Liga Endesa Jornada 27ª: Real Madrid 72 Baxi Manresa 83

Viacrucis

El Real Madrid tuvo su viacrucis personal cuando tras realizar un nefasto partido en el lanzamiento a canasta tuvo opciones de vencer a Baxi Manresa pero donde los tres colegiados del partido no estuvieron nada acertados en sus decisiones del partido. Todos nos equivocamos, ellos también. Es la primera derrota de los blancos tras siete partidos y es la número 10 en toda la temporada.

Todos nos podemos equivocar. Puedo hacer una crónica poco acertada pero donde asumo cada palabra como cierta, como un Real Madrid errático con un 35% en tiros de campo o un Baxi Manresa sancionado con 26 faltas personales. También se puede equivocar un entrenador por poner un sistema u otro y ser negativo para el desarrollo de un partido y como no, se pueden equivocar los árbitros no señalando una acción ilegal durante el juego. También puedes equivocarte tú mismo lector, al malinterpretar una frase o una opinión aquí descrita. Todos tenemos derecho al error, pero en mí opinión, creo que el trío arbitral del partido de esta mañana Real Madrid y Baxi Manresa ha influenciado en el resultado final del partido. Es mi opinión y claro está, no tiene porque ser la misma que tengas tú, amigo lector. Pero por ello no nos vamos a descalificar y por tanto, yo tampoco lo haré, El Real Madrid disputaba esta mañana un entretenido partido de Liga Endesa contra un sorprendente Baxi Manresa quien con Pedro Martínez al frente, ha logrado clasificarse para la Copa del Rey y mantenerse en una cómoda octava posición con 15-11 de balance.

Publicidad
Clorín

Buenas noticias en la enfermería del Real Madrid, ya que Facundo Campazzo, Vincent Poirier y Gabriel Deck volvieron al roster del equipo tras su ausencia en la remontada ante Estrella Roja del pasado viernes. Carlos Alocén, Hugo González y Eli NDiaye se cayeron de la misma lista. Solo añadir que tras sufrir un pequeño pinchazo en la espalda, Mario Hezonja también se quedaría sin jugar. Facundo Campazzo en el base, con Alberto Abalde y Dzanan Musa en las alas y Guerschon Yabusele con Edy Tavares formaron el quinteto inicial de Chus Mateo para el partido de hoy. Solo tres minutos de partido pasaron hasta que Pedro Martínez tuviese que señalar su primer tiempo muerto por culpa de un 11-2 de inicio del Real Madrid que superaba en situaciones de Pick & Roll a su rival para encestar canastas sencillas bajo el aro manresano. Igual que sucedió el pasado viernes, Dzanan Musa lideró a su equipo a controlar el partido ante un Baxi Manresa que no encontraba muchas soluciones defensivas. Pero con el paso de los minutos, los catalanes se fueron encontrando más a gusto en ataque y empezaron a recuperar la renta de desventaja mientras añadían dureza defensiva que secó por completo el buen arranque del Real Madrid. Un 1-10 de parcial en 5 minutos, fue roto por un triple de Dzanan Musa que colocaba el 15-12 para el Real Madrid en el minuto 8 de partido y donde el Real Madrid continuaba con dificultades para anotar, como una bandeja de Yabusele anulada por una falta en ataque que los árbitros de inicio asumieron de Alberto Abalde y tuvieron que corregir en la mesa. Y de esa manera se consumía el primer tiempo con un parcial de 4-15 para Baxi Manresa que cerraba el primer cuarto con el 15-17 para los manresanos. De más a menos el primer cuarto blanco, que inició con 11 puntos en 3 minutos y solo 4 en 7, con lo que era evidente el 29% en tiros de campo y un inusual 33% en tiros de dos.

Tampoco la suerte fue un aliado del Real Madrid, ya que cometió demasiados errores en el tiro, ya sea porque no era el día o por la fuerte intensidad de Baxi Manresa en defensa que decidió cerrar su aro de cualquier manera. Casi tres minutos de segundo cuarto tuvieron que pasar para ver la primera canasta del Real Madrid. Tampoco fue más allá el ataque de Baxi Manresa pero sí contó con ese golpe de suerte de tener más tiros libres a su favor y mejor organización ofensiva. Digamos que en el Real Madrid solo aparecía Vincent Poirier mientras que en el Baxi Manresa, su 6/6 de inicio en el tiro libre le vino fenomenal para lograr una buena ventaja 25-31 para Baxi Manresa en el minuto 15 de encuentro. Porque todo aquél que jugase minutos en el segundo cuarto del Real Madrid logró un desafortunado 3/10 en tiros de campo y jugadores como Musa, Tavares o Campazzo se quedaron sin anotar, por ejemplo. En Manresa, tampoco estuvieron muy acertados, pero corrieron con la suerte de tener un 5/7 en tiros dentro de la zona, fastidiado por el 1/4 de Brancou Badio. Y nada cambiaba, los 10 rebotes, acompañado de las 8 asistencias y de la única pérdida de balón, les terminó de convertir en el claro dominador de un partido donde el Real Madrid se chocaba frontalmente con la defensa de Baxi Manresa y con las decisiones arbitrales. Un triple de Dani García colocaba el peligroso 29-36 para Baxi Manresa y aunque no fuese de la manera más ortodoxa, el Real Madrid remontaba gracias a un 5-0 de parcial con Deck y Yabusele de protagonistas. Pero en el momento en que el equipo blanco pudo remontar, los árbitros decidieron señalar como antideportiva para Facundo Campazzo una acción donde Dani García se tropieza por sí solo en la mitad de campo. Además, añadieron una canasta que se produjo tres segundos después y ya con el partido parado. Tuvo que usar Chus Mateo su posibilidad de Instar Replay para que los colegiados rectificasen en la falta antideportiva convirtiéndola en falta común – ya que no se puede anular una falta sancionada – y después corregir su error de permitir la canasta posterior. Dos minutos para el descanso, pero el partido ya se les había ido de las manos a los colegiados. Apenas tres tiros libres más anotados por Baxi Manresa dejaron el resultado en un claro 34-41 para Baxi Manresa al descanso.

Sin excusas, Baxi Manresa dominaba el partido por culpa de los errores del Real Madrid con un 37% en tiros de campo y un 2/10 en el triple. Y todo eso pese al 7/14 de Baxi Manresa en tiros libres en la primera mitad que, de haber tenido más fortuna, podría haber decidido el encuentro. Un partido ya sentenciado por una polémica actuación arbitral donde pudimos comprobar como ambos entrenadores se quejaban a los colegiados camino de los vestuarios. Pero el Real Madrid no funcionaba como nos tiene acostumbrados esta temporada donde entre Deck Poirier Yabusele y Musa se anotaban 29 puntos de los 34 del equipo en la primera mitad. Pero el problema se fue agigantando durante el tercer cuarto más de cuatro minutos para ver la primera canasta en juego del tercer cuarto del Real Madrid que también era la primera de Campazzo en todo el partido. Y es que la suerte no fue una aliada con el Real Madrid en sus tiros a canasta, quizá fuese por la tensión de verse por debajo en el marcador o por la intensidad defensiva de Baxi Manresa. Un 4/18 en tiros de campo, fue el botín que sacó el Real Madrid en el tercer cuarto y donde tuvo la fortuna arbitral de encontrarse con un 10/13 en tiros libres en 7 faltas señaladas al Baxi Manresa solo dos menos que las 9 pitadas al descanso. Un 6-0 de parcial colocaba el 44-49 para el Real Madrid en el minuto 25 de partido. Pero el Real Madrid no iba a mejorar su porcentaje en el tiro y continuaba por debajo en el marcador por culpa de su 0/8 en triples en este cuarto. Ni siquiera una canasta de Deck a falta de dos minutos que anuló Pedro Martínez llegando a la zona técnica del Real Madrid y sin recibir técnica, ayudó a los árbitros que nuevamente la volvieron a liar dándole la razón al entrenador catalán y posteriormente volviendo a hacer intervenir a Chus Mateo con otro challenge para que los árbitros anulasen una canasta mal dada a Baxi Manresa por posible tapón ilegal de Poirier. La decisión final fue de anular la canasta de Deck, anular la canasta de Baxi Manresa y darle dos tiros libres al cuadro catalán por dos técnicas sancionadas a Sergio Llull y Chus Mateo. Parcial de 4-4 y final del tercer cuarto con ventaja 52-60 para Baxi Manresa. Contaba el Real Madrid con un decepcionante 31% en tiros de campo y con 13 pérdidas de balón, así es imposible ganar un partido.

">

Malos números en la cancha producidos por errores tanto en ataque como en defensa. Hoy no era el día, pero todos somos humanos y tenemos derecho a equivocarnos. Pero en el deporte, si te caes te vuelves a levantar y lo vuelves a intentar. Es el ADN del Real Madrid que tuvo en Sergio Rodríguez al mago de última hora para intentar levantar el partido que no merecía ganar el Real Madrid sencillamente, porque no le entraban los tiros. Un 7-0 de parcial puso de nuevo algo de emoción al partido donde Vincent Poirier y Gabriel Deck alimentaron el marcador madridista logrando los anisados 20 puntos en un cuarto. Una bandeja de Sergio Rodríguez colocaba el ajustado 63-64 en el minuto 35 de partido. Pero el mal funcionamiento del ataque del Real Madrid más allá de Poirier con sus 19 puntos y 32 de valoración y la entrega de Baxi Manresa, bajaron los humos al aficionado blanco con un 3-9 de parcial que terminaría dando la victoria a los catalanes, no sin antes volver a vivir otro espectáculo de los colegiados que hicieron del último minuto otra obra desquiciante para el jugador, entrenador, espectador y aficionado que quiere ver un duelo de baloncesto. Final del partido con el 72-83 para Baxi Manresa que asaltó el WiZink Center como ya hizo en el Palau Blaugrana. Decepción en Madrid por el pobrísimo 35% en tiros de campo y un 3/25 en triples. Pero llegaron vivos al partido, pero sufrieron en sus carnes, un clarísimo viacrucis por la actuación arbitral.

Más vídeos del partido en Youtube

Scroll al inicio
Ir al contenido