Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Punterazo de Final Four
Euroliga 1º Partido Playoffs Real Madrid (0) 87 Partizan Belgrado (1) 89

Punterazo de Final Four

Un triple definitivo de Kevin Punter da el primer punto a Partizan Belgrado en la serie ante un Real Madrid que fue mejor y que tuvo varias opciones de llevarse el partido, pero se topó con un trío arbitral muy poco casero. Gabriel Deck terminó con 24 puntos y 8 rebotes en un partido donde cayó lesionado Edy Tavares en el descanso y los problemas de espalda de Rudy Fernández. Mañana segundo partido donde el Real Madrid necesita imperiosamente la victoria.

Por fin llegaba lo bueno. Las gradas del WiZink Center se llenaban para recibir con los brazos abiertos la disputa del Playoff de cuartos de la Euroliga. Dos monstruos como Real Madrid y Partizan Belgrado se enfrentaban en un bonito doble duelo que tenía su comienzo en la capital de España ya que el conjunto de Chus Mateo había logrado terminar en tercera posición la temporada regular. El Real Madrid recuperaba a toda su artillería menos Vincent Poirier que aun sigue convaleciente de su apendicitis. Enfrente un Partizan que de la mano de Obradovic, ha vuelto a recobrar un gran juego con buenos resultados y que iba a ser un peligro para cualquier rival enfrente. Ambos equipos se habían preparado toda la semana para este día, pese a que el Real Madrid tuviese que jugar en Badalona apenas 48 horas antes un partido de Liga Endesa. Todo estaba preparado para consumar un partidazo entre dos clásicos de Europa pero desgraciadamente, el partido se vio oscurecido nuevamente por la terna arbitral que a la postre fue fundamental en el resultado del encuentro.

Publicidad
Clorín

Pero antes de todo eso, el ambiente era fenomenal en el Palacio. No vinieron tantos seguidores serbios como se apresuraba por la prensa, pero se hicieron oír durante el partido. Nigel Williams-Goss era el base titular con Fabien Causeur y Mario Hezonja en las alas y con Gabriel Deck y Edy Tavares en la pintura. La alarma de playoffs la ponía Partizan Belgrado que de principio pegó el primer susto a la parroquia madridista con 4 triples convertidos en este cuarto, tres de ellos de un espectacular Alen Smailagic. Gracias a su potencial acierto desde fuera, los serbios empezaban a coger ventaja en el marcador ya que el Real Madrid apenas podía anotar desde el tiro libre. Con ello se llegaba al 8-14 para Partizan Belgrado en el minuto 5 donde el equipo de Obradovic aprovechaba el triple para coger ventajas. Parecía que Partizan estaba mucho más metido en el partido y quizás el Real Madrid debía titar de época para ganar el partido. Y es que solo el trío formado por Deck (9 puntos) Edy Tavares (6) y Yabusele (4), parecían tener visión de pelea en el inicio. Pero entonces sonó corneta en el equipo blanco que empezó a ejercer la remontada comprobando la senda de errores de Partizan para lograr un parcial de 12-5 en cuatro minutos para cerrar el primer cuarto con un igualado 22-22 en el marcador. Curioso que el Real Madrid anduviese mejor de dos que de tres y el Partizan estuviese mejor fuera que dentro. 9 puntos de Deck sin fallo en el primer cuarto donde los blancos dominaban el rebote, hacía presagiar un igualado choque.

Estábamos vislumbrando un partido precioso en el que el Real Madrid quiso pisar el acelerador de inicio con dos triples consecutivos en el segundo cuarto que buscaron romper la igualdad con el 30-22 en el minuto 12, donde ya habían sido sancionados los serbios con tres faltas personales. Podríamos estar hablando de la primera remontada del Real Madrid que cedía 10-17 en el minuto 6 de partido. Y cuando los aficionados blancos entraban en calor con la ventaja madridista, el trío arbitral echó agua fría sobre el ambiente del partido señalando otras tres faltas para el Real Madrid en dos minutos, dos de ellas en ataque de Dzanan Musa que tuvo que volver a sentarse en el banquillo ante la incredulidad de equipo y grada. Cuatro faltas en ataque y cuatro pérdidas son las cometidas por el conjunto blanco que vio como se desvanecía su ventaja gracias a los 6/6 en tiros libres de Partizan en este segundo cuarto. De ahí el parcial de 2-11 para Partizan que recuperaba la cabeza con el 32-33 en el minuto 15 de partido, gracias a un sensacional Kevin Punter que anotaba 13 de los 26 puntos anotados por su equipo en el segundo cuarto. El esperpento arbitral permitió otra lucha sin cuartel donde Partizan recuperó su acierto exterior con otros cuatro triples y un salvaje 57% en triples. Mario Hezonja con 5 puntos volvía a poner al Real Madrid por delante, pero Puntzer y los tiros libres colocaban un peligroso 39-46 en el minuto 19, cortado por un 5-0 de parcial del Real Madrid que colocaba el definitivo 44-48 para Partizan Belgrado al descanso. Tal y como se estaba desarrollando el partido, hay que ser justos y hablar de alivio de perder solo por 4 ante un conjunto serbio que tenía tanta anotación desde el triple y el tiro libre.

En el Real Madrid, los 10 puntos de Tavares y Yabusele, escondían el 0 de Musa provocado por las incomprensibles faltas personales en ataque señaladas en el segundo cuarto. Los blancos controlaban rebotes y asistencias pero eran penalizados en faltas personales y consecuentemente, pérdidas de balón. Y para más inri, el tercer cuarto no comenzó nada bien con una posible lesión grave de Edy Tavares en su rodilla izquierda que le molestaba tanto que dejó de jugar en la segunda parte. Por supuesto que queremos a un Tavares sano, pero imaginaos un Real Madrid sin Tavares ni Poirier teniendo que luchar contra este Partizan. La lesión de Edy Tavares, provocó otra escapada de Partizan hasta el 48-55 contra un Real Madrid que tuvo que tirar de Anthony Randolph y Guerschon Yabusele como juego interior, ante la también baja de Petr Cornelie. Pero la defensa madridista empezó a reaccionar y con un parcial de 8-0 volvía a colocar al Real Madrid por delante 56-55 en el minuto 25. La alga barría se sentía entre la afición del Real Madrid hasta que nuevamente, la presión arbitral decidió enfriar la maquinaria madridista que vio como Zeljko Obradovic se metía a los árbitros en el bolsillo y dejar un escaso 2-3 en tres minutos de juego. Por supuesto que dichas insinuaciones no eran en ese momento el culpable de que el marcador estuviese tan detenido, pero era la segunda vez que los árbitros de una manera u otra, frenaban la ofensiva madridista. Otros 6/7 en tiros libres tuvieron los serbios que apenas anotaron 15 puntos en el tercer cuarto lejos de sus anotaciones de otros cuartos. Y a pesar de tantos problemas, dos tiros libres de Gabriel Deck dejaban el resultado en 64-63 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. Fueron los escasos puntos que anotaba el argentino en el tercer cuarto. Un 48% en tiros de campo del Real Madrid afeado por el 33% en triples en un partido donde Partizan lanzaba (21) las mismas veces de dos que de tres.

Y llegábamos al último cuarto donde todo estaba en juego y se decidiría quien tendría ventaja en el cruce. Y el Real Madrid golpeaba primero con la aportación asombrosa de Gabriel Deck que anotaba 6 puntos consecutivos para poner 3 arriba a los blancos. Y es que ni Chus Mateo decidía modificar el quinteto con Goss, Musa, Rudy, Deck y Yabusele. 5 “bajitos” para combatir con la fortaleza serbia. Ahora los tiros libres favorecían al Real Madrid que acometía su enésima remontada con el 77-70 en el minuto 35 y con dos faltas sancionadas. Parecía todo agarrado para que la victoria no se escapase pero volvieron las tornas donde los árbitros decidieron meter nuevamente a Partizan en el partido con un 2-7 de parcial. Y ahí apareció Kevin Punter, primero porque es muy bueno 26 puntos y 6 asistencias. Y segundo porque fue favorecido con 6 faltas sancionadas y 9/9 en tiros libres. Dos de ellos llegaron a falta de 34 segundos por una falta en ataque de Musa soltando el pie en un triple, con 84-84 en el marcador. El baloncesto es así y tiene árbitros que deciden con sus leyes. Y si os parecía poco, un 2+1 de Deck que terminó con 24 puntos 8 rebotes y 33 de valoración colocaban el milagroso 87-86 a falta de 21 segundos. Pero no todo iban a ser ayudas fuera del juego y Kevin Punter puso el drama en el partido con un triplazo a solo 0.4 segundos de terminar el partido que colocaba el definitivo 87-89 que daba el primer punto de la eliminatoria al Partizan. Por tanto, los serbios se colocan 0-1 en la serie y dado de lo ajustado del marcador, queda claro que no solo Obradovic y Punter empujaron a Partizan a acercarse un poquito más a Kaunas. Mañana segundo partido, casi seguro sin Tavares y habrá que comprobar la espalda de Rudy

Más vídeos del partido en Youtube.

Scroll al inicio
Ir al contenido