Inicio / DH5 / Al Real Valladolid se le congela la pólvora y no pasa del empate ante el Numancia
Jº27. Real Valladolid 0-0 CD Numancia

Al Real Valladolid se le congela la pólvora y no pasa del empate ante el Numancia

Los blanquivioletas dispusieron de claras ocasiones, pero se toparon con un soberbio Marqués en portería que se erigió en héroe

No pudo el Real Valladolid imponer su fuerza ante el Numancia. Ese pulso, mano a mano acabó nulo. Las fuerzas fueron equilibradas y ningún brazo acabó cediendo. Marqués se erigió como el héroe de la tarde. El guardameta fue el encargado de sostener a los suyos cuando el vendaval blanquivioleta asolaba. El reparto de puntos satisface más al Numancia, inmerso en la lucha por salir de los puestos de descenso. El conjunto numantino se encuentra a cuatro puntos del Sansa, que marca la salvación. Todo lo contrario, para el Real Valladolid, que cae hasta el octavo puesto. Los Anexos siguen siendo una fortaleza, pero se es necesario sumar de tres en tres si el próximo curso se quiere disputar la Copa del Rey Juvenil.

El encuentro fue especial para Adrián Peña, David Anta y Dani García, formados en la cantera blanquivioleta. Lo más seguro es que competir en tierras vallisoletanas les evoque a recordar buenos momentos.

Manu Olivas agitó tanto la alineación que solo permanecieron tres supervivientes respecto a la derrota ante el Real Madrid. Repitieron Neira, Yago San Miguel y Flores. El técnico apostó por David en portería, Aranda y Antonio como tándem de centrales y Platero en el lateral izquierdo. Doble cerrojo en el medio del campo con la disposición de Cristian y Thiago, mientras que Diego ejerció de director de orquesta y Adri Fernández se ganó la titularidad como extremo derecho.

El Real Valladolid agarró la pelota desde el inicio del encuentro. Trató de imponer su dominio por medio de una circulación rápida. Neira y Thiago fueron los primeros en encontrar las rendijas, pero sus ocasiones chocaron con Marqués. Fue el preludio de lo que iba a ser el encuentro, los blanquivioletas llevando la manija y el Numancia buscando contener ese empuje. Probó fortuna un Yago San Miguel que se ha convertido en el hombre de Manu Olivas, indispensable en todos las alineaciones desde que se recuperó de su lesiónn, pero la portería del Numancia tenía un buen cerrojo. Tuvo el 1-0 Antonio, pero el central que se sumó al ataque lamentó una nueva ocasión. Marqués era una pesadilla para el Real Valladolid y un bálsamo para el Numancia.

Era necesario encontrar la llave para abrir el cerrojo numantino. Por ello, Manu Olivas se giró hacia el banquillo y llamó a filas a Galde, Arco y Hugo San. Los cambios aportaron frescura, pero el cielo seguía nublado. Marqués se crecía en cada ocasión desbaratada y el Real Valladolid se desesperaba al ver que el gol no llegaba. Era el minuto 69 y era el momento para los dos últimos cambios. Entraron Bonilla y Tomás, pero la pistola blanquivioleta estaba encasquillada. Esa luz en ataque no llegó y el Pucela se tuvo que conformar con un punto en un nuevo derbi regional que examinó la paciencia de un Real Valladolid que debe apretar en este tramo final de temporada para no acabar con mal sabor de boca.

Scroll al inicio
Ir al contenido