Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Solo con el Sonido de la Red
Euroliga Jornada 06: Maccabi Tel Aviv 70 Real Madrid 99

Solo con el Sonido de la Red

En la primera de sus cuatro batallas foráneas en 10 días, el Real Madrid sometió a Maccabi Tel Aviv (7º clasificado) en el frío y vacío Belgrado por culpa de la "Guerra de Gaza" tras un impresionante 21-36 en el primer cuarto. Los blancos lograron 99 puntos, con 37 rebotes, 29 asistencias, 4 tapones y 131 de valoración, con 5 jugadores promediando dobles cifras en anotación y valoración. Mañana segunda batalla en Estambul contra el Fenerbahce.

Ya lo vivimos durante la pandemia. No es divertido contar un partido de baloncesto desde el más absoluto silencio provocado por motivos ajenos a los deportivos. Lo que está viviendo Maccabi Tel Aviv desde el inicio de “la guerra de Gaza” no deja de ser un triste obstáculo para que uno de los equipos más longevos de Europa, no pueda competir al 100% de sus posibilidades. Acabemos con la guerra con civiles y permitamos al mundo vivir en paz y llevando a los culpables ante la justicia. Por tanto, era pobre ver la imagen de la mítica sala Pionir de Belgrado vacía de espectadores para un partido clásico de “Copa de Europa” entre el Maccabi y el Real Madrid. Un Maccabi Tel Aviv que, pese a todo, ocupaba una gran séptima plaza en la clasificación con 5-4 de balance. El Real Madrid seguía con paso firme su camino en la Euroliga justo en la previa de afrontar una dura etapa alpina con “cuatro puertos de categoría especial” donde lo más aceptable es perder el menor tiempo posible con sus rivales. Y para el primer encuentro, Chus Mateo tuvo la baja de última hora de Fabien Causeur, a punto de ser padre por segunda vez, quien dejó su lugar a Hugo González.

Publicidad
Clorín

El Real Madrid buscaba su décima victoria consecutiva en un arranque demoledor en la mejor competición de baloncesto del continente. Chus Mateo iniciaba el partido con Facundo Campazzo – descansado tras su baja activa ante Morabanc Andorra – en el base, Alberto Abalde y Mario Hezonja (20 puntos 59% en triples y 19 valoración en los tres últimos partidos) como aleros y Gabriel Deck con Edy Tavares en la pintura. El primer cuarto de anoche necesita un apartado especial. Aunque no fuese por el inicio que estuvo bastante igualado con errores en defensa que propiciaban el 12-13 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido. Pero ya pudimos vislumbrar que Edy Tavares podría tener su partido. 8 de esos 13 puntos, llegaron de manos del caboverdiano asistido en tres de sus cuatro canastas, todas ellas bajo el aro macabeo. Y es que hasta el propio Facundo Campazzo acometía sus dos canastas de dos también finalizadas por bandejas e iniciando un espectacular parcial en el cual al Real Madrid le entraba todo en ataque. Un parcial de 9-23 en solo 5 minutos que destrozó las opciones de Maccabi Tel Aviv a pesar de anotar hasta 21 puntos en este primer cuarto con los 11 puntos entre Nebo y Lorenzo Brown. Pero es que el Real Madrid anotaba los 23 puntos en 5 minutos con un 100% de efectividad, con 10/10 en tiros de campo, incluido 2/2 en triples además de un tiro libre. En ese tramo vimos a Edy Tavares anotar 7 puntos, a Gabriel Deck 6 puntos, a Facundo Campazzo 5, y aportando Poirier 2 puntos y el triple final de Sergio Rodríguez para dejar un resultado que asustaba 21-36 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Nada menos que un 80% en tiros de campo tuvo el Real Madrid además de haber repartido 11 asistencias en un solo cuarto.

Es decir, de las dieciséis canastas anotadas por el Real Madrid en el primer cuarto, once de ellas fueron asistidas. Y como no, 6 de ellas fueron de Facundo Campazzo que se empezaba a divertir desde bien temprano. Todo era perfecto en el primer cuarto madridista que se llegó a comprender que apenas se necesitase 6 rebotes para lograr un brillante 51 en la valoración. Incluso un 0-4 de inicio elevó la máxima ventaja hasta el 21-40 en el minuto 11 de partido y parecía que el partido iba a ser un camino de rosas para el conjunto blanco. Pero el Real Madrid de empeñó en no cerrar el partido o al menos, de intentarlo de la manera correcta. Diez puntos consecutivos de Maccabi Tel Aviv con un Josh Nebo sensacional, provocaba la primera reacción israelita hasta el 31-45 en el minuto 15 para un Real Madrid que se olvidaba de su buen porcentaje en el tiro interior para buscar anotar lanzamientos desde el exterior. Y es que los blancos jugaron con fuego con el 1/7 en triples durante el amanecer del segundo cuarto, llegándose a obsesionar por arreglar dicho desaguisado. Ni siquiera la vuelta de los titulares como Tavares (15 puntos en el primer cuarto), Campazzo (8) y Deck (8) ponían orden y calma en el ataque de los blancos que vieron como se acercaba Maccabi Tel Aviv hasta los diez puntos de desventaja hasta que Sergio Llull lograba el segundo triple del segundo cuarto para salvar los muebles de una hipotética remontada hasta el 41-52 para el Real Madrid al descanso. Y es que el Real Madrid pasaba de 36 puntos en el primer cuarto a los 16 del segundo cuarto y del 80% de acierto en el primer cuarto al 30% de acierto en el segundo.

El problema estaba localizado. 2/13 en triples en el segundo cuarto y apenas siete lanzamientos en la pintura. Al revés que en el primer cuarto, donde los blancos lanzaron 4 triples por 16 tiros de dos para terminar anotando hasta 36 puntos. Revertir esa opción devolvería los buenos tiros al conjunto de Chus Mateo. Y todo parecía igual tras el descanso, con un Real Madrid condenado a su hartazgo exterior hasta la llegada del (últimamente) esperado Mario Hezonja. Su primera canasta inició una segunda escapada del Real Madrid con 4 puntos consecutivos y una asistencia por la espalda para Edy Tavares para lograr los escasos 8 puntos madridistas anotados en los 5 minutos del tercer cuarto para alargar la diferencia hasta el 43-60 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Todo parecía subsanarse hasta que en apenas dos minutos, Maccabi Tel Aviv se volvía a agarrar en el partido con un parcial de 11-0 y volviendo al encuentro con el 54-60 en el minuto 27 para el Real Madrid. Pero destacábamos a Hezonja en este bloque y el croata seguía en cancha. Y es que Mario anotó 10 puntos – 3/3 tiros de campo – en esos tres minutos finales, liderando un parcial de 2-14, para dejar de nuevo las cosas en su sitio 56-74 para el Real Madrid al final del tercer cuarto. Un Real Madrid que parecía dubitativo al comienzo del cuarto con 3 minutos sin canasta en juego, que vio como Maccabi Tel Aviv se ponía a seis, pero tuvo en Mario Hezonja la avanzadilla para conseguir otros 22 puntos, 14 de ellos logrados por el propio jugador croata.

">

Asombraba el Real Madrid. 74 puntos anotados, 21 asistencias y más (7) recuperaciones que (5) pérdidas de balón. 95 créditos de valoración con el último cuarto por jugar, donde aprovechó Chus Mateo para darle descanso a los jugadores más usados. Precisamente este cuarto cuarto, sirvió para abandonar el papel de las estadísticas y disfrutar de grandes acciones individuales la exhibición de Lorenzo Brown con el balón llegando a los 16 puntos 5 rebotes y 9 asistencias (11 dio su equipo) o la fantasía de Sergio Rodríguez para dar sus 5 asistencias en este último cuarto para tres mates de Vincent Poirier que también le dio tiempo a colocar 3 tapones. Y todo ello en deliciosos 8 minutos finales desde el 65-79 pasando por un 68-96 en el minuto 38 hasta el definitivo 70-99 para el Real Madrid. Es decir, parcial de 5-20 en 8 minutos para el Real Madrid con 3 puntos para Eli NDiaye y una canasta de Hugo González que debutaba en la Euroliga tras haberla ganado en categoría junior la pasada temporada. 20 minutos le costaron a Edy Tavares para con 19 puntos y 8 rebotes ser el más valorado del Real Madrid mientras que Musa anotaba 15 puntos, Campazzo 11 puntos y 9 asistencias y los ya comentados 16 puntos de Mario Hezonja. Por unas horas, el horror de la guerra dejó paso al espectáculo del baloncesto, 99 puntos 52% en tiros de campo, 37 rebotes, 29 asistencias, 8 robos, 7 pérdidas, 4 tapones (ninguno de Tavares) y 131 de valoración, para seguir siendo líder sólido de la Euroliga con 10 victorias consecutivas. Pero la alegría no es infinita, porque mañana “se sube” el segundo puertaco de los cuatro importantes que tiene el Real Madrid en apenas 10 días. Mañana, el Real Madrid visitará a Fenerbahce que marcha 8º con 5-5 y aún no sabe lo que es perder en casa.

Scroll al inicio
Ir al contenido