Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Tavares en Libertad
Euroliga Jornada 18: Estrella Roja 59 Real Madrid 79

Tavares en Libertad

Tras un inicio igualado, el Real Madrid se llevó una importante victoria gracias a los puntos de Cornelie en la segunda parte y a los números de Edy Tavares que hizo 10 puntos y 9 rebotes solo en la segunda parte. Terminó con 17 puntos 12 rebotes y con 4 tapones por tercera vez consecutiva y lideró a los blancos a lo más alto de la clasificación con 12-6 de balance. Estamos en plena semana doble y mañana volverán a jugar a domicilio contra Alba Berlín.

Tras un incómodo comienzo de año, el Real Madrid sacaba fuerzas de flaqueza para derrotar en dos noches casi consecutivas a Maccabi Tel Aviv en la Euroliga y al Gran Canaria en la Liga Endesa. Ambas victorias sirvieron para que el conjunto blanco se colocase en lo más (coliderato) alto de ambas competiciones. Pero eso no fue la única similitud positiva que trajo ambos encuentros, sino que los blancos aportaron 101 puntos de media, 38 rebotes, 29 asistencias 6 tapones y 136 créditos de valoración. Buenos números para un equipo que siempre ha estado observado desde la lupa. Anoche tuvo una nueva reválida compitiendo de nuevo en Euroliga ante el 9º clasificado, Estrella Roja. Los serbios habían ganado 9 de sus últimos 13 partidos, precisamente después de perder en el WiZink Center en la primera vuelta. Un equipo rojiblanco que había mejorado mucho con la llegada de Dusko Ivanovic al banquillo y de Luca Vildoza a Europa tras su irregular paso por la NBA. Viajaba el Real Madrid por Europa con el regreso de Mario Hezonja en el lugar de Ely NDiaye. En referencia a Rudy Y Deck, causaron baja por sus molestias anteriores no tan preocupantes.

Publicidad
Clorín

La sala Pionir acogía este interesante duelo donde el Real Madrid esperaba seguir subido al carro de buenos partidos y buenas sensaciones vividas en las últimas jornadas, pero con la concentración al máximo enfrentándose a un rival tan exigente. Nigel Williams-Goss, Alberto Abalde, Fabien Causeur, Guerschon Yabusele y Edy Tavares (8 tapones en los dos últimos partidos) formaban el quinteto inicial de los jugadores que anoche vestían de morado. Y las sensaciones que dejaba el Real Madrid en los primeros minutos de partido fueron muy parecidos a los dos partidos anteriores, con una defensa muy intensa y con una ofensiva muy atinada liderada, no podía ser de otra manera, por Edy Tavares. Y es que el caboverdiano anotaba 7 de los 10 primeros puntos de su equipo contra un “asustado” Estrella Roja que temía ser taponado por el Gigante de Maio. Gracias a sus puntos, dominaba el Real Madrid 5-10 en el minuto 5 de partido. Por tanto, Estrella Roja buscaba el tiro exterior para remontar su desventaja y lo consiguió desde la entrada de Nemanja Nedovic autor de 8 puntos con dos triples en el cuarto para no permitir la escapada madridista. Surtió efecto con el 13-14 en el minuto 7 pero el Real Madrid supo contestar con 6 puntos tanto de Williams-Goss como de Dzanan Musa para disparar nuevamente a los blancos hasta el 16-25 final del primer cuarto. Excelente 80% en la zona del Real Madrid que volvió a defraudar con el triple con 2/7, que pudo haber hecho mejor puntuación final. El 31% en tiros de campo de Estrella Roja, debía ser un grado de satisfacción en la defensa madridista que apretaba para buscar una escapada en el partido.

La segunda unidad del Real Madrid, con Musa como líder, tuvo un inicio prometedor consiguiendo un gran parcial de 1-6 en 3 minutos y la máxima al momento 17-31 en el minuto 13, hasta que el ex madridista Ognjen Kuzmic anotaba la primera canasta en juego que, sin saberlo, provocaba la reacción serbia a los peores momentos del Real Madrid en todo el partido. Malos momentos porque el equipo de Chus Mateo se complicó la vida buscando el acierto desde el triple con pésimo acierto – 2/9 en este cuarto – y olvidándose de su magnífico acierto en la zona – 2/3 en este cuarto – que mantenía del primer cuarto. Todo lo contrario que Estrella Roja que sí encontró el acierto desde el triple con un 50% de acierto que le permitió ir recogiendo cuerda y recuperando terreno con un parcial de 12-5 hasta el 29-36 del minuto 18 y presionar cada acción ofensiva que intentaba el Real Madrid donde no estaban tan acertados la segunda unidad sin Tavares o Williams-Goss en cancha. Nedovic, Markovic y Petrusev fueron los encargados de igualar el choque donde los puntos madridistas llegaban desde la línea de tiros libres ya que se quedaron los últimos 5.30 del segundo cuarto sin anotar canasta alguna en juego.  Al menos se llegaba al descanso 34-38 con ventaja para el Real Madrid, que ahora parecían pocos cuando en 7 minutos cedías por un parcial de 17-7 y con muchos problemas en el tiro exterior. Porque molestaba ver más intentos de tres (16 con un 25% de acierto) que de dos (13 con un 77% de acierto).

Pero esto es el baloncesto actual, mucho más ritmo y más lanzamientos exteriores donde el Real Madrid es “culpable” por tener a tantos y tan buenos tiradores. Pero ni siquiera eso, ni la vuelta de los titulares, detuvo el afán de Estrella Roja de recuperar el mando en el marcador durante el amanecer de la segunda parte con un parcial de 8-0 en tres minutos y donde el Real Madrid tuvo que romper su racha con un triple de Petr Cornelie que estuvo prácticamente inédito en la primera parte, pero que se convirtió en fundamental en la segunda parte. Fueron minutos donde Estrella Roja despertaba a su sala Pionir y conquistaba un claro 47-42 en el minuto 25, donde parecía que el Real Madrid se venía indudablemente para abajo. Pero tras unos minutos “ausente” en el juego, un gancho de Edy Tavares colocaba el 47-47 y fue el comienzo del dominio del africano en el partido junto al ya comentado Petr Cornelie. 7 puntos y 2 rebotes fueron la aportación del pívot de Calais en el tercer cuarto que también tuvo la contribución de los 5 puntos y 7 rebotes de Edy Tavares en el cuarto para cerrar el ritmo ofensivo serbio y colocar un nuevo parcial 0-10 en tres minutos roto por una canasta final de Drobic que dejaba el resultado 51-57 al final del tercer cuarto. No, no quiero medallas, simplemente se pudo comprobar que en la zona el Real Madrid era anoche imparable con el 16/24 en tiros desde dentro por el 6/22 en triples tras el tercer cuarto. Y es que, entre Cornelie y Tavares sumaron 12 de los 19 puntos anotados por el equipo de Chus Mateo en el tercer cuarto. Y otros 5 de Dzanan Musa, que supo encontrar las fisuras zonales de Estrella Roja para anotar 11 puntos sin fallo desde el tiro de dos.

Cierto es que los blancos doblaban en pérdidas de balón a los serbios, que llevaban una asistencia menos, pero el dominio en el rebote volvía a ser fundamental con 33 rechaces, igualando en el tercer cuarto los 17 rebotes que se consiguieron al descanso. Y si juntamos puntos y rebotes, en la ecuación nos tiene que aparecer el nombre de Edy Tavares que se mantuvo en pista junto con Cornelie para seguir haciendo más grande el partido de ambos en la Pionir. Y los puntos de los grandes, permitió las asistencias de los pequeños y el regreso de la defensa que dejó en apenas 8 puntos a Estrella Roja en el último cuarto. Unos puntos insuficientes, porque sobretodo llegaron en los últimos cinco minutos cuando el partido ya estaba sentenciado con el 51-69 del minuto 35, es decir, parcial de 0-12 en cinco minutos o de 4-27 en los últimos diez minutos de juego real. Porque en la segunda parte, el Real Madrid fue el dueño y señor del partido con un parcial de 25-41 y donde Edy Tavares campaba libremente por la Sala Pionir con 10 puntos 9 rebotes 3 asistencias 3 tapones y 27 de valoración si solo cogemos las estadísticas de la segunda mitad. Brillante e importante victoria del Real Madrid en una cancha muy complicada con una afición brutal y que los blancos se sacudió el dominio con un espectáculo de juego en la segunda parte. Petr Cornelie brilló con 12 puntos y 6 rebotes, Sergio Rodríguez volvió a brillar con 7 asistencias y Dzanan Musa fue máximo anotador con 19 puntos y 6 rebotes. Pero el auténtico MVP del partido fue Edy Tavares con 17 puntos 12 rebotes 3 asistencias 4 tapones – por tercera vez consecutiva – y 35 de valoración. Sin tiempo para celebrar, el Real Madrid cierra el martes como líder de Euroliga con 12-6 y pensando ya en el encuentro de mañana contra Alba Berlín.

Scroll al inicio
Ir al contenido