Liga Endesa Jornada 15: FC Barcelona 83 Real Madrid 63

Redención

Cargando...

Contundente derrota del Real Madrid, que se vio superado desde el primer minuto por el FC Barcelona que ya ganaba 22-5 en el primer cuarto. El Real Madrid intentó la remontada pero sucumbió tras un 19% en triples y 22 pérdidas de balón, A pesar de la derrota, el Real Madrid termina 2019 como líder de la Liga Endesa junto al FC Barcelona y al Casademont Zaragoza. Primera victoria de Mirotic al Real Madrid desde que fichase por el Barcelona.

acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau acb Photo / D. Grau

Por fin llegó el gran clásico. Es la tercera vez que lo disfrutábamos este año, pero nunca deja indiferente y siempre se espera que el siguiente sea el partido más esperado del año. El Real Madrid llegaba muy motivado al clásico, tras una convincente victoria en el OAKA y ascender a 11 las victorias consecutivas en la Euroliga. Tampoco le iba nada mal al FC Barcelona, con una victoria clara y rotunda sobre Olympiacos que sirvió para que los azulgranas pusieran todo su empeño en derrotar a los blancos. Algo que el equipo de Pesic ha venido intentando desde el pasado verano, fichando un quinteto completamente de estrellas, pero cediendo en la Supercopa Endesa primero y en la Euroliga después, donde el mejor juego blanco desquició a los Mirotic y compañía. Ese dolor escuece y era por tanto lógico, un empuje total y completo del FC Barcelona desde el minuto 1 del partido, hasta el 40. Después de ese minuto, el equipo más enchufado y con más confianza y/o suerte, se llevaría la feliz noticia de la victoria en el partido. La ventaja era madridista, puesto contaba con una victoria más en la clasificación que los azulgranas, quienes contaban con el apoyo de su afición para intentar terminar con la racha madridista de 5 victorias en los últimos 6 clásicos jugados entre ambos.

El Real Madrid viajó a Barcelona, con las conocidas bajas de Sergio Llull y Felipe Reyes. A las que se sumaron Jordan Mickey por su condición de extra comunitario y la sorprendente de Salah Mejri. Digo sorprendente, porque sabiendo de antemano la baja de Mickey, el puesto de 5 en el equipo de Pablo Laso, quedaba demasiado expuesto solo con la figura de Edy Tavares. Una “posible” acumulación de faltas personales o un simple mal partido, obligaba al entrenador vitoriano a contar con Garuba o Randolph con minutos de center. Tras su enorme partido en Atenas, Randolph y Tavares volvían a ser las torres iniciales del Real Madrid, junto a Facundo Campazzo, Jeffery Taylor y Gabriel Deck. Pero, para el Real Madrid, el inicio del partido no se pareció en nada a lo visto en el último mes. Digo para el Real Madrid, puesto el FC Barcelona salió en tromba con un extra motivado Nikola Mirotic que, curiosamente, había recibido 3 personales solo en el primer cuarto. Pero el Real Madrid llegó tarde al partido. Parcial de 8-0 en 4 minutos, con un 0/3 en el lanzamiento a canasta y lo más preocupante, cuatro pérdidas de balón en ese periodo, tres de ellas de un desconocido Facundo Campazzo. Es cierto que también los blancos no tuvieron su día desde el triple, pero es bien conocido por los aficionados del Real Madrid, que el equipo blanco, siempre busca reaccionar desde la línea sus malos inicios ofensivos. Nada más y nada menos que un 10% en el triple, solo en el primer cuarto, contra un 60% de los azulgranas. Poco que hacer, puesto que los blancos intentaron solamente cuatro lanzamientos desde la pintura. La excitación blaugrana, sostenía a los blancos dentro del partido, pero el acierto exterior, con tres triples consecutivos, propició un parcial de 12-0 para los locales que cerraron el primer cuarto con un claro 22-5. Exacto, cinco puntos en diez minutos para el Real Madrid, que pese a recoger cuatro rebotes ofensivos, no fue capaz de aprovechar. Además, la cuantía de pérdidas de balón subió hasta 7 en diez minutos, 4 de ellas de Campazzo, además de un pírrico 14% que convertía la victoria del Real Madrid ya no en una remontada, sino en una utopía.

La segunda unidad madridista, empezaría a generar más dudas. No tanto por sus nombres, sino por la urgencia de Pablo Laso y sus aficionados, de rebajar la distancia antes del descanso. Pero la ventaja blaugrana seguía en aumento hasta el 10-7 de parcial en 4 minutos, dejando un sonrojante 35-14 en 15 minutos de juego. Y es que la calidad del FC Barcelona, se juntaba con la intensidad y el acierto, puesto que continuaban con un 6/8 desde el triple incomparable al 1/10 de los blancos. Desde ese minuto, el partido cambió a un punto mucho más igualado, gracias en gran medida, al exagerado número de faltas – sobretodo ofensivas – que se señalaron en el partido. Hasta 14 faltas fueron sancionadas por los colegiados dentro de este segundo periodo. Este parón anotador, beneficiaba al Real Madrid únicamente en la sequía blaugrana que estuvo hasta 3 minutos sin anotar. Pero también los blancos eran perjudicados porque eran incapaces de mejorar su acierto de cara al aro, llegando al descanso con un 33% de acierto en el tiro. Cualquier mejora en el tiro del Real Madrid, conllevaba a nervios en el banquillo blaugrana que vio como le pitaban una técnica a Pesic con su equipo 15 arriba. Tuvieron que regresar jugadores del quinteto inicial para mostrarnos la primera racha agradable del Real Madrid en el partido, con un 4-13 en cinco minutos, para cerrar una horrible primera parte con el 39-27 favorable a los azulgranas. Curiosamente, el Real Madrid había salido beneficiado de los continuos parones arbitrales para iniciar una remontada que parecía imposible y que podría permitir a los blancos, a bajar de la fatídica diferencia de los 10 puntos.

clorin 1200 200

Hablábamos de la segunda unidad madridista, pero nos volvimos a equivocar. Porque estos cinco jugadores dieron el mejor parcial blanco de todo el partido, al menos con un 50% de acierto en el tiro de campo y solo dos balones perdidos, muy diferente a los ofrecido en el primer cuarto. Y es que el Real Madrid empezaba a reaccionar al inicio del tercer cuarto y tras una agresión sin bola, de Nikola Mirotic a Facundo Campazzo, el Real Madrid conseguía su primer objetivo con un parcial de 2-7 en tres minutos, de meterse nuevamente en el partido 41-34 en el minuto 23. Y es que los blancos, con su quinteto titular en pista más Jaycee Carroll, conquistaba un parcial de 6-20 en 8 minutos, gracias al tiro de dos puntos donde Edy Tavares empezaba a demostrar su ley. Pero de igual manera que sucedió en el segundo cuarto, los árbitros decidieron que el de ayer era el partido de las faltas ofensivas y era ahora favorecido el conjunto blaugrana que aprovechó para lanzarse nuevamente en el marcador. Si se pitaron 14 personales en el segundo cuarto, 15 infracciones fueron las señaladas por los colegiados en este tercer acto. Ahora sí, Nikola Mirotic hizo valer todo lo que gana al año, consiguiendo 8 puntos en el tramo final del cuarto para devolver a los blaugranas por encima de los diez puntos de ventaja. Solo Jaycee Carroll, en su vuelta a Madrid tras su permiso concedido en su ciudad natal, parecía responder al montenegrino consiguiendo 9 puntos y siendo el mejor de los blancos en este cuarto. Pero el acierto triplista del FC Barcelona, unido a las cuatro faltas ofensivas señaladas a los blancos en este periodo, permitió a los azulgranas a estirar nuevamente el resultado hasta el 62-45 del tercer cuarto. Un 10-4 en 4 minutos, tiró al traste la ofensiva madridista y la ilusión de la afición blanca de mantener el invicto en los clásicos de esta temporada.

Y es que 20 minutos después del tira y afloja, con un Real Madrid mucho mejor del visto en el primer cuarto, volvía a estar en la misma desventaja del inicio del encuentro. Además, existía preocupación por la posible lesión de rodilla de Gabriel Deck, en una fortuita caída del Malcom Delaney sobre la rodilla izquierda del jugador del Real Madrid. De nuevo con la segunda unidad madridista en cancha, el Real Madrid iniciaba su siguiente puerto de categoría especial en su último intento de agarrarse al partido, pero lo máximo a lo que se pudieron acercar, fue al -11 en el minuto 34. En ese momento, el FC Barcelona volvió a sacar su 50% de acierto en el triple para ir quitando minuto a minuto las escasas esperanzas madridistas de pelear el partido hasta el último minuto. Clara y rotunda victoria del FC Barcelona, que entraron con mejor pie en el partido y con una gran intensidad, se llevaron la primera victoria tras tres clásicos de la temporada. Una victoria celebrada por equipo y afición blaugrana con mayor intensidad que la última Copa del Rey y que permite al FC Barcelona, liderar la Liga Endesa junto al Real Madrid y al Casademont Zaragoza. El Real Madrid cierra el año 2019, ganando la Liga Endesa y la Supercopa ACB, llegando a la Final Four de Vitoria y liderando la actual Liga Endesa y la Euroliga. Feliz Navidad y prospero año nuevo para todos los lectores de Pobla FM. Nos volvemos a ver en 2020.