liga Endesa.

Victoria muy dura, de fe y carácter. De esas que tanto gustan en el WiZink Center y de los más de 10000 espectadores que llenaron la cancha madridista, que vieron con sus propios ojos como un crio de 18 años, se vestía con el traje de su gran ídolo para conquistar él solo el partido. Con sus 15 puntos ,13 rebotes, 4 asistencias y 4 robos de balón, el base esloveno conquistaría el MVP de la jornada de la Liga Endesa. Un partidazo que dejaría en anécdota el pésimo de Sergio LLull que en 27 minutos lograría 11 puntos y 4 asistencias con un rosco en valoración. Y es que anoche, le tocó a Luka Doncic vestirse de Sergio Llull, vestirse de jugador franquicia.

Scroll al inicio
Ir al contenido