Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Maldito Sloukas
Euroliga Final Four Final: Real Madrid 80 Panathinaikos 95

Maldito Sloukas

El Real Madrid no pudo reeditar su título de Campeón de la Euroliga tras caer derrotado por un Panathinaikos que fue mucho mejor en la segunda parte y con un gran Kostas Sloukas se llevó un merecido MVP. Tras anotar 54 puntos en la primera mitad, el 3/20 en triples del Real Madrid en la segunda mitad hundió todas las opciones blancas que pierden su primer torneo oficial de la temporada. El miércoles, continua la temporada con el inicio de las semifinales de la Liga Endesa frente al FC Barcelona.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Otra final y van 39 en los últimos 51torneos oficiales. Es otra página de su historia que se preparaba escribir el Real Madrid en la tarde de ayer. Tras su brillante victoria del pasado viernes contra Olympiacos, el renovado Panathinaikos era el siguiente equipo para intentar frenar al equipo de Chus Mateo. Era el último escollo al que tendría que superar los blancos para alzarse con una nueva Euroliga, la cuarta en nueve años o la decimosegunda de su historia. Pero superar al nuevo Panathinaikos de Ergin Ataman no iba a ser nada sencillo. Pese a haber vencido en el OAKA con un gran Mario Hezonja, cada partido es distinto y no sorprendo a nadie si confirmo que la final de la Euroliga la jugaban los dos mejores equipos de Europa. El célebre Real Madrid contra el renovado Panathinaikos de Atenas. La tercera final consecutiva de los blancos contra un equipo que finalizó 17º la temporada pasada. Sin cambios en la convocatoria, el Real Madrid buscaba acabar con el maleficio de campeonar siendo el líder de la Liga Regular, algo inédito hasta ahora.

Publicidad
Clorín

Tampoco hubo modificaciones en el quinteto inicial del Real Madrid. Facundo Campazzo en el base, con Dzanan Musa y Mario Hezonja en las alas y con Eli NDiaye con Edy Tavares estuvieron en la pintura en el partido número 80 de la temporada del Real Madrid. Y nuevamente el Real Madrid empezó marcando el ritmo de juego con un 10-6 de salida y con 8 puntos de inicio de Eli John NDiaye. Una intensa salida que se vio truncada cuando en apenas tres minutos vimos las intenciones que nos traía el duelo, cuando los árbitros decidieron en apenas minutos señalar un aviso de técnica a Mario Hezonja (minuto 3.08), la segunda falta personal a Edy Tavares (minuto 3.20). falta técnica a Chus Mateo (minuto 3.20), una falta a Campazzo sin balón en juego (minuto 7.06) y aviso a Dzanan Musa por fingir (minuto 7.32). Todo ello pitado por dos de los colegiados que se equivocaron gravemente, según comunicado de la Euroliga, en una acción determinante en el tercer partido de la serie Olympiacos vs FC Barcelona que alteró el resultado final del partido. A pesar de ello, el Real Madrid no perdió la concentración al juego y lograba un parcial de 9-4 con un sensacional Dzanan Musa que lograba 10 puntos en este cuarto para el 19-13 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido. Pero no iba a ser “tan sencillo” como en semifinales y gracias al 4/8 en triples, Panathinaikos se aferraba al partido en otra oda al baloncesto con un nuevo parcial de 17-12 en apenas 5 minutos para llegar al final del primer cuarto con un escandaloso 36-25 para el Real Madrid. Nuevamente un primer cuarto espectacular con 36 puntos 71% en tiros de campo, 8 rebotes y 6 asistencias.

Pero el Panathinaikos no perdió los estribos y con un 50% en el triple, siempre estuvo en partido. Ya no había dudas, estábamos ante los dos mejores equipos de Europa y claros merecedores de haber llegado a la gran final. Una espectacular recuperación de Rudy Fernández, unida a una gran asistencia para Fabien Causeur, colocaba la mayor ventaja madridista con el 41-27 en el minuto 12 de partido tras un 22-14 en apenas siete minutos. El Real Madrid quería romper el partido, incluso desde la defensa donde tuvieron muchas recuperaciones que provocaban acciones de Panathinaikos que fueron cobradas muy baratas por el trío arbitral. Pero entonces apareció el hombre del partido. Y debía aparecer porque por algo ha logrado 3 Euroligas y la temporada pasada se quedó con las ganas. Hablamos de Kostas Sloukas que lideraba a Panathinaikos en el segundo cuarto con 11 puntos al descanso sin errores. También la presencia de Lessort fue fundamental para el parcial de 2-8 de Panathinaikos que colocaba el 43-35 para el Real Madrid tras una acción de Vincent Poirier que era el bastión del conjunto blanco durante el segundo cuarto. Pero su segunda falta personal, unida a una falta antideportiva de Dzanan Musa, volvía a apretar el marcador. Pero un genial Facundo Campazzo se lio la manta a la cabeza para, con un parcial de 8-4 en dos minutos, llevar al Real Madrid con ventaja 54-49 al descanso. Ahora era Panathinaikos quien dominaba el parcial logrando además que el Real Madrid no superase los 20 puntos en el cuarto.

Kostas Sloukas 11 puntos en menos de 10 minutos. Facundo Campazzo 10 puntos en 13 minutos. Quizá solo con esos datos podríamos resumir lo entretenida que estuvo la primera parte. Algo que para el aficionado madridista le sirva a poco, puesto que, en el amanecer del segundo cuarto, el Real Madrid dispuso de una ocasión para romper el partido. Y es que, las dos estrellas fueron los grandes protagonistas del tercer acto con la salvedad que el Real Madrid secó su pozo de anotación demasiado temprano con un espantoso 0/9 en triples en este cuarto que provocó los nervios y la ansiedad de un Real Madrid que vio como Panathinaikos se colocaba por delante tras un parcial de 2-9 que dejaba el 56-58 para Panathinaikos en el minuto 25 de partido. Hasta 3 minutos estuvo el mismo marcador instalado sin que ningún equipo lograse nada más que errores. El nerviosismo blanco llegaba a la pista, con una técnica a Vincent Poirier que sumaba su cuarta falta personal viendo como a base de tiros libres, el Panathinaikos se alejaba en el marcador hasta la canasta en el último minuto de Sergio Rodríguez que colocaba el 61-64 para Panathinaikos al final del tercer cuarto. Hundimiento de un Real Madrid que solo anotaba 7 puntos en el tercer cuarto con un 3/16 en tiros de campo. El peor dato en el peor momento, porque el Real Madrid seguía manteniéndose por delante en asistencias, tapones, recuperaciones y robos de balón. Pero permitió darle vida al Panathinaikos en un partido donde hubo un 2/11 en triples entre Hezonja y Musa o un rosco en anotación en Edy Tavares y Sergio Llull.

Los peores datos en el peor momento. No podemos obviar que la defensa y calidad de Panathinaikos también tuvieron culpa del mal ataque blanco en el tercer cuarto, pero ese resultado pareció ser un duro golpe para la mentalidad del Real Madrid. Y más cuando el partido parecía irse de las manos con el 65-73 en el minuto 33 para Panathinaikos. Pero el fuerte del Real Madrid proviene de su entrega en cualquier circunstancia y lograba un parcial de 6-0 que volvía a meter a los blancos en el partido. El empuje madrileño levantó a su afición de sus asientos, pero Kostas Sloukas tenía una cuenta pendiente con el Real Madrid. Dos triples consecutivos colocaban el 71-79 para Panathinaikos en el minuto 35 y hundía las opciones de un Real Madrid que llegaba a su último aliento a falta de tres minutos, pero un parcial de 4-14 fue definitivo para un Real Madrid que cedía su corona de campeón al Panathinaikos que vencía por un claro 80-95 con Kostas Sloukas como MVP con 8 puntos en este cuarto y 24 en total para 31 de valoración. El Real Madrid fue de más a menos. Fue superado con claridad por el Panathinaikos con un 26-46 en la segunda parte y donde el triple terminó siendo su cruz. Los blancos perdieron el partido más importante de la temporada, pero lograron llegar a él merecidamente, sin pillar atajos siendo fiel a su estilo y compitiendo hasta el final. Hoy toca llorar, lamerse las heridas de una derrota clara y cruel, pero con la cabeza siempre arriba. Se consiguió el objetivo, pero se perdió el premio final y la carrera de Rudy Fernández se quedó sin su cuarta euroliga que sí la logro el “maldito Kostas Sloukas”.

Scroll al inicio
Ir al contenido