Copa del Rey Cuartos: Real Madrid 85 Valencia Basket 74

Sorprendentemente Lógico

#LaCopaEnPoblaFM

Cargando...

El Real Madrid dejó su mal momento de forma y demostró que siempre aparece en los partidos decisivos y se llevó una convincente victoria ante un lanzado (12 victorias consecutivas) Valencia Basket. Un 70% en tiros de dos puntos y los 46 puntos y 44 de valoración conseguidos por Deck y Thompkins, llevan a los blancos a sus octavas semifinales consecutivas, donde ya les espera el Lenovo Tenerife. Felipe Reyes, jugador con más minutos en la historia de la Copa del Rey.

Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo Realmadrid.com Pedro Castillo

Llega la Copa del Rey. La más atípica que recuerdo en el ambiente menos deseable posible. Todos miramos a primeros de febrero, el estado de forma de los equipos participantes en la Copa del Rey. Es lógico y normal para hacerse a la idea de lo que los jugadores pueden aportar a la competición. El Real Madrid por tanto, no llega bien a esta Copa del Rey. Con Laprovittola renqueante del Coronavirus, con Rudy,Llull y Tavares entre algodones y la baja confirmada de Jeffery Taylor por su lesión el domingo pasado en la victoria ante Movistar Estudiantes. Partido del cual, también salió tocado Usman Garuba que no podría disputar el encuentro de cuartos contra Valencia Basket. El cuadro valenciano, además vino a Madrid en racha y con la vitola de favorito para ser finalista en muchas quinielas previas a la competición. No es extraño, Valencia Basket llega a la Copa con 12 victorias consecutivas en Liga Endesa y un brillante triunfo tras dos prórrogas, ante el CSKA Moscú en Euroliga. Por tanto, el estado de forma de los dos equipos, nos preparaba para una victoria taronja.

Pero permitirme recordaros unos números históricos de la Copa del Rey con Pablo Laso como entrenador. Esta será su 10ª Copa y hasta el momento ha disputado 25 partidos con 22 victorias y 6 títulos conquistados. Esto dice muy mucho de como el entrenador vitoriano prepara los torneos, sea cual sea el estado físico de su equipo. Ahora, en la noche de ayer, tocaba demostrar qué imagen veríamos en el Real Madrid. De momento Carlos Alocén seguía siendo el base titular, con Gaby Deck y Jaycee Carroll en las alas y con Thompkins y Tavares en la pintura. Aunque el primer problema apareció 29 segundos del inicio con la primera falta de Edy Tavares que le llevó al banquillo y nos mostró los únicos 5 minutos de Felipe Reyes en el partido. Con el cordobés en cancha, el Valencia Basket buscaba destruir la zona madridista y con las internadas de Van Rossom y el trabajo de Dubjlevic se colocaban a tiro de los blancos 10-9 minuto 4 de partido. Pero no llegó a más, puesto que Carlos Alocén volvió a dar un clínic hasta repartir 5 asistencias que dieron inicio a un parcial de 11-4 acompañado de una gran defensa que, pese a las 3 faltas cometidas por Felipe, evitó que Valencia Basket pudiese acertar con asiduidad. Y es que los taronja anotaron más tiros libres que canastas en el primer cuarto donde los exteriores madridistas dominaron el partido a las mil maravillas. Diez puntos sin fallo de un atrevido Gaby Deck y seis puntos de Carroll y Thompkins desde el triple, otra inyección de acierto con un 50% en el primer cuarto que unido al 70% desde dentro de la zona permitía el claro 29-17 al final del primer tramo del partido. El Real Madrid cumplió con su primer objetivo. Anotador (29 puntos 63% tiros de campo) y efectivo en defensa (17 puntos de Valencia Basket, 7 desde el tiro libre, 42% en tiros de campo).

La motivación y la concentración del Real Madrid en el primer cuarto, era la adecuada más sabiendo quién era el rival y contando sin Edy Tavares. Pero no sería la primera vez, que en estas líneas leyeseis un segundo cuarto totalmente opuesto de los blancos cuando cambiase el quinteto de la segunda unidad. Esa segunda unidad que nos dejaba la duda de ver quién acompañaría a Álex Tyus en la pintura tras los 10 minutos jugados ya por Thompkins. Pues el pívot de Atlanta estuvo casi 7 minutos más y volvió a ser fundamental para terminar la primera parte con 11 puntos en 16 minutos. Pero el verdadero motor del Real Madrid en la primera parte se llamó Gabriel Deck. Y es que tras la marcha del “33 madridista”, el argentino tomó el mando en la zona y aleccionó a la defensa donde pudimos ver al mejor Rudy Fernández que consiguió olvidar – lo que se puede – la baja de Jeff Taylor. Tanto que los blancos seguían con su tremendo acierto desde la zona y ya se destacaban en el marcador 38-22 minuto 15. Pero Valencia Basket no se iba a dejar ir y necesitaba mejorar su escaso 35% de acierto en el tiro, para seguir vivo en el partido al descanso. Y buscaba lo que mejor rendimiento parecía tener en la primera parte, los tiros libres. Y es que de las 14 faltas cometidas por el Real Madrid en la primera parte, en 16 ocasiones fue Valencia Basket a la línea de tiros libres lo que ayudó, junto a su intensa defensa, provocó un parcial de 2-11 que devolvía la igualdad al partido.  Pero sí el Real Madrid había cesado en su ataque, no había permitido bajar un ápice su intensidad defensiva y los blancos pudieron devolver el parcial hasta el 7-0 final que dejaba un claro 49-34 al descanso. El 56% de acierto madridista, era demasiado alto para la defensa taronja ante un Real Madrid que no parecía desfallecer pese a sus 9 balones perdidos, ya que Valencia Basket apenas superaba el 33% de acierto.

clorin 1200 200

Parece ser, que aquellos escasos puntos porcentuales que daban ganador de la Copa al Real Madrid, subieron varios puntos tras la extraordinaria primera parte de los blancos, demostrando que en los días importantes, el equipo de Laso aparece y da la cara. Tanto fue así que el Real Madrid no se intimidó por el buen comienzo de Valencia Basket y con una defensa impecable y un electrizante contrataque, puso contra las cuerdas al cuadro levantino 59-38 minuto 24. Incluso la aparición de Tavares – solo 40 segundos jugados en la primera parte – hizo temblar las aspiraciones valencianas en esta Copa hasta que apareció el talento de Sam Van Rossom y Klemen Prepelic para, con un 6/8 en tiros de dos y dos triples consecutivos, consiguió un impresionante parcial de 0-15 de parcial en apenas 4 minutos de juego y devolviendo a los blancos a su realidad de anotar sólo 10 puntos en 8 minutos de cuarto con un 0/6 en triples. Pero toda racha negativa se soluciona con una primera canasta y gracias a ello el Real Madrid retomó una mejor actitud defensiva para lograr frenar el continuo acierto levantino para llegar al final del tercer cuarto con un 63-55 para el Real Madrid. Y es que el Real Madrid solucionó algo su desastroso tercer cuarto con 4 puntos al final, demostrando su portentoso 70% en tiros de dos puntos teniendo a Gaby Deck como líder con 17 puntos y 6 rebotes. Pero entre Van Rossom y Prepelic consiguieron más puntos que todo el Real Madrid.

El resultado era bueno. Al fin y al cabo, estar +8 en el partido a falta de 10 minutos era una gran noticia a la previa del mismo, pero tras ver el -13 encajado por los blancos en apenas 8 minutos, hacía presagiar que el partido aún no había concluido. Pero el Real Madrid estaba conectado en defensa y en ataque seguía teniendo el talento de Gaby Deck que regalaba 6 puntos en apenas 2 minutos para terminar su partidazo con 23 puntos – 10/11 en tiros de dos – y 6 rebotes. Valencia Basket no encontraba respuesta a salvo de Martin Hermannsson con 8 puntos que fue el único jugador que no sufrió la “pestosa” defensa de Rudy Fernández que volvió a ser fundamental en defensa y desapercibido en ataque. Y ahora en ataque, era Trey Thompkins quien aprovechaba su físico debajo del aro para provocar más tiros libres a su favor y sentenciar el partido y el pase del Real Madrid a las semifinales, donde nunca ha perdido con Pablo Laso en el banquillo, de mañana sábado. Y es que los blancos volvieron a anotar 22 puntos en el último cuarto, recuperando su acierto de la primera parte, tras un mal tercer cuarto. Gaby Deck (23 puntos 6 rebotes y 22 valoración) y Trey Thompkins (23 puntos 4 rebotes y 22 de valoración) fueron los mejores de un Real Madrid que no necesitó de Tavares que se quedó en 7 puntos y 4 rebotes. Y es que los blancos se llevaron el partido gracias al 70% en tiros de dos y a sus 16 asistencias – 7 de Alocén – algo muy extraño de ver en un Real Madrid sin Campazzo. Mañana, los blancos buscarán una nueva final copera ante Lenovo Tenerife, que venció en el otro cuarto de final, al Hereda San Pablo Burgos.