Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Victoria, Espectáculo y Objetivo Cumplido
Euroliga Jornada 31: Real Madrid 90 Fenerbahce Beko 75

Victoria, Espectáculo y Objetivo Cumplido

Objetivo cumplido del Real Madrid que lográ de manera matemática la ventaja de campo en los próximos playoffs mientras mantiene viva su lucha por el liderato final en la clasificación. Partido completo con 90 puntos con un 57% en tiros de campo y triples además de 27 asistencias realizadas, 7 de Adam Hanga. El Real Madrid es colíder junto a Olympiacos con 22-9 de balance y mañana volverá a Belgrado para enfrentarse a Partizan de Obradovic.

La temporada del Real Madrid continúa su curso. A punto de finalizar el mes de marzo, anoche el equipo de Chus Mateo disputaba su undécimo partido del mes y casi sin darnos cuenta, nos estábamos encontrando en el final de la Liga Regular de la Euroliga. Y buena prueba del buen trabajo de Chus Mateo y de los jugadores es que se disponían a consolidar, en caso de ganar a Fenerbahce, la ventaja de campo en los próximos Playoffs de acceso a la Final Four a falta de tres jornadas para cerrar la primera fase. Y, como decíamos, se necesitaba ganar a Fenerbahce situado en 5ª posición con 18-12 de balance a dos victorias del 4º puesto y sintiendo el aliento de Maccabi y Partizán por detrás. En cambio, el Real Madrid perseguía su objetivo de la ventaja de campo, pero sin olvidar el coliderato que mantiene con Olympiacos con 21-9 de balance. Tras su fantástica victoria en Bolonia el pasado viernes, el partido de anoche se antojaba durísimo ante un equipo lleno de estrellas con la llegada de Tyler Dorsey desde la NBA.

Publicidad
Clorín

Sin cambios en la rotación del Real Madrid para enfrentarse a Fenerbahce, en la misma semana que hemos sabido que a Sergio Llull se le espera para los Playoffs de la Euroliga y que Anthony Randolph ultima los plazos para reaparecer más pronto que tarde. Para empezar el partido de anoche, Chus Mateo colocaba a Adam Hanga en el puesto de base, con Dzanan Musa y Gabriel Deck como aleros y Guerschon Yabusele con Edy Tavares en la pintura. Apenas 100 segundos habían transcurrido de partido cuando ya pudimos trolear el devenir del partido con una canasta de dos, un triple y dos asistencias del Real Madrid junto a una falta personal de Edy Tavares que, curiosamente, no fue trascendental en la marcha del partido. Aunque el partido comenzó muy igualado con gran acierto entre ambos equipos con un Dzanan Musa espectacular y un Nick Calathes que repartió nada menos que 5 asistencias en el primer cuarto. Tan igualado era el partido que Fenerbahce comenzaba dominando 11-12 en el minuto 5 con grandes acciones de su pareja interior Booker y Mobley que posteriormente, tuvieron que abandonar la pista al tener – como Tavares – dos faltas personales demasiado temprano. Y es que Fenerbahce empezó de manera magistral en el triple poniendo en dificultades a un Real Madrid que no se almidonó y consiguió un parcial de 11-2 para no dejar la ventaja en el partido jamás. Y es que apenas anotaba una canasta en juego Fenerbahce en 5 minutos para dejar el resultado de 24-21 para el Real Madrid al final del primer cuarto. No sorprendía tanto los 24 puntos del Real Madrid como sí los 7 rebotes 8 asistencias y 3 robos en apenas un cuarto.

Un primer cuarto muy igualado donde Fenerbahce también lograba 7 rebotes 5 asistencias (todas de Calathes) y manenía un 50% en tiros de campo por el 60% en tiros de campo que llevaba un descomunal Real Madrid. Pero tanto hablar de acierto, los errores debían llegar pero curiosamente solo aparecieron en las filas de Fenerbahce ya que el Real Madrid continuaba cabalgando empezando a marcharse en el marcador con un parcial de 8-2 en tres minutos que, usando minutos del primer cuarto, superaba el 19-4 en apenas 8 minutos de juego. Pero no era tanto de fallar y acertar como sí de buenas defensas en el Real Madrid ahora con Cornelie y Poirier que apenas permitían puntos de Nigel Hayes (7 puntos) y Nick Calathes (8) que sumaron  más de la mitad de los puntos de Fenerbahce en el segundo cuarto, mientras que en el Real Madrid el triple fue un arma de doble filo, no solo para especialistas sino también para los exteriores anotando 6/7 triples en el segundo cuarto colocando un peligroso 36-28 en el minuto 15 para el Real Madrid. Y si hablamos de triple no debemos olvidarnos de Petr Cornelie capaz de anotar 3 triples consecutivos que permitía a los blancos coquetear con la decena de diferencia. Pero Fenerbahce seguía dando guerra en el partido anotando otros tres triples y volviendo a dejar el partido en un puño con un parcial de 3-8 para el equipo otomano. Pero los triples madridistas y los tiros libres de Dzanan Musa dejaba el resultado en 49-44 para el Real Madrid al descanso. Una primera parte primorosa del Real Madrid en ataque con 49 puntos, con un 61% en tiros de campo 14 rebotes y 14 asistencias en apenas 20 minutos de juego.

Lo bueno era tener a todos los jugadores madridistas enchufados con 49 puntos anotados y solo Dzanan Musa llegando a 10 puntos y con mucho descanso de Tavares debido a sus dos faltas señaladas en el primer cuarto. Lo malo era tener a todo un Fenerbahce a rueda con sus dos cincos sentados por personales y con dos exazulgranas como Hayes y Calathes manteniéndoles en el partido. Pero el Real Madrid iniciaba el tercer cuarto de manera explosiva y dejando en cuadro a Fenerbahce que tardó tres minutos en anotar su primera canasta de la segunda parte dejando un claro 60-48 en el minuto 25 con el dúo francés Poirier y Yabusele mandando en el partido donde, de nuevo, Edy Tavares sufrió su tercera falta personal y volvió a perderse muchos minutos en el partido. Desde ese momento, el parcial del partido estuvo igualado gracias sobretodo a los 5 rebotes ofensivos que lograba Fenerbahce y que lograba frenar la ofensiva madridista que se quedaba por primera vez por debajo de los 20 puntos en un cuarto. Pero aún así el Real Madrid se llevaba también el parcial del tercer cuarto donde el daño lo hizo al inicio y ahora solo tenía que manejar su ventaja al final del tercer cuarto con el 68-58 logrado con un espectacular Alley Op entre Rudy Fernández y Vincent Poirier. Con otro espectacular 58% en el tercer cuarto el Real Madrid lo tenía casi todo hecho para lograr llevarse la victoria.

Y sumando unos números espectaculares como las 20 asistencias que parecía dejar en ridículo los 22 rebotes logrados por los blancos o los 20 rebotes conquistados por los de Estambul con 8 de ellos en ataque. Pero el partido no modificaba su rumbo y el Real Madrid seguía encontrando con facilidad el camino al aro con un nuevo parcial de 9-4 para los blancos que ponían tierra por medio con el 77-63 en el minuto 35 de partido con un Poirier sensacional con 11 puntos y 4 rebotes aprovechándose del banquillazo por faltas de Edy Tavares. Apenas dio un pequeño susto Fenerbahce cuando, gracias a sus rebotes ofensivos, conseguían colocarse por debajo de los diez puntos con un parcial de 2-8 pero anoche el triple quiso darle la ventaja necesaria para que el Real Madrid se llevase finalmente el partido 90-75 y se clasifique de manera matemática con ventaja de campo para los Playoffs del próximo abril. Y es que el Real Madrid conquistaba un excelente 57% en el triple, uno de sus talones de Aquiles particular durante la temporada europea. Dzanan Musa anotaba 16 puntos en 16 minutos, logrando un 25 de valoración. Mientras que Gabriel Deck conseguía 23 de valoración con “solo” 6 puntos, pero con 8 rebotes y 5 asistencias. Mañana viernes, el Real Madrid rendirá visita a Partizan para seguir en la pelea por lograr la primera posición de la clasificación final aunque, realmente, el objetivo ya está conseguido.

Más vídeos del partido en Youtube.

Scroll al inicio
Ir al contenido