Inicio / Deporte de barrio / ¡El Tuna es inmortal!
¡El Tuna es inmortal!
¡El Tuna es inmortal!
Tuna F.C. 8 - 3 Evin Kebab

¡El Tuna es inmortal!

Un Tuna estratosférico pone el broche de oro a la temporada y se clasifica para la Fase Final de Madrid. El Evin Kebab llegó a estar 3-2 pero acabo perdiendo por goleada. Alejandro, que tuvo que ver la roja por una patada fue perdonado. El Tuna ya mira de reojo a Junio, a la espera de la Fase Final de Madrid. 

Parecía que iba a ser un partido muy complicado ¿No? O al menos así lo expresaba en palabras del capitán Borja: ‘’No vamos a ganar’’. Pobre de Borja que no sabía lo que pasaría durante el partido… Con un gol de Pablo Domínguez daba comienzo una plácida tarde en Rodríguez Sahagún que acabaría en una fiesta. No había manera para el Evin Kebap, que lo intentaba de todas las maneras pero todas ellas sin éxito. 

Los goles seguían viniendo y el Evin Kebap se vió en menos de 5 minutos con 3-0 en el marcador y contra las cuerdas. Pero no sería el final del Evin Kebap, vieron que al portero del Tuna se le podía probar, y así fue, 3-1 y 3-2 de la mano y el Tuna grogui. Entraban los escalofríos en el cuerpo cuando se empezaba a vislumbrar una remontada similar a la del Real Madrid al PSG o la del Chelsea al Real Madrid, pero al final siempre acaba ganando el Madrid, en este caso el Tuna. 

A la vuelta del descanso empezaría un partido trabado con muchas pérdidas y juego sucio. Alejandro era el protagonista de una sucia acción que era merecedora de roja. Intercambio de palabras y de gestos, Javier solicitando al colegiado tarjeta tras un penalti no pitado y una agresión con balón que finalmente acabó desembocando en tarjeta amarilla. Seguían los goles pero para el Tuna y el marcador ya reflejaba 4-2, no estaría todavía hecho cuando en una misma acción los jugadores del Evin Kebap pedían que balón había entrado en portería hasta en dos ocasiones, ambas salvadas por el portero. 

Caía el sol en Madrid al ritmo que el Tuna se divertía en el terreno de juego y los goles venían como agua en mayo. Hasta el 8-3 se iría el partido, eso sí con el Evin Kebap luchando cada balón e intentando perder el mínimo tiempo posible sabiendo que el partido estaba acabado y la fe se había terminado. Un feo cruce de palabras entre dos jugadores de ambos equipos no eclipsaría la victoria. Ganó el Tuna, venció el mejor y ahora queda la Fase Final de Madrid donde solo están los mejores.

 

Más noticias sobre...

Scroll al inicio
Ir al contenido