Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Sobró un cuarto
Euroliga Jornada 27: Real Madrid 86 Panathinaikos 97

Sobró un cuarto

Un fatídico segundo cuarto, mermó las opciones de victoria del Real Madrid ante un sensacional Panathinaikos que realizó un partido extraordinario. Los blancos lo intentaron en la segunda parte anotando 50 puntos pero le pesaron demasiado las 17 pérdidas de balón durante el partido. Maravilloso Guerschon Yabusele con 18 puntos y 24 de valoración. El Real Madrid sigue líder con tres victorias de ventaja sobre el segundo y cinco sobre los tres siguientes a falta de siete partidos para cerrar la Liga Regular.

Olor a partido grande el que se jugaba anoche en el WiZink Center entre el Real Madrid (líder de la Euroliga 22-4) y el Panathinaikos (3º con 16-10). El campeón de Europa contra el firme aspirante. La historia contra el presupuesto, un “equipo veterano” contra el nuevo proyecto que con Ataman de entrenador, presagia formar un ciclo triunfal en Europa. Dicho esto, porque desde las redes son innumerables las informaciones que colocan a jugadores del Real Madrid en tierras helenas la próxima temporada. Pero el Real Madrid llegaba a este partido con sus deberes hechos tras haberse proclamado brillantemente campeón de la Copa del Rey tras derrotar al FC Barcelona en la gran final. Resulta irónico, cuando en esta cuenta nos hemos empeñado en criticar el calendario, diez días sin baloncesto se nos haya hecho eterna la espera. Solo un cambio en el roster del Real Madrid del que ofreció en la Copa, con la entrada de Carlos Alocén por Rudy Fernández. En los prolegómenos del partido el equipo de Chus Mateo ofreció a su afición el título de la Copa del Rey conseguido el fin de semana anterior en Málaga y que ha sido el segundo título conseguido por el Real Madrid esta temporada.

Publicidad
Clorín

También, Dzanan Musa fue galardonado con el MVP del mes de enero de la Euroliga, siendo el segundo jugador más joven en conseguirlo tras Luka Doncic. Sorprendente el quinteto inicial del Real Madrid para el partido de anoche con Facundo Campazzo en el base, Fabien Causeur y Alberto Abalde en las alas y con Guerschon Yabusele con Edy Tavares en la pintura. Resultó curioso comprobar que ni Musa, Hezonja y/o Deck saliesen en el quinteto inicial de Chus Mateo, pero es que precisamente los dos aleros titulares del Real Madrid ayudaron en ataque tras un mal inicio que dejó la primera canasta madrileña tras tres minutos disputados. Tras ese mal momento, reaccionaba el Real Madrid con un parcial de 11-5 en solo dos minutos para recuperar la ventaja en el marcador con el 11-9 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido. Y es que de los 14 primeros puntos del Real Madrid, 9 de ellos fueron logrados por la dupla Causeur y Abalde. Todo ello aderezado por los contrataques lanzados por Campazzo y culminados por un espectacular Guerschon Yabusele. Todo parecía ir sobre ruedas para el Real Madrid que lograba un tremendo parcial de 18-7 en 4 minutos que apuntaba a un dominio arrollador de los locales ante un Panathinaikos que no encontraba respuesta. Pero un arbitraje algo espeso con dos técnicas señaladas una a cada equipo pareció frenar los intereses blancos y donde Panathinaikos se fue metiendo poco a poco en el partido con una anotación bastante repartida. Finalmente, un 0-4 de parcial dejaba el resultado en 22-18 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Un 50% de acierto traía el Real Madrid con un 4/6 en triples pero que hacía caso omiso a las 6 pérdidas de balón que terminarían siendo fundamentales en el devenir del encuentro.

Porque lo que parecía un error humano, terminó convirtiéndose en un aquelarre de errores y fallos no forzados que, tras ver el transcurso de los otros tres cuartos, dejó lo sucedido en los segundos diez minutos como un arsenal de errores que terminó por decidir el partido. Y es que de nuevo tardó dos minutos el Real Madrid en anotar su primera canasta del segundo cuarto, lo malo es que Panathinaikos ya había anotado 7 puntos con dos canastas sin oposición de Juancho Hernangómez. Pero eso no fue lo peor, porque Panathinaikos anotaba sin cesar en el aro madridista de la mano de Mathias Lessort que anotaba el punto 14 del equipo ateniense en solo cuatro minutos del segundo cuarto. Pero tampoco eso era lo peor, ya que un parcial de 4-18 hacía temblar las columnas del WiZink Center que veía como los verdes se escapaban en el marcador 28-36 en el minuto 15 de partido con un inoperante Real Madrid tanto en ataque como en defensa. Porque a los 4 puntos anotados, había que sumar los 18 recibidos con un espectacular 8/9 en el lanzamiento a canasta. Pero eso tampoco fue lo peor, ya que el Real Madrid cerraba el segundo cuarto con 12 puntos con un 3/12 en tiros de campo con 7 pérdidas de balón (repartidas entre cinco jugadores) y con 27 puntos recibidos con un escalofriante 10/11 en tiros dentro de la zona. Un Real Madrid que había desaparecido y se iba derrotado al descanso por 36-45 para Panathinaikos, que terminó la primera mitad liderando un parcial escandaloso de 14-30 en poco más de 12 minutos.

Guerschon Yabusele terminó el partido con 18 puntos 5 rebotes y 24 de valoración.

Con todo el partido ya disputado, el parcial de 12-27 del segundo cuarto para Panathinaikos fue vital para el transcurrir del partido ya no solo porque el Real Madrid debía hacer un esfuerzo sobrehumano para recuperar el terreno perdido sino también por la motivación encontrada en su rival que buscaba no solo apuntalar la tercera posición de la clasificación de la Euroliga sino atestar un duro golpe al intratable Real Madrid y llenarse de moral para la segunda mitad. Pero lo increíble ocurrió. Ya os hemos explicado el 3/12 en tiros de campo del Real Madrid en el segundo cuarto, pues el equipo blanco logró en apenas 4 minutos 16 puntos con un claro 6/7 en tiros de campo con 14 puntos entre Fabien Cauaseur, Mario Hezonja y Guerschon Yabusele que colocaban increíblemente al Real Madrid por delante en el marcador 52-50 para el Real Madrid en el minuto 24 de partido tras un parcial de 16-5 para los blancos. Pero a diferencia de lo sucedido en el segundo cuarto, el Panathinaikos no estaba decidido a echar por tierra su ventaja y no cometió los mismos errores que su rival en el cuarto anterior. Tanto que con la pareja Nunn & Lessort, los helenos subieron el nivel de su defensa y con la ayuda del acierto en el tiro libre y las enésimas 4 pérdidas de balón en este cuarto, volvieron a darle aire a Panathinaikos para lograr otros 17 puntos en seis minutos y cerrar el tercer cuarto con otro mazazo con el 61-67 para Panathiaikos tras el triple de Kendrick Nunn que conseguía diez puntos en este cuarto.

Otro nefasto parcial de 7-14 para el conjunto griego que se seguía aprovechando de su potencial ofensivo y de los errores continuos que le otorgaba el Real Madrid que volvía a encajar 22 puntos en un cuarto. Estaba claro que tras arreglar su ataque, el Real Madrid debía mejorar su defensa. Y para eso tenía diez minutos para rebajar el 53% en tiros de campo de su rival – 67% en tiros de dos – y los 67 puntos encajados en 30 minutos. Mucho que mejorar pero solo seis puntos a remontar. Y con 7 puntos consecutivos de Dzanan Musa, el Real Madrid volvería a sonreír con el 68-69 para Panathinaikos en el minuto 32 de partido. Fueron unos minutos de tú a tú entre dos equipos encendidos en ataque y que no se concedían error en absoluto. Y quizás el momento clave del encuentro llegó cuando Nunn anotaba un triple, el de Hezonja se salía en la posterior jugada y Kostas Sloukas tomaba el mando del partido para no permitir la remontada del Real Madrid con un parcial de 0-8 que terminaba por sentenciar el encuentro. Al final, el definitivo 85-96 fue un duro castigo para el Real Madrid que terminó anotando 50 puntos en la segunda parte, pero Panathinaikos estaba ansioso por llevarse una importantísima victoria para su moral y su clasificación. Guerschon Yabusele con 18 puntos y 24 de valoración fue el mejor jugador de un Real Madrid que seguramente hubiese ofrecido más batalla sin sus errores en el segundo cuarto. Afortunadamente, su gran primera vuelta, le permite caer en estos lujos de asumir derrotas, ya que le sigue sacando 3 victorias al segundo y 5 a los tres siguientes a falta de 7 partidos. Pero el partido de anoche es un aviso para que los jugadores de Chus Mateo, no bajen la guardia en lo que queda de temporada.

Más vídeos del partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido