Liga Endesa Jornada 20: Dreamland Gran Canaria 100 Real Madrid 77

Una Hora Tarde

Un diezmado Real Madrid es arrollado por un anotador Dreamland Gran Canaria que rompió el partido antes del descanso. Dzanan Musa con 17 puntos y 17 de valoración fue el mejor jugador de un Real Madrid que tardó prácticamente una hora en entrar al partido. El Real Madrid afronta ahora tres partidos consecutivos en el WiZink Center en los próximos siete días.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

Lo habitual en la Liga Endesa es que cuando el Real Madrid pierde un partido, sea una sorpresa. Tras haber estudiado el roster que Chus Mateo llevó a Gran Canaria esta mañana, una derrota entraría dentro de las posibilidades más probables. Entiendo que jugar 45 partidos en tres meses es una barbaridad y que se puedan producir lesiones o molestias derivadas por los minutos jugados. Pero soy aficionado y comprendo que el espectador quiere disfrutar de un buen Real Madrid durante la temporada. Incluso para la afición de Dreamland Gran Canaria que llenaba el Gran Canaria Arena no solo para ver a sus ídolos sino también para batir al mejor equipo de Europa y uno de los gigantes en España. Pero es que el Real Madrid llegaba a la isla de Gran Canaria sin los lesionados Edy Tavares y Sergio Llull, tampoco actuó Guerschon Yabusele y fue baja de última hora Mario Hezonja. Además, tenemos que contar que Chus Mateo tampoco podía contar con Hugo González e Ismaila Diagne que acompañaron a sus compañeros del Junior para la disputa de la clasificación para el Next Generation de la Euroliga, donde el Real Madrid es el actual campeón.

Publicidad
Clorín

Por tanto, y sabiendo de antemano que Dreamland Gran Canaria iría con todo, era más previsible una derrota por parte madridista en su duelo contra el flamante 5º de Liga Endesa y 2º en su grupo de la Eurocup. El quinteto inicial del Real Madrid lo formaban Carlos Alocén, con Fabien Causeur y Dzanan Musa como aleros y con Gabriel Deck con Vincent Poirier en la pintura. Lo esperado se produjo en los dos primeros minutos, donde Dreamland Gran Canaria recuperaba dos balones para producir al contrataque y colocar un 7-0 de inicio cortado por una bandeja de Dzanan Musa y Fabien Causeur. Pero el cuadro insular no iba a detenerse en su manera de jugar y continuaba con sus aciertos en ataque ante una mala defensa madridista como indicaba el 11-4 para Dreamland Gran Canaria en el minuto 5 de partido. Además no funcionaba el tiro exterior en el Real Madrid, lugar donde Dreamlnad Gran Canaria había “empujado” al Real Madrid a lanzar ya que ni Vincent Poirier ni Gabriel Deck estuvieron acertados con un 0/7 en tiros de dos durante los primeros diez minutos. Todo lo contrario que Ethan Happ y Nico Brussino, ya conocidos por ser dos de los mejores jugadores del cuadro amarillo, que cerraban el primer cuarto con 13 puntos y un 5/6 en conjunto. Ni siquiera las sustituciones ayudaron a un Real Madrid endeble en defensa y fallón en ataque que recibía un duro parcial de 11-0 en 4 minutos que propició la lógica escapada hasta el definitivo 25-9 para Dreamland Gran Canaria al final del primer cuarto. Sí, solo 9 puntos anotados por el Real Madrid con un escaso 19% en tiros de campo y solo cuatro canastas en juego. Y si, jugaron los diez jugadores convocados para lograr entre todos un doloroso cero en valoración.

Recibiendo 25 puntos con un 56% en tiros de campo de Dreamland Gran Canaria, motivado ante la oportunidad de vencer al líder de la Liga Endesa y actual campeón de Euroliga. Sinceramente, yo me pongo en su piel y también lo desearía. Lo dicho, el resultado no era ninguna sorpresa, pero ciertamente sí empezaba a serlo viendo la imagen ofrecida por los jugadores de Chus Mateo sobre el campo. Ni con Sergio Rodríguez y Facundo Campazzo juntos en el campo y con Alberto Abalde acompañando a Eli N´Diaye en la pintura. Y al menos el Real Madrid consiguió mejorar mucho su porcentaje de tiro en ataque, pero se vio totalmente superado en defensa. Además, Dreamland Gran Canaria es un super equipo, no solo esta temporada y con un increíble acierto en el triple, lograba otros 21 puntos pero en esta ocasión en apenas 5 minutos de juego para dejar sentenciado el partido con el 46-21 para Dreamland Gran Canaria en el minuto 15 de partido. Al menos, el Real Madrid dobló su puntación del primer cuarto gracias al acierto bajo aro de Vincent Poirier y Sergio Rodríguez con 8 puntos cada uno en este cuarto. Pero Dreamland Gran Canaria aprovechaba la floja defensa madridista donde se descubría la falta de un cuatro puro como Guerschon Yabusele y el talento de Mario Hezonja que se quedó en Madrid a la espera de la doble jornada de Euroliga de esta semana. Y es que el conjunto canario lograba un espectacular 80% en tiros de campo en el segundo cuarto para lograr 32 puntos y romper definitivamente el partido con el 57-36 al descanso para los canarios. Mejoró el Real Madrid con 27 puntos y un 69% en tiros de campo, pero recibir 57 puntos deja mucho que desear, te juegues lo que te juegues.

Ahora bien, el partido ya estaba finiquitado. La experiencia me indica que Dreamland Gran Canaria seguirá buscando “sangre” para contentar a sus aficionados y esperaba que Chus Mateo animase a sus jugadores a meterle orgullo al partido y pelearle los dos últimos cuartos al cuadro insular. Y sería complicado porque, como era de esperar, Dreamland Gran Canaria siguió con su ofensiva sabedor entre otras cosas que el Real Madrid venía de jugar ya 9 partidos en 28 días del mes de enero. Exacto, décimo partido del Real Madrid en 2024 y en este tercer cuarto es Rudy Fernández el máximo anotador con 7 puntos. Una demostración de un jugador que ya ha perdido demasiados partidos como para dejarse ir tan fácilmente. El tercer cuarto comenzó con un igualado 8-9 de parcial justo en unos minutos donde el arbitraje fue ahora permisivo en parar el juego. Tanto que Facundo Campazzo como Vincent Poirier vieron falta técnica por sus repetidas protestas y dejando un claro 71-50 para Dreamland Gran Canaria en el minuto 25 de partido. Así es, ni el descanso evitaba la decadencia competitiva del Real Madrid en el partido de hoy. Porque si los blancos habían anotado 52 puntos al descanso el jueves ante Olympiacos, 50 eran los puntos anotados en 25 minutos de juego ante Dreamland Gran Canaria. Solo el mencionado Rudy y los 8 puntos de Musa parecían dar luz a un tercer cuarto donde apenas hubo un 1/5 en tiros de dos donde se volvió a anotar 5 triples para el definitivo 78-60 para Dreamland Gran Canaria al final del tercer cuarto.

No molestaba tanto los 60 puntos anotados como los 80 puntos recibidos en tres cuartos. Con una desventaja nunca por debajo de los diez puntos desde la mitad del primer cuarto. Dreamland Gran Canaria es tan buen equipo que puede ganarte hasta jugando con los 4 lesionados con los que contaba el Real Madrid. Pero Chus Mateo y su equipo se habían esforzado durante tres meses para poder competir cómodamente en partidos como el de esta mañana. Se compite, pero se pierde. Los porcentajes lo dirían todo. Pero esta mañana al Real Madrid le faltó competir y se encontró con un 87-63 en el minuto 35 o el definitivo 100-77 con el que Dreamland Gran Canaria terminó vapuleando a un flojo Real Madrid. Parcial de 43-41 en la segunda mitad para Dreamland Gran Canaria que entró mucho antes en el partido. Dzanan Musa con 17 puntos y 17 de valoración fue lo más salvable de un Real Madrid que también contó con 11 puntos y 9 rebotes de Vincent Poirier y los 13 puntos y 15 de valoración de Sergio Rodríguez. Un partido para olvidar en el Real Madrid que ya vela armas para el doble enfrentamiento de Euroliga esta semana en el WiZink Center.

Scroll al inicio
Ir al contenido