Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Sergio Llull es sobrehumano
Sergio Llull es sobrehumano
Sergio Llull es sobrehumano
Euroliga Jornada 23: REAL MADRID 101 DARUSSAFAKA DOGUS 83

Sergio Llull es sobrehumano

Partidazo tremendo del 23 blanco que hace trizas al Darussafaka Dogus con 26 puntos y 8 asistencias. Consigue 6 triples - 5 en el primer cuarto donde anota 19 puntos, por 14 de todo su rival - y el 6º al final del partido desde el medio campo. Es de otro planeta.

El Real Madrid venció con suficiencia a Darussafaka Dogus en el primer partido tras llevarse el título de Copa del Rey conquistado el pasado fin de semana en Vitoria. En vez de descansar y de aguantar la típica resaca tras una fiesta de celebración, los jugadores de Pablo Laso fueron una orquesta sinfónica tocando a la perfección en todos los sentidos teniendo a un maravilloso Sergio Llull como maestro de ceremonias. El Menorquín no solo jugó sino que también hizo jugar a todo su equipo como hicieron Anthony Randolph, Trey Thompkins y Othello Hunter, capaces de anotar más de 10 puntos en menos de 20 minutos de juego. Pero el encuentro ya parecía decidido mucho antes, cuando el segundo capitán blanco decidió ofrecer a su hinchada 10 minutos de juego antológicos donde anotaba más puntos que todo el Darussafaka junto.

Antes de repasar el encuentro, no podemos olvidarnos del fastidio que fue para los asistentes al WiZink Center no poder contar con la presencia del lesionado Marcus Slaughter un madridista confeso que cumple su segunda temporada en el equipo turco. Un primer cuarto donde se veía desde el inicio un enchufado Real Madrid que se ponía rápidamente en bonus a los 3 minutos de juego con 6-4 en el marcador. Entonces apareció Sergio Llull para hacerse con el partido en apenas 7 minutos. Dos triples consecutivos en 30 segundos ponía el 12-4 en el marcador. Cuatro puntos consecutivos de Darussafaka volvía a igualar el encuentro 12-8 en el minuto 4, pero “el increíble Llull” no estaba dispuesto a que cesase la fiesta por la consecución de la Copa y con otros dos triples más en otros 30 segundos, ponía un claro 18-8 en el minuto 5.

Sergio Llull estaba en racha, 12 puntos – 4/4 en triples – en apenas dos minutos, llevando más puntos que todo el Darussafaka Dogus. Un tiempo muerto solicitado por David Blatt consiguió rebajar el acierto de ambos equipos que se quedaron sin anotar en dos minutos y medio, roto por una canasta desde el lateral de Dontaye Draper. Darussafaka seguía sin conseguir anotar en juego casi 5 minutos, donde ya se encontraban con una desventaja de 13 puntos, 25-12 en el minuto 9. Mientras Sergio Llull seguía haciendo lo que le daba la gana para anotar los últimos 7 puntos del equipo blanco en el primer cuarto que acabaría con un claro 30-14. Sergio Llull ya llevaba puesta la capa de superhéroe con 19 puntos – 7/8 en tiros, con 5/6 triples – 2 rebotes y 3 asistencias para 24 de valoración en 10 minutos.

El Real Madrid no necesitaba mucho más. Nadie excepto el menorquín había sumado más de una canasta en juego pero contaban con un 11/16 68% de acierto que contrastaba con los pírricos 14 puntos de Darussafaka con un 4/17 en tiros y que podía sumar puntos gracias a los tiros libres debido de hasta 7 faltas señaladas al Real Madrid en el primer cuarto.

 

Un parcial de 0-5 devolvía la ilusión al Darussafaka hasta que Othello Hunter decidió poner el aro en su punto de mira y con 6 puntos consecutivos, volvía a poner el 36-19 en el minuto 12. El cazador anotaría 8 puntos en el segundo cuarto además de 3 rebotes para seguir demostrando el poderío interior del cual dispone Pablo Laso esta temporada. Un parcial de 2-11 en 3 minutos ponía cerca a Darussafaka ya a menos de 10 puntos de desventaja. Las faltas sancionadas – 14 en la primera parte – fueron revulsivas para que el equipo turco anotase – 15/17 en tiros libres – con más facilidad que en el primer cuarto. Mientras tanto el Real Madrid seguía con una excelente efectividad 18/31 58% en tiros de campo con un espectacular 9/15 en triples al descanso. Por tanto no era de extrañar la igualdad existente en el segundo cuarto 23-23 que dejaría el resultado tras los primeros 20 minutos en un claro 53-37 para el Real Madrid. Bertrans con 7 puntos y Wanamaker con 8 – 6 de tiros libres – intentaban sacar la cabeza del mal partido turco mientras que Othello Hunter y Anthony Randolph intentaban seguir la estela de un Sergio Llull que ya estaba con 21 puntos y 27 de valoración al descanso.

 

Seguía el acierto del Real Madrid en el comienzo de la segunda parte con un 12-9 de parcial en 4 minutos que dejaba la diferencia bordeando los 20 puntos de diferencia. El binomio Othello Hunter – 6 puntos – y Sergio Llull – 4 asistencias – mantenían al Real Madrid con diferencias superiores a los diez puntos. El Darussafaka encontró el acierto desde la línea de 3 con 4/7 durante el tercer cuarto y de la mano de James Anderson – 8 puntos en el tercer cuarto – volvía a colocar a su equipo a 9, 69-60 en el minuto 28. Pero la aportación defensiva de Rudy Fernández con 6 rebotes y 3 asistencias al final del tercer cuarto provocaba un nuevo estirón madridista con los puntos de Anthony Randolph culminado con un espectacular Alley Hoop con Sergio Llull que encendió a los 10700 espectadores que se acercaron al WiZink Center para cerrar el tercer cuarto con el 75-60 para el Real Madrid. Los porcentajes blancos bajaban, pero aumentaba el numero de rebotes y asistencias para seguir manteniendo a raya a Darussafaka donde solo Anderson y Wanamaker superaban los 10 puntos anotados.

Del último cuarto nos quedamos con el festival de triples del Real Madrid consiguiendo un sensacional 5/8 – 3/5 de Trey Thompkins – mientras que Darussafaka lograría un 4/8 desde la línea. La ventaja madridista ya no bajaría de los 10 puntos de diferencia – 88-77 minuto 35 – momento en el que Luka Doncic conseguía sus primeros puntos en el partido para acompañar a los ya 5 rebotes y 7 asistencias conseguidas por el jugador esloveno. Lo que más llego a acercarse el equipo turco fue precisamente al -10 – 93-83 – en el minuto 38. Curiosamente, ya no anotaría punto alguno el Darussafaka que veía con el Real Madrid le endosaba un 8-0 en esos dos minutos culminado con un triple final de Sergio Llull para rematar su partidazo consiguiendo 26 puntos – 6/8 en triples – 8 asistencias y 31 de valoración. El 59% en tiros de campo por parte del Real Madrid fue vital para que los blancos tuvieran controlado el partido desde el primer minuto acompañado a 33 rebotes 28 asistencias y un increíble 127 de valoración. Con esta victoria – la novena consecutiva – el Real Madrid se clasifica matemáticamente para el Top8 y cuenta con 4 victorias de diferencia – a falta de 7 partidos – del quinto puesto para mantener la ventaja de campo en las eliminatorias. Los blancos siguen líderes con 18-5 y la próxima semana viajara a Turquia para enfrentarse al Galatasaray, penúltimo con 7-16 y con pocas opciones de clasificación para las eliminatorias de cuartos de final. La fiesta de los Campeones de Copa del Rey sigue en marcha y con Sergio Llull como maestro de ceremonias.

Scroll al inicio
Ir al contenido