Inicio / Canastas / Real Madrid Baloncesto / Williams-Goss cerró la fiesta
Liga Endesa Jornada 34: Real Madrid 79 Real Betis Baloncesto 77

Williams-Goss cerró la fiesta

Nueve puntos de Nigel Williams-Goss en dos minutos, da la victoria al Real Madrid y manda a la Leb Oro a un luchador Real Betis que aprovechó la relajación madridista durante los tres primeros cuartos para dar el susto y soñar con la permanencia. Los blancos logran su décima victoria consecutiva y afrontará el Playoff de cuartos de final contra erl Gran Canaria desde el domingo,. En la previa del partido, el Real Madrid y el equipo Junior, ofrecieron sus Copas de Europa conquistadas en Kaunas

El Real Madrid volvía a la competición tras haberse proclamado brillantemente campeón de la Euroliga tras vencer a Olympiacos en la gran final. Apenas había pasado 72 horas y los blancos debían cumplir con la última jornada de la Liga Endesa donde se decidiría si terminara 2º o 3º clasificado. Para ser segundo, debería ganar al Real Betis y esperar una derrota de Baskonia en Girona. De ganar Baskonia o de perder los blancos contra el Real Betis, el Real Madrid finalizaría tercero la Liga Regular. Los actos previos al partido trajeron el homenaje del equipo de Chus Mateo a su afición y mostrándole el trofeo de la Euroliga. También el equipo Junior, flamante campeón en Kaunas de la categoría ofreció su preciado trofeo. A todo esto, esperaba el Real Betis que necesitaba ganar para asegurar la permanencia, pero una derrota le haría mirar a Granada y esperar una derrota del cuadro andaluz para seguir una temporada más en Liga Endesa. En el Real Madrid volvía Dzanan Musa y Sergio Llull al equipo tras ser descartes en la holgada victoria en Gran Canaria de hace 10 días y causaban baja Rudy Fernández y Sergio Rodríguez. Tampoco se vistieron los lesionados de larga duración Vincent Poirier, Gabriel Deck y Carlos Alocen.

Publicidad
Clorín

Último partido de Liga Regular, pero con cosas en juego. Sí los blancos ganasen debían mirar el resultado de Baskonia que terminaron ganando y no permitiendo al Real Madrid moverse de su tercera posición. Y la victoria de Granada ante Joventut, obligaba a Real Betis a vencer en el WiZink Center a un Real Madrid que podría seguir con la mente en Kaunas. El Real Madrid salía con Nigel Williams-Goss en el base, con Alberto Abalde y Dzanan Musa como aleros y con Guerschon Yabusele y Edy Tavares como pívots. Salida en tromba del Real Madrid que inició un parcial de 9-2 dominando el juego interior y teniendo de nuevo a Guerschon Yabusele como el jugador más entonado con 6 puntos. Le costaba anotar a Real Betis que anotaba su único triple del primer cuarto para rebajar su desventaja hasta el 12-7 en el minuto 5 de partido. Minuto en el que Chus Mateo decidió dar descanso a Tavares y Luis Casimiro dio entrada a Pasecnicks que aprovechó la baja del caboverdiano para anotar 8 puntos casi consecutivos para acercar nuevamente a Real Betis pese a los intentos de Dxzanan Musa por mantener al Real Madrid por delante en el marcador. Los triples volvieron a ser un suplicio para ambos equipos, sumando un 4/18 entre los dos equipos, pero con unos buenos 12/17 en tiros de campo que provocaron buenos movimientos zonales para anotaciones sencillas. Al final los tiros libres le valieron al Real Madrid para marcharse con ventaja 24-19 al final del primer cuarto. Un 47% de acierto para los blancos que tuvieron a Nigel Williams-Goss repartiendo 5 asistencias en 6 minutos y a Edy Tavares quien, en apenas 5 minutos, anotaba dos puntos cogía 4 rebotes y colocaba su primer tapón.

Pero el Real Madrid no pareció tener motivación en el segundo cuarto para seguir jugando al baloncesto compartido y pasó de dar 10 asistencias en el primer cuarto a tan solo 4 en este segundo cuarto. El motivo era la cantidad de jugadas individuales y con errores que cometían los blancos en la noche de ayer. Solo Mario Hezonja parecía estar ojo avizor dentro de un cuarto donde solo el croata pasaba de 4 puntos anotados en los dos equipos. 10 jugadores consiguieron al menos un punto y cuatro de ellos vestían de blanco. Otras cuatro asistencias repartió Real Betis en un segundo cuarto que le costaba reiniciarse. Dos minutos estuvo el marcador sin moverse y comprobamos la obsesión madridista con el triple. 7 minutos sin anotar un solo lanzamiento cerca de los ocho o nueve intentos sin apreciar como Real Betis se acercaba peligrosamente para seguir manteniendo vivo su posibilidad de mantener su plaza en ACB la temporada que viene. Y de esta forma el partido volvía a estar en un puño con el 32-30 en el minuto 15 de partido donde los ataques pasaban de largo y las defensas parecían hacerse fuertes. Y de nuevo el partido se convirtió en un correcalles de despropósitos con apenas ataques civilizados con 4 asistencias por equipo, 2 pérdidas por equipo, hasta 5 tapones y eso sí, 13 rebotes del Real Madrid y 14 del Real Betis en un solo cuarto. Apenas parcial de 6-8 para Real Betis en 5 minutos que dejaba las tablas 38-38 al descanso. Unos números paupérrimos de 25% en tiros de campo en el Real Madrid en el segundo cuarto que empezaba a notar el cansancio de Kaunas y las posteriores celebraciones ante un Real Betis que tampoco estuvo muy allá en el partido más importante de su temporada. Solo Mario Hezonja con 7, anotó más de 4 puntos en el segundo cuarto.

Y cuando creímos que el paso por el vestuario iba a calmar y relajar ánimos, vimos un tercer cuarto de la misma pereza ofensiva del Real Madrid. Porque ahora los blancos sumaban más (3) pérdidas que (2) asistencias siendo una de ellas de Edy Tavares. Y es que el caboverdiano volvió a ser vital en el cuadro blanco para mantener la ventaja en el marcador ante un Real Betis que ahora encontró el acierto en el triple con su 4/8 para empezar a dar sustos no solo al Real Madrid, sino al Covirán Granada que dependía de la derrota bética su permanencia en la ACB. Y con un triple de Jean Moreno, el Real Betis se ponía por delante en el partido contra un Real Madrid encabezonado con el lanzamiento de triple, quedándose en un 0/8 en el tercer cuarto que, sumado a los números del descanso, eran un 5/30 al final del tercer cuarto. Por eso y por los 9 puntos sin fallo de Tyson Pérez, Real Betis se colocaba 42-44 por delante en el minuto 25 de partido. Y es que al Real Madrid solo le valía los 6 puntos de Guerschon Yabusele que también recogía 3 rebotes, pero bien acompañado por Edy Tavares que sigue siendo fundamental con los 6 puntos y 5 rebotes que consiguió en el tercer cuarto. Pero poco más sacó el Real Madrid en positivo donde el resto de compañeros sacaron 7 puntos, 5 desde el tiro libre que fue la fuente de alimentación del Real Madrid en el tercer cuarto. 9 de sus 19 puntos llegaron desde la línea de personal. Ni siquiera la vuelta a cancha de Mario Hezonja le valió para remediar una situación complicada que provocaba las primeras alegrías de Real Betis que se encontraba con un claro 53-60 en el minuto 29 de partido, aunque una canasta de Eli NDiaye y una nueva decisión polémica arbitral colocaba el definitivo 57-61 para Real Betis al final del tercer cuarto que daría la salvación al equipo verdiblanco.

Otra vez los árbitros de la Liga Endesa que podían provocar un desbarajuste tal que encendieron las energías del Real Madrid que terminaron por descomponer al Real Betis y darle mucha emoción a un partido que durante largos minutos estuvo metido en el letargo madridista. Y todo empezó con 5 puntos consecutivos de Fabien Causeur todos en la zona donde el Real Madrid conseguía un 6/7 en el último cuarto tras el 46% en tiros de dos en los tres cuartos anteriores. Y es que ahora a Real Betis le costaba mantener el ritmo impulsado por los blancos que se colocaban a tiro 68-69 en el minuto 35. Porque ahora, a diferencia de todo el partido, el 30% de acierto en el tiro de campo ya no les valía. Aun así, el Real Betis soñaba con la permanencia gracias al 70-77 en el minuto 38. Fueron los mejores minutos del partido puesto los blancos querían ganar delante de sus aficionados y el Real Betis quería su permanencia. Pero había un jugador que pasó a ser héroe para Madrid y Granada y antihéroe para Real Betis y la ciudad de Sevilla, porque Nigel Williams-Goss anotaba los 9 puntos finales del Real Madrid en 120 segundos incluido el tiro final a falta de 6 segundos que fue una daga directa al corazón verdiblanco que se despedía de la Liga Endesa por la próxima temporada tras caer por 79-77. Al final Williams-Goss sumaba 11 puntos como Causeur y Hezonja , mientras que Tavares con 10 puntos y 9 rebotes sumaba 23 de valoración. El Real Madrid termina tercero en la Liga Regular y se enfrentará desde el próximo domingo al Gran Canaria en el Playoff de cuartos de final por el título de la Liga Endesa.

Más vídeos del partido en Youtube.

Scroll al inicio
Ir al contenido