Euroliga Jornada 34: Fenerbahce 67 Real Madrid 93

Número Ocho

Cargando...

Nicolás Laprovittola fue, con sus 29 créditos de valoración, el auténtico baluarte del Real Madrid para cosechar la victoria y clasificarse, en la última jornada, para los Playoffs de la Euroliga. Para ello batió su record personal con 19 triples convertidos y un 50% de acierto en ellos. Gran partido de Causeur (20 tantos), Deck (19) y feliz regreso de Sergio Llull con 8 puntos en 5 minutos. Los de Laso esperan rival hoy viernes para jugar los playoffs por 9ª vez consecutiva.

Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net Euroleague.net

Llegó el gran día o como dicen los americanos el “main event”. El Real Madrid se jugaba el pase a los cuartos de final de la Euroliga como si de una moneda al aire se tratase. Como ya dijimos en la victoria del viernes ante Olympiacos, el Real Madrid se jugaría su clasificación en el partido de anoche ante el Fenerbahce. Vosotros ya sabréis el resultado al leer esto, pero quiero poneros en contexto, como estaba la cosa en la última semana. El Real Madrid debía ganar para meterse en cuartos y. si perdía, debía esperar una derrota de Zenit San Petersburgo en los dos partidos que le quedaban por jugar. Pero ganar en Estambul no es nada sencillo y más esta temporada. Fenerbahce venía en una espectacular racha de 15-3 que le había adjudicado plaza automática de playoffs, pero donde una victoria más le acercaría mucho a la ansiada 4ª posición que le daría ventaja de campo en los cruces. En el Real Madrid, se celebraba el regreso de Sergio Llull a la competición para poner un poco de orden en el insuficiente rendimiento de los bases durante la temporada y el elegido para quedarse fuera fue Carlos Alocén.

Quizás el enorme partido de Nicolás Laprovittola – 18 puntos 5 rebotes 7 asistencias y 27 de valoración – el domingo pasado contra Acunsa GBC, fuese un acicate para que Pablo Laso, se decidiese por el argentino en vez del aragonés. Precisamente, Nico Laprovittola fue el base titular del partido junto a Gabriel Deck y Jeffrey Taylor en las alas y la pareja interior formada por Álex Tyus y Edy Tavares. Se acabó el tiempo, todos los pronósticos y posibilidades del Real Madrid se quedaban a un lado cuando dio comienzo el partido. Vimos al principio a un gran Real Madrid, muy concentrado en defensa pero flojo en ataque con un 1/4 en triples en 3 minutos. Y es que los triples fueron los culpables de inicio de que el Real Madrid no se marchase en seguida en el marcador 5-10 en el minuto 5 de partido. Diez puntos anotaron los blancos que seguían con la inercia del partido liguero ante al Acunsa GBC, porque 7 de los 10 puntos, fueron anotados por Laprovittola y Álex Tyus. Dos jugadores condicionados por las críticas de los aficionados por no aportar lo esperado y que ayer fueron determinantes para que los blancos se escapasen en el marcador. Porque los blancos apretaron muy mucho en defensa dejando a Fenerbahce en 5 pérdidas de balón en el primer cuarto, amen de un 40% de acierto en el tiro de campo. Fue entonces cuadro el Real Madrid decidió romper el partido con un imponente Nicolás Laprovittola que conseguía 8 puntos 2 rebotes y 3 asistencias para darle ventaja a los suyos, 11-23 al final del primer cuarto. Y pudo ser una renta mayor, si Fenerbahce no hubiese roto la racha de 2-13 de un Real Madrid que mejoró con un 3/6 sus triples para acabar con 4/10 en triples y un 45% en tiros de campo. Gran inicio de Larpovittola al cual se sumaba Álex Tyus con 4 puntos y 3 rebotes y con la intensidad que le ha llevado a estar en los mejores equipos de Europa.

El Real Madrid estaba cumpliendo su objetivo y además daba descanso a Tavares – 5 minutos y 2 puntitos en el primer cuarto – y a Sergio Llull, que esperaba ansioso en la banda cualquier parón de juego para ingresar en la cancha. Una cancha donde dominaba el Real Madrid de manera aplastante con un 2-10 de parcial en solo dos minutos y un nuevo invitado al encuentro, llamado Fabien Causeur. Y es que en apenas 12 minutos de juego, el Real Madrid disipaba todas las dudas de sus aficionados y rompía millones de esquemas para obsequiarnos con un clamoroso 13-33 en el marcador. Y entonces apareció Llull. Desde el 19 de febrero que apenas pudo disputar 3 minutos ante Valencia Basket, el menorquín quiso regresar a lo grande anotando 8 puntos (2/3 triples) en 5 minutos para seguir lanzando avisos a navegantes de que, con su regreso, volveremos a ver a otro Real Madrid. Pero Fenerbahce también jugaba y no iba a permitir regalar la victoria tan fácil en su casa y apareció Jarrell Eddie para acercar al equipo local 23-38 en el minuto 15. Pero si Fenerbahce tiene una estrella, esa es Nando De Coló. El francés se echó el equipo a la espalda para conseguir 7 tantos al descanso y acompañado de Lorenzo Brown, mantener en el partido al conjunto turco. Pero el Real Madrid era una máquina ofensiva donde la segunda unidad aportaba lo mismo que la primera. Y es que a los dos triples de Sergio Llull, hay que sumarle otros dos más de Fabien Causeur que anotaba 8 puntos en este segundo cuarto que no permitió el acercamiento de Fenerbahce y cerró la primera parte con clara ventaja madridista 36-49. Es que, si en el primer cuarto fueron cuatro, en el segundo fueron seis los triples que convirtió el Real Madrid con un acierto de 48% desde la línea. La clasificación para los playoffs, estaba más cerca.

clorin 1200 200

Porque la primera mitad del Real Madrid, fue envidiable. 49 puntos anotados, 23 en el primer cuarto y 26 en el segundo. Con un 49% en tiros de campo, 17 rebotes - Tavares 8 minutos – 10 asistencias - Laprovittola 5 – 10 triples – Carroll 0 minutos – y 0 (cero) balones perdidos. 50 de valoración pues, para un equipo que se jugaba la vida y encima fuera de casa. Pablo Laso recuperó a su quinteto inicial para el comienzo de la segunda parte, pero la influencia no fue la misma del inicio. Los peores minutos del Real Madrid que encontró sus primeros errores con el balón y con el lógico estirón turco de la mano del inconmensurable Nando De Coló. Primero en ataque, siendo tan efectivo como siempre consiguiendo 12 de los 21 puntos de su equipo en este cuarto y tan genial en defensa – con la complicidad habitual arbitral – provocando 9 faltas personales en 3 cuartos. De ahí el parcial de 8-0 para Fenerbahce que metió el miedo en el cuerpo del Real Madrid 50-58 en el minuto 25. Pero el Real Madrid no se asustó y cedió el bastión de liderato del partido a Nicolás Laprovittola que no solo anotó dos triples más, sino que repartió otro par de asistencias para que, primero Causeur y luego Gaby Deck volviese a poner las cosas en su sitio y al Real Madrid por encima de los 10 puntos de diferencia. Y es que Lorenzo Brown se dejó los puntos en el descanso y la aportación de De Coló empezaba a ser escasa ante el buen trabajo de Laprovittola que se jugó el tercer cuarto completo con 14 puntos y 7 asistencias en su haber. Un cuarto que llegaba a su fin con ventaja 57-67 para el Real Madrid. Nada más y nada menos que un 52% en tiros de campo del Real Madrid y un 50% en triples con un 13/26. Además de Laprovittola, los 15 puntos de Fabien Causeur eran una mina para el conjunto madridista.

Un Real Madrid que se encontraba a solo 10 minutos y 10 puntos por delante de clasificarse para los playoffs. Y con la ventaja de tener a su hombre franquicia, Edy Tavares, con 6 puntos en 16 minutos. Jugadores como Rudy, Abalde, Garuba y Llull, no llegaban a los 10 minutos disputados. Era curioso comprobar que, en el bando contrario, Gabriel Deck había disputado los 30 minutos posibles, aunque su aportación en cancha se mantenía en 8 puntos y 9 de valoración. Fue entonces, cuando el tortuga decidió sacar la cabeza y brillar con luz propia en el último periodo consiguiendo 11 puntos, 3/4 en triples, para destruir la resistencia de Fenerbahce. Y fue cuando el Real Madrid selló su pase a cuartos con un parcial tremendo de 0-11 en 3 minutos que sentenció el partido. Además, los blancos se gustaron con 6/10 en triples (3 de Deck, 2 de Rudy y 1 de Causeur) y barriendo las opciones de Fenerbahce que se quedaron en 10 puntos en el último cuarto. Partidazo del Real Madrid con 5 jugadores por encima de los 10 créditos de valoración. Increíble como Tavares con 6 puntos y 4 rebotes en 20 minutos, consiguiese 12 de valoración o como Trey Thompkins sumase 14 de valoración con otros 6 puntos pero 9 rebotes. Gaby Deck, con sus 11 puntos en el último cuarto, finalizó con 19 puntos en casi 39 minutos jugados. Causeur sumo 20 tantos con 5 triples anotados y 16 de valoración. Pero el mejor jugador del Real Madrid y del partido, fue el número 8. Ese jugador detestado por parte de la afición, al cual se culpa de todo y se callan cuando el argentino responde y destaca. Pues ayer, Nicolás Laprovittola se metió 18 puntos 4 rebotes 10 asistencias y 29 de valoración en 32 minutos (se jugó toda la segunda parte completa). No se destacará su enorme trabajo, habrá risas y memes con su cara, pero que a nadie se le olvide, que en un gran porcentaje, el Real Madrid está en los Playoffs de la Euroliga, gracias al número 8, gracias a Nicolás Laprovittola. La posición final del Real Madrid y su cruce, la dictaminará el partido de esta noche FC Barcelona vs Bayern Múnich. Si ganan los azulgranas, el Real Madrid será 5º y jugará contra Armani Milán. Si en cambio, ganan los alemanes, el Real Madrid será 6º y su rival será el Anadolu Efes.