Euroliga 3º Partido Playoffs Partizan Belgrado (2) 80 Real Madrid (1) 82

Tener Fe

El Real Madrid conquistó el Stark Arena tras 27 minutos de puro baloncesto, tras un 41-26 en el minuto 13 de partido. A pesar de las bajas de Yabusele y Deck, los blancos remontan en la 2ª parte con una gran defensa y partidazo en ataque liderado por Hezonja con 12 puntos Williams-Goss con 22 puntos y sobretodo con Edy Tavares que nos marca el camino con su "Tem Fe" y conseguir 26 puntos 11 rebotes 3 asistencias 3 tapones y 41 de valoración. El jueves cuarto partido, también en Belgrado.

Tras 5 días rumiando lo ocurrido el pasado jueves en el WiZink Center, la eliminatoria de Playoffs entre Real Madrid y Partizan Belgrado se trasladaba a Belgrado esperando y deseando hablar exclusivamente de baloncesto. Fuera fobias y situaciones que no queremos que vuelvan a repetirse, el deporte más bonito del mundo debía continuar y el Real Madrid debía al menos gastar su último cartucho ante más de 20000 gargantas enfurecidas con el Real Madrid, con la capital de España y en definitiva con nuestro país. Tras pasar “el trámite” de jugar y ganar, no sin dificultades al Casademont Zaragoza el domingo, el Real Madrid ponía los pies en Belgrado sin Yabusele ni Deck sancionados, pero con el regreso de Edy Tavares a la disciplina deportiva del conjunto de Chus Mateo. El objetivo número uno era ganar y el segundo limpiar la imagen mostrada por el equipo blanco en los dos primeros encuentros celebrados en el WiZink Center la semana pasada. Junto a Edy Tavares, Alberto Abalde y Petr Cornelie entraron en la rotación madridista por Yabusele y Fabien Causeur.

Publicidad
Clorín

Partizan Belgrado también contaba con las bajas por sanción de Mathias Lessort y Kevin Punter pero recuperaba a Dante Exum en un acto de cobardía y anti deportividad que quedará marcado en su curriculum profesional. Chus Mateo sacaba de inicio a Nigel Williams-Goss (19 puntos 20 valoración ante Casademont Zaragoza) en el base con Sergio Llull y Dzanan Musa como aleros y con Petr Cornelie con Edy Tavares (lesionado al descanso del primer partido) en la pintura. Dijimos en la introducción que éste partido era importante para el Real Madrid para seguir con vida 48 horas más, pero el equipo quiso ofrecernos todo lo contrario con un parcial de 13-2 en tres minutos para Partizan Belgrado y donde el Real Madrid nos había ofrecido tres minutos sin anotar tiro en juego hasta el lanzamiento de Tavares, 5 faltas cometidas y 4 pérdidas de balón, tres de ellas casi en el primer minuto de juego. Al menos dicha canasta fue un acicate para que el Real Madrid remontase con 5 puntos consecutivos, pero un nuevo triple de Andjusic colocaba un inquietante 18-11 en el minuto 5 de partido para un Partizan Belgrado que dominaba a placer el inicio de partido. Se repetía los mismos malos hábitos que la semana pasada y las posibilidades madridistas de forzar el cuarto partido, se desvanecían. Porque el aguacero serbio seguía cayendo sobre la canasta madridista con otro parcial de 10-2 que terminó solventando el Real Madrid con un 4-6 final para dejar un contundente 32-19 para Partizan Belgrado al final del primer cuarto. 32 puntos recibidos con un 69% en tiros de campo y un 45 en valoración. El drama volvía a consumarse en defensa, pese al 54% de acierto del Real Madrid pero con solo 3 asistencias y ya 5 pérdidas de balón.

La cosa se ponía muy compleja, ya que los 32 puntos recibidos eran uno más que los recibidos el jueves o 10 más de los que anotó Partizan Belgrado el pasado martes en el primer partido de la serie. Estaba claro que la defensa del Real Madrid estaba poco trabajada durante la semana. Y el grifo no se detenía ya que Partizan Belgrado anotaba otros 9 puntos en tres minutos. Al menos, el Real Madrid encontraba en la pintura a Edy Tavares, quizás recuperado de su problema en la rodilla. Y si no es así, barbaridad lo realizado por el caboverdiano en el segundo cuarto, anotando 14 de los 26 puntos anotados por el Real Madrid en este cuarto. Y mientras veíamos anotar a Tavares, el Real Madrid reaccionaba en defensa dejando en un rosco a Partizan Belgrado durante 5 minutos y rebajar la diferencia 41-32 en el minuto 15 de partido. Y es que, en esos cinco minutos, el parcial fue de 2-15 para el Real Madrid con Tavares dominando el ataque y Mario Hezonja la defensa, puesto que el croata conquistaba 6 rebotes en los diez minutos del segundo cuarto. Y es que el Real Madrid seguía fuerte en ataque conquistando 26 puntos en este cuarto logrando un parcial de +10 en el cuarto pero, donde lo más importante fue que Partizan Belgrado solo anotaba 7 puntos en 8 minutos de juego algo que, para la eliminatoria que llevamos, es prácticamente un milagro. Por tanto, llegábamos al descanso con 48-45 para Partizan Belgrado, tras un parcial de 7-19 en 8 minutos.  26 puntos anotados por el Real Madrid, 14 de Tavares con 6/7 en tiros de campo, 13 rebotes 9 asistencias y solo 3 pérdidas de balón.

Edy Tavares sumaba 14 puntos por los 16 anotados por todo Partizan en el segundo cuarto. Además el caboverdiano sumaba 4 rebotes más, para un total de 16 puntos 7 rebotes y 24 de valoración al descanso. Tem Fe, es un grito de guerra en las previas de los partidos en su cuenta de Twitter y parecía que esa “fe” era primordial para volver a darle una nueva chance al Real Madrid para intentar ganar el partido. Conseguido poner el cerrojo en defensa y haber “desbloqueado” el factor Tavares, al Real Madrid le tocaba la difícil misión de estar concentrado en defensa y acertado en ataque. La salida tras descanso iba a ser importante. Porque Partizan iba a salir con intenciones de recuperar las diferencias del primer cuarto y el Real Madrid de afrontar un nuevo partido de 20 minutos que una pequeña diferencia de 3 abajo. Y ocurrieron ambas cosas, primero salida en tromba de los de Obradovic para colocar una nueva diferencia y proteger con “agresividad” al bueno de Tavares, pero también descuidaron la figura de Nigel Williams-Goss que se convirtió en el base que fichó el Real Madrid, anotando 9 puntos en el tercer cuarto y asistiendo para un triple de Mario Hezonja que colocaba el 53-54 para el Real Madrid en el minuto 24, lo que consumaba la primera ventaja del Real Madrid en el partido. Por supuesto que respondía Partizan Belgrado, pero le costaba un mundo tirar en posiciones sencillas. Y eso que a Edy Tavares ya no le era tan sencillo ver aro como en el cuarto anterior, pero el Real Madrid mantenía la cabeza fría y se aprovechaba de la baja de Kevin Punter, que provocaba que no hubiese un jugador star para decidir el partido en favor de Partizan Belgrado. Porque Papapetrou anotaba un triple para romper el parcial de 2-9 para los blancos en más de cinco minutos que provocaba los nervios en el Stark Arena. Y poco más era la aportación ofensiva de Partizan Belgrado que se vio sorprendido por Nigel Williams-Goss que lideró a su equipo para marcharse 63-66 con ventaja al final del tercer cuarto. Otros 21 puntos del Real Madrid que sumaba un 50% en tiros de campo, pese a su 30% en el triple. Pero lo más importante para los blancos, más allá de la ventaja en el marcador, era las 0 pérdidas de balón en el tercer cuarto.

Y por supuesto de la excelente defensa del equipo blanco. Si recordáis, en el primer cuarto Partizan Belgrado había anotado 32 puntos con un 68% en tiros de campo. Desde entonces, había anotado las mismas 11 canastas en juego pero en el doble de minutos y con un pobre 35% en tiros. Tem Fe, rezaba Tavares en su timeline de Twitter y vaya si lo hubo, porque de los 32 puntos anotados por Partizan en el primer cuarto, se quedaba en 31 en los dos cuartos siguientes, por los 47 puntos anotados por el Real Madrid que ahora solo debía de manejar los tiempos (que fácil es decirlo) para cerrar el partido y volver mañana a intentar repetir la hazaña. Y repetir fue lo que hizo el Real Madrid en ataque. Buscó y encontró a sus dos mejores hombres en el partido para que anotaran 13 de los 16 puntos anotados por el Real Madrid en el último periodo. Pero costó bastante llegar a ese punto porque Partizan Belgrado encontró de nuevo el acierto en ataque y el Real Madrid se complicaba tanto la vida que volvía a encontrarse con un parcial de 14-9 en 7 minutos que no solo devolvía la ventaja en el marcador a Partizan Belgrado 77-75 minuto 37, sino que los blancos parecieron bajar los brazos ante la oportunidad tan cercana. “Tem Fe” y el equipo blanco liderado por los 6 puntos de Tavares y los 7 de Williams-Goss, inclusive el triple definitivo, decidieron el partido 80-82 para el Real Madrid que tendrá una segunda oportunidad de devolver la serie a Madrid. Un partido que tuvo muchos condicionantes, como el 39-56 en 27 minutos para el Real Madrid  o el definitivo 42% en tiros de campo serbio. Pero no podemos obviar el partido de Mario Hezonja con 12 puntos y 14 rebotes, el de Nigel Williams-Goss con 22 puntos y 19 de valoración y por supuesto del gigante Edy Tavares con 26 puntos 11 rebotes 3 asistencias 3 tapones para 41 de valoración. Tem Fe nos dice Tavares, fe tenemos en el Real Madrid de aspirar a otra oportunidad de llegar a la Final Four de Kaunas.

Scroll al inicio
Ir al contenido