Liga Endesa Semifinales Partido 1: Real Madrid (1) 81 Valencia Basket (0) 70

Modo Real Madrid

Cargando...

Un Real Madrid plagado de bajas, realiza un sobresfuerzo para llevarse una meritoria victoria en el primer partido de semifinales de la Liga Endesa, consiguiendo 52 rebotes y 6 tapones. Los blancos tuvieron que hacer debutar esta temporada a Juan Núñez, por los problemas musculares de Sergio Llull y Nico Laprovittola. La mejor noticia, fue el regreso de mil espectadores para presenciar el encuentro en el WiZink Center. Mañana, 2º partido en la Fonteta de Valencia.

Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero Realmadrid.com Víctor Carretero

Como si de la captura de un asesino en serie se tratase, muchas voces se jactaban de borrar el nombre del Real Madrid de la actualidad. La increíble y enorme temporada del FC Barcelona, con sus flamantes y millonarios fichajes (regreso de Pau Gasol incluido), parecía acallar las actuaciones del conjunto de Pablo Laso esta temporada. El equipo blaugrana ha superado sin dudas al Real Madrid deportivamente hasta el día de hoy con sus tres finales en los tres torneos oficiales disputados hasta el día de hoy. Muchas voces opinan que han pasado por encima del Real Madrid. Pero, ¿dónde está el cadáver? continuando con el símil dramático. Porque el Real Madrid se enfrentaba anoche al Valencia Basket en el primer partido de semifinales de la Liga Endesa tras haber batido con solvencia a Herbalife Gran Canaria en la eliminatoria de cuartos. Y no empezaba con buenas noticias. Si ya hablábamos de las bajas por Covid de Abalde y Felipe Reyes, súmenle las de Sergio Llull y Nicolás Laprovittola que dicen adiós a la temporada madridista. Sin un base puro que acompañase a Carlos Alocén (20 años), Pablo Laso tuvo que pedir prestado a Juan Núñez base de 17 años del junior que disputaba la fase final de la Euroliga Junior y que tan flamantemente, el Real Madrid salió ayer como Campeón de Europa, por segunda vez consecutiva.

Por tanto, Pablo Laso, debía disputar una eliminatoria de semifinales Liga Endesa con las bajas de Randolph, Abalde, Reyes, Laprovittola, Llull y Trey Thompkins. Diez jugadores en el roster más un chaval de 17 años con la cabeza aun puesta en el equipo junior, para jugar contra un Valencia Basket que no sabe lo que es perder en el WiZink Center con el Real Madrid como local. Así que Carlos Alocén empezó de base en su, posiblemente, partido más importante en el Real Madrid junto a Jaycee Carroll, Jeff Taylor, Usman Garuba y Edy Tavares. Y como se esperaba, de un equipo abrasado por las bajas, el Real Madrid salió a morder desde el minuto 1 y con un acierto espectacular se puso 14-6 en los primeros 5 minutos de partido con 6 puntos de Tavares y 5 de Jaycee Carroll, además de hasta 3 rebotes ofensivos que volvían a demostrar la raza de ambición del equipo blanco en el partido. Raza y ambición, dos adjetivos muy ajustables a Jeffery Taylor que en el primer cuarto ayudó con 6 puntos (2/2 triples) 3 rebotes y 1 tapón para que además los blancos, defendiesen cada acción levantina como si de la vida se tratase. Y es que Valencia Basket apenas se encontró con un 31% en tiros de campo ante un Real Madrid que supo cambiar sus fichas en la cancha y que además mantuvieron la raza y el carácter de los titulares, para llevarse el primer cuarto 25-14 para el Real Madrid. Con todo un 50% en tiros de campo y 15 rebotes (promedian 38 en total), 5 de ellos ofensivos. Porque el Real Madrid parecía el mismo de los 16 jugadores en roster, con 6 puntos para Tavares y Taylor y 5 para Jaycee Carroll y Carlos Alocén.

El partido le iba fenomenal a los blancos que se encontraron de frente con su primera prueba importante, los minutos de Juan Núñez en el segundo cuarto. Ni que decir tiene, que la figura del madrileño debía ser clave para comprobar la flojera evidente de tener a un base inexperto de 17 años a los mandos de unas semifinales ligueras. Pero la respuesta a dicha cuestión, se vio un parcial de 7-3 en dos minutos que colocaba un sorprendente 32-17 para el Real Madrid con 7 puntos consecutivos de Fabien Causeur. Pero Valencia Basket sabía que se encontraba ante una gran oportunidad de pelear unas finales de Liga Endesa y empezó a jugar a su manera habitual contra la defensa de Edy Tavares, es decir, usando el pick & pop con Bojan Dubjlevic que volvió a estar certero con 8 puntos y 3 rebotes en este cuarto y liderando un parcial de 2-9 para acercar nuevamente al cuadro taronja 34-26 en el minuto 15 de partido. Momento clave del partido, no solo porque Laso tuviese que devolver a cancha a Alocén pese a los buenos minutos de Juan Núñez, sino porque Rudy Fernández se marchaba al banquillo quejándose de su muslo derecho para apenas jugar solo un minuto más en lo que quedaba de partido. Más complicaciones para un equipo que no parece tener fin y que sigue compitiendo hasta que ya no tenga jugadores disponibles. Y lo demostró con otro parcial de 6-0 con triples de Causeur – anotando 10 puntos en este segundo cuarto – y Jeff Taylor que conseguía sumando desde la línea y ponía a los blancos +14, a 3 minutos del final de la primera parte. Pero Valencia Basket no iba a permitir una fiesta madrileña y con un 60% en tiros de campo, lograba un parcial de 4-12 final para llegar con posibilidades al descanso, 44-38 todavía para el Real Madrid. Y es que el porcentaje de acierto en ambos equipos se igualaban al 45% en el descanso y la segunda unidad madridista estuvo desacertada desde el triple.

clorin 1200 200

El descanso nos permitió ver dos maravillosas noticias. Las primeras mil personas que han tenido la fortuna de ver in situ, un partido del Real Madrid en el WiZink Center 15 meses después de aquel 8 de marzo de 2020 ante el Casademont Zaragoza. Siempre es agradable poder escribir este hecho tan merecido por la gran mayoría de los españoles. Y por supuesto, la dedicatoria del Real Madrid Junior, flamante campeón del Next Generetion (Euroliga Junior) esta mañana tras derrotar 81-78 al FC Barcelona en la final. Es el tercer entorchado madridista en apenas 6 años y segundo consecutivo. Quizás esos actos, nublaron el ataque del Real Madrid en el inicio de la segunda parte donde la primera canasta en juego, fue anotada en el minuto 4 del cuarto. A pesar de ello, Valencia Basket no supo aprovecharse del mal momento blanco y se encontró con un parcial de 9-6 que mantenía al Real Madrid por delante 53-44 en el minuto 25. Porque entre Edy Tavares y Usman Garuba, decidieron ser decisivos bajo el aro en un tercer cuarto donde el Real Madrid acabaría el mismo con un horrible 3/14 en tiros de campo.  Y es que, para más inri, Valencia Basket no anotó nada en 4 minutos y permitió a los blancos escaparse con un parcial de 5-0 y cerrar el tercer cuarto más esperpéntico de la temporada con un 58-46 favorable a los intereses del Real Madrid. No me lo estoy inventando, el Real Madrid cerró el 3º cuarto con un 21% de acierto, anotando 14 puntos con 7 puntos y 6 rebotes de Edy Tavares y los 4 puntos y otros 6 rebotes de Usman Garuba. Porque sí, amigos, el Real Madrid consiguió más (18) rebotes que (14) puntos anotados. Pero la mejor noticia al partido era comprobar que Valencia Basket solo había encestado 8 puntos con un 3/18 (17%) de tiros de campo.

Y si al Real Madrid le alimentas, coge fuerza y vuelve a parecer invencible. Porque, como decíamos anteriormente, si el Real Madrid tiene jugadores disponibles, aún te puede hacer un traje y Fabien Causeur se encargó de ello sentenciando el encuentro 71-54 en el minuto 35. 11 puntos del francés, a sumar a los ya conseguidos y cerrar el partido con 24 puntos 4 rebotes y 3 robos de balón. Tavares sumaba 17+11 para 27 de valoración, mientras Usman Garuba 6 puntos y 12 rebotes y sumando otra lesión muscular – otra de miles – que vuelve a tenerle entre algodones para el segundo partido de la semifinal a jugarse mañana en Valencia. Un partido que debería ganar el Real Madrid, no solo por el evidente paso a la final de Liga Endesa, sino para provocar el descanso de todos sus jugadores con molestias físicas. Pero nadie va a borrar, el encuentro vivido ayer – con 10 jugadores y un junior – con 81 puntos anotados, 52 rebotes obtenidos (35 en defensa, dos más que todo Valencia Basket) 17 ofensivos, 15 asistencias y 6 tapones. A Pablo Laso le faltarán jugadores, pero tendrá oportunidad si juega al modo “Real Madrid”.