Liga Endesa Playoffs Semifinales 3º Partido FC Barcelona 92 (0) Real Madrid 95 (3)

Vía Rápida

El Real Madrid logró el pase a su cuarta final de Liga Endesa consecutiva tras volver a derrotar al FC Barcelona por tercera vez consecutiva en un partido marcado nuevamente por las faltas señaladas y con un Facundo Campazzo dominador con 21 puntos y 27 de valoración. Además el 57% en el triple fue fundamental para no permitirle privilegios a un FC Barcelona donde destacó Jabari Parker en el último partido blaugrana de una temporada sin títulos en la ciudad condal.
Publicidad
Telba Limpieza - El deporte de Madrid, sin escombros

La vida pasa muy deprisa y casi sin enterarte, han pasado 7 días desde la final de la Euroliga donde el Real Madrid cayó derrotado contra el flamante campeón Panathinaikos. Y llegamos hasta este punto con el tercer partido de la semifinal de la Liga Endesa entre Real Madrid y FC Barcelona. Tercer partido en apenas cinco días, una quimera en un complicado calendario de un equipo que se dejó el alma en la pasada Final Four y que una semana más tarde podría estar jugando un partido de la final de la Liga Endesa. Pero para ello debería derrotar por tercera vez consecutiva al FC Barcelona que directamente, se jugaba la temporada en este partido. Tras un primer partido donde Edy Tavares y Campazzo sumaron más de 30 de valoración y una segunda victoria que contó con un gran Mario Hezonja y con 104 puntos anotados, el FC Barcelona necesitaba revertir la eliminatoria a base de defensa obligando al Real Madrid a tener malos porcentajes en sus tiros. Para el Real Madrid era la oportunidad pintiparada para cerrar la serie por la vía rápida aunque tenía tres oportunidades para lograr el pase a la gran final liguera.

Publicidad
Clorín

Una final que sería la séptima de Chus Mateo como entrenador del Real Madrid desde que cogió el cargo en julio de 2022. Unos números tremendos para un entrenador novato en las lides de entrenar a una franquicia tan enorme como es el Real Madrid. Facundo Campazzo, Fabien Causeur, Dzanan Musa, Mario Hezonja y Edy Tavares conformaban el quinteto inicial de los blancos. Como se esperaba, salida en tromba del FC Barcelona buscando sacar rápidas ventajas que le diese aire en el partido. Pero con un 7-2 en tres minutos, Jan Vesely ejecutó una falta antideportiva que desconectó al equipo blaugrana y dio alas al Real Madrid que forzó un parcial de 0-12 con un tremendo porcentaje en el triple y con Facundo Campazzo poniéndose a los mandos del partido para colocar el 7-14 para el Real Madrid en el minuto 5 de partido, roto por una nueva canasta de Jan Vesely que quería continuar con su buena racha del pasado viernes. Pero para ganar al Real Madrid actual, necesitas algo más que jugar bien. Y es mucho más difícil si el Real Madrid logra un 71% desde el triple en un primer cuarto. Tampoco le sirvió al Barça ser más intensos en defensa porque los árbitros les sancionaron con 7 tiros libres en 6 faltas cometidas. Los 5 triples del Real Madrid y los 7 tiros libres, si las matemáticas son correctas, suman 22 puntos de los 28 que terminaría anotando el Real Madrid en el primer cuarto que lograría una máxima de 11 puntos, rota por un 2+1 de Darío Brizuela para el definitivo 20-28 para el Real Madrid al final del primer cuarto. Un cuarto de 28 puntos que curiosamente solo es el quinto más anotador del equipo blanco en toda la serie. 28 puntos con un 73% en tiros de campo y con más (7) asistencias que (6) rebotes.

Pero las seis pérdidas de balón perjudicaron al Real Madrid de una ventaja aun mayor y el equipo lo terminaría pagando en los siguientes minutos. Y más cuando el FC Barcelona consiguió por fin sacar provecho de su mejor arma, el triple. Pero muy pocos podrían presagiar como y de quien llegarían esos triples blaugranas. Porque en el minuto 12, Jan Vesely era expulsado del partido tras recibir una técnica que sumada a la antideportiva del primer cuarto, le hacía abandonar la cancha con un 23-34 para el Real Madrid. Pero lejos de atormentar al FC Barcelona, la baja de Vesely fue un acicate para los blaugranas y el conjunto madrileño, no supieron aprovechar ese momento y estuvieron casi 5 minutos sin anotar una sola canasta ante un FC Barcelona que con un parcial de 8-0 volvían a meterse en partido con el 31-34 en el minuto 16 de partido. Y parecerá un sinsentido, pero debemos unir triples y pívots en la remontada del FC Barcelona ya que tuvieron un 5/5 desde el triple y todos fueron anotados por jugadores interiores. Porque cinco de las últimas siete canastas del Barcelona llegaron con 3/3 en triples de Jabari Parker para sus 11 puntos en este cuarto y un 2/2 en triples de Willy Hernangómez para sus 10 puntos. 21 puntos anotados de los dos interiores azulgranas, todos conseguidos tras la expulsión de Vesely que fueron los mismos que anotaba un errático Real Madrid que se quedaba con un 46% de acierto en el tiro para el definitivo 45-49 para el Real Madrid al descanso. Pese a la victoria al descanso, creo que fue una oportunidad perdida por el Real Madrid de haber podido romper el encuentro y donde sorprendentemente el rival fue superior en el juego interior,

Y es que los blancos no podían superar la defensa azulgrana que debía jugar al límite ya que se jugaban toda la temporada a un partido. Y en vez de eso, encontrábamos a un Real Madrid mejor en (12) asistencias que en (9) rebotes. Un efectivo 57% en el triple y los demasiados (en ambos equipos) tiros libres lanzados fue el mejor apoyo del equipo de Chus Mateo que seguía enseñando la estaca del 2-0 para intimidar algo más a su rival. Porque esas fueron las armas del Real Madrid para seguir avanzando en la segunda mitad del partido, Incluso pese al cambio de criterio arbitral donde los árbitros señalaron 7 faltas personales al Real Madrid en este cuarto por 10 en toda la primera mitad. En apenas tres minutos, el conjunto de Roger Grimau ya había conseguido remontar el partido hasta que apareció un Real Madrid mucho más global y, como decíamos, más acertado desde el triple. Porque gracias al tiro exterior, el equipo blanco pudo recuperar rápidamente su ventaja hasta el 58-62 en el minuto 25 de partido con Campazzo y Hezonja como ejecutores y frenando las acometidas blaugranas donde Jabari Patker volvía a estar imparable. Fueron los mejores minutos del FC Barcelona ante un Real Madrid que inexplicablemente no anotaba nada desde la zona, pero corregía con un 4/5 en triples que contuvo al FC Barcelona hasta el último triple de Ricky Rubio que colocaba el definitivo 76-72 para el FC Barcelona al final del tercer cuarto. 31 puntos anotaba el Barça en este cuarto con 5/10 en triples y con 11 rebotes, 6 de ellos ofensivos. Y es que ese era el gran problema del Real Madrid que volvía a perder 5 balones, pero ya no eran tanto por mal manejo de bola, sino por ciertas faltas ofensivas muy dudosas.

Y cuando estudiábamos lo sucedido en el tercer cuarto y buscábamos asiento para el cuarto partido, el verdadero Real Madrid resurgió de la manera menos sospechada durante el partido. Con un 1/4 en el triple, el equipo blanco decidió remontar el partido desde la pintura con un excelente 66% en tiros de dos, con un gran Vincent Poirier que hizo suya una zona que hasta pocos minutos haces correspondía a Jabari Parker. Y es que el nº2 del draft de 2014 se quedó en solo dos puntos en el último cuarto por 8 del gigante francés. Y poco a poco el Real Madrid fue remontando hasta el 85-87 del minuto 35 que fue definitivo para el FC Barcelona ya que su 33% en tiros de campo y 1/8 en triples del último periodo terminó por minar la resistencia blaugrana ante un Real Madrid que fue creciendo y con 6 puntos consecutivos de Facundo Campazzo, romper las ilusiones azulgranas, darle una nueva victoria al Real Madrid y el pase a una nueva final, la cuarta consecutiva, de Liga Endesa. Tras idas y venidas al Instant Replay, el resultado final fue 92-95 para el Real Madrid que sigue invicto en el Playoff de la competición. Y pese a no haber pisado a fondo el acelerador, 5 jugadores blancos por encima de 10 puntos y 10 de valoración, tres de ellos con 20 en valoración, Campazzo 21 puntos y 27 de valoración, Yabusele 11 puntos y 20 de valoración y Dzanan Musa con 14 puntos y 20 de valoración. El rival del Real Madrid en la final saldrá del duelo entre Unicaja Málaga y UCAM Murcia con ventaja momentánea de 1-2 para los murcianos. La final empezará el viernes 7 o el sábado 8 de junio.

Scroll al inicio
Ir al contenido